Industrias valoran las ganas de aprender

Ser proactivo, tener determinación, capacidad de resolución de conflictos, autogestión y muchas ganas de aprender, más allá de las capacidades técnicas, son las aptitudes más valoradas por las empresas en general, pero sobre todo por las socias de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/AS5VMWWFTREYVG4PXB2HCZF7FE.jpg

La Cappro está conformada por 11 empresas industriales que procesan oleaginosas para la obtención de harina, cascarilla de soja, aceite crudo y refinado. Algunos de los asociados también realizan otros procesos industriales conexos, como envasado de aceites comestibles, producción de grasas, margarinas y balanceados. Las firmas asociadas y principales procesadoras de oleaginosas del país son: ADM, Algisa, Bisa, Bunge, Caiasa, Cargill, ContiParaguay, Copagra, LDC, Merco y Oleaginosa Raatz.

“Nuestra misión como gremio es impulsar la industrialización de oleaginosas y cereales en el país, de modo a aprovechar de mejor manera las potencialidades que tiene Paraguay como gran productor agrícola y convertirnos en un proveedor de alimentos con valor agregado para el mundo. Nuestra visión pasa por el desarrollo integral de la cadena de valor de nuestro sector, apuntando a consolidar el procesamiento, y que a partir de esto se desarrollen otras industrias relacionadas”, asegura Sandra Noguera, gerente general de la Cappro.

Los ingenieros químicos, mecánicos y eléctricos están entre los perfiles más demandados por las plantas industriales de este rubro en la actualidad. No obstante, el sector agroindustrial ocupa a una amplia gama de profesionales.

PUBLICIDAD

La Cappro y sus empresas asociadas ocupan a más de 8.800 personas en actividades vinculadas de manera directa o indirecta al procesamiento de oleaginosas; 2.200 de manera directa en las plantas (que requieren mano de obra altamente calificada), y aproximadamente 6.600 de manera indirecta en empresas de servicios conexos como son las empresas de mantenimiento, montajes, ingeniería, navieras, entre otras.

La proactividad, determinación, capacidad de resolución de conflictos, autogestión y las ganas de aprender, más allá de las capacidades técnicas, así como saber incorporar nuevas habilidades en el uso de la tecnología, son las aptitudes tenidas en cuenta a la hora de emplear a la gente en el sector. “Las empresas están en constante proceso de transformación y las personas que forman parte de ellas deben ser capaces de entender y adaptarse a estos cambios”, agrega Noguera.

Asimismo, uno de los factores más analizados es la experiencia laboral, de manera a entender cómo esta se asocia a la posibilidad de que el candidato sepa trabajar bajo presión.

“La Cappro celebra el Día del Trabajador renovando su compromiso con el agregado de valor a las materias primas agrícolas del país, trabajando por impulsar la industrialización de oleaginosas y cereales en coordinación con el sector público, fomentando el crecimiento de la producción agrícola e industrial, generando mayores ingresos de divisas y más puestos de trabajo formales y de calidad, con responsabilidad social y medioambiental”, sostiene la gerente general. Finaliza diciendo que este gremio está comprometido en contribuir en la consolidación de un país sostenible y con visión de futuro.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD