Fondec: una historia de compromiso con la cultura

En 1998, el Congreso Nacional aprobó, con coherente criterio, la Ley 1299, que creaba el Fondo Nacional de la Cultura y las Artes (Fondec), entidad autárquica, con personería jurídica y autonomía funcional para el cumplimiento de sus fines: financiar y promover las actividades culturales en todo el territorio nacional.

¿Por qué decimos «con coherente criterio»? Porque históricamente, pese al desamparo estatal, los mejores embajadores de Paraguay siempre han sido los artistas. Ellos, con su arte, engrandecieron el Paraguay espiritual. Y este fondo, justicieramente, llegó con el propósito de estimular la creación y la difusión e incrementar el acervo cultural mediante la financiación adecuada y la búsqueda de la profesionalización de los artistas en igualdad de condiciones.

A través de esta institución, con el fin de impulsar el desarrollo de la identidad paraguaya, se han venido apoyando todas las expresiones artísticas: teatro, danza, ópera, zarzuela y artes plásticas; pintura, grabado, escultura, escenografía, diseño creativo, fotografía, literatura, música, cinematografía; festivales y todas las expresiones populares y de los pueblos originarios, siempre dentro del respeto por la libertad de creación, pensamiento y expresión y de la igualdad de oportunidades para todos.

Este año, a casi dos décadas de su creación, por primera vez el Fondec realizó una profunda exploración de su realidad como institución y encontró entre sus debilidades que su radio de acción básicamente no va más allá de la Gran Asunción. El ochenta por ciento de los recursos se ha desembolsado en esta zona del país; solo el veinte por ciento fue al resto de los departamentos, e incluso algunos se quedaron sin nada.

Ante esta situación, a partir de este año se ha establecido una distribución más equitativa, asignando una parte de los recursos a todos los departamentos de acuerdo a su porcentaje de población. También se ha establecido una política de difusión y capacitación para la presentación de proyectos que buscan contar con el apoyo del Fondec.

Este nuevo esquema, sin duda, requerirá de la buena voluntad política del Estado, pues se deben aumentar considerablemente los recursos hasta ahora asignados al Fondec. En ese sentido, cabe señalar que en el 2016 el Fondec recibió 357 proyectos culturales en diferentes disciplinas que sumaron 13 137 489,608 guaraníes. De estos proyectos, solo 196 carpetas, por un total de 5 074 millones, fueron adjudicados; quedaron insatisfechos 161 proyectos, que, sumados, requerían 8 043 489,608 guaraníes.

Si bien no todos los proyectos calificaban para el apoyo, es penoso dejar postergadas muchas carpetas con altas calificaciones del jurado. Esta situación, al no ser bien informada a los hacedores de la cultura, incluso ha generado versiones y aversiones relativas a los consejeros, encargados de evaluar y asignar los recursos para la ejecución de los proyectos.

Lo cierto es que el Fondec, institución sin local propio, con presupuesto escuálido y menos de veinte funcionarios que cargan con la responsabilidad de atender los requerimientos de los artistas a nivel nacional, pasó a la edad madura entre desmesuradas expectativas de los hacedores de cultura, y no puede menos que requerir de las autoridades nacionales una dosis mayor de patriotismo para poder seguir cumpliendo su misión, pues hoy, en un mundo globalizado, la soberanía de una nación ya no se defiende en la línea imaginaria de los hitos fronterizos, sino internamente a través de la cultura, estimulando la creación artística, preservando el patrimonio nacional, incrementando el acervo cultural en todo el territorio nacional e incentivando la profesionalización de los artistas.

catalobogado@gmail.com

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.