Adecuación de barras en Yacyretá para la salida al nivel de 500 kV

Desde su estación eléctrica blindada a gas SF6, la central hidroeléctrica de Yacyretá proporciona energía eléctrica al nivel de 500 kV a tres líneas de transmisión argentinas denominadas LA 1, LA 2 y LA 3 (esta última fuera de servicio desde el 16 de junio de 2019), a causa del apagón general por inconvenientes en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI), hasta la estación Rincón Santa María (Argentina), y a una LT de 500 kV de 16 km a través de la posición Línea Paraguaya 1 (LP 1), que se encuentra limitada a 750 MVA, que va hasta la Estación Ayolas de ANDE.

RESUMEN DE ACTIVIDADES YA REALIZADAS Y PENDIENTES
RESUMEN DE ACTIVIDADES YA REALIZADAS Y PENDIENTESArchivo, ABC Color

En marzo de este año comenzaron los trabajos para disponer de otro punto de salida a 500 kV en la posición Línea Paraguaya 2 (LP 2), que conectará Yacyretá con la LT 500 kV que llega hasta Villa Hayes, que permitirá acceder al 100% de la energía paraguaya y la potencia de 1.550 MW de Yacyretá, con fecha de culminación a diciembre de 2019.

Los trabajos se realizan conforme al cronograma previsto y con fecha prevista para su culminación el 26 de diciembre del presente año, los cuales permitirán la anhelada soberanía eléctrica paraguaya en esta binacional, que –de hecho– le corresponde por Tratado.

Analizando el cronograma citado más arriba, era necesario comenzar la etapa de montaje de la nueva configuración del SF6 y conexión con la LT 500 kV en LP2 en agosto, y para ello era necesario desenergizar una parte de la subestación blindada a gas de Yacyretá que permitan realizar los trabajos sin tensión de parte de los técnicos japoneses y paraguayos.

PUBLICIDAD

Para cumplir esta etapa era necesario realizar una secuencia de maniobras que involucran interruptores y cambio de barras de la subestación de la EBY, pero sin corte de suministro a los consumidores de la energía de Yacyretá y con duración de algunos minutos, como parte de una operación rutinaria.

Esta operación fue primeramente objetada por los funcionarios del Departamento Técnico Margen Izquierda o del lado argentino, y también por Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA), que es una empresa privada de Argentina, que administra el mercado eléctrico y realiza el despacho técnico de energía eléctrica en el vecino país, donde son accionistas la Secretaría de Energía de Argentina, los generadores, los transmisores, los distribuidores y los grandes clientes. La intención inicial de Cammesa era que se realice la reparación de la Línea Argentina 3 (LA3) antes que se continúe con la adecuación de la barra de 500 kV para la posición de la Línea paraguaya (LP 2), con lo que la adecuación mencionada se hubiera retrasado en más de 12 meses, afectando la soberanía paraguaya.

Ante la mencionada situación, el día 26 de agosto último se reunieron los directores paraguayo y argentino de Yacyretá, con todos los técnicos de la central e ingenieros del plantel superior de la EBY, margen derecha, en el mismo lugar de la central de Yacyretá. En la misma se encomendó al departamento técnico consensuar los criterios entre ambas márgenes para solucionar el inconveniente planteado al nivel estrictamente técnico.

Al día siguiente, martes 27 de agosto, se culminó la programación de la secuencia lógica de maniobras de los interruptores y cambios de barra que son necesarios realizar en la estación eléctrica de Yacyretá. Además, se evaluaron los posibles riesgos ante las maniobras a ser realizadas y las acciones que podrían mitigar dichos riesgos, de tal manera que no afecten el funcionamiento normal de la central ni el suministro de energía a la Argentina y a Paraguay, que se constituyó en un documento técnico firmado por todos los funcionarios argentinos y paraguayos, con lo que se consensuó entre ambas partes que los trabajos podrían ser hechos. A partir de ese martes 27 de agosto, la ANDE comenzó a retirar mayor potencia de Yacyretá, pasando de 20 MW a 450 MW en promedio hasta la fecha, que formaba parte del plan de mitigación de riesgos.

Protocolo técnico consensuado

Al día siguiente, miércoles 28 de agosto, en la reunión de Comité Ejecutivo, se autorizó a través de una resolución el protocolo técnico consensuado entre todos los técnicos y se instruyó la realización de los trabajos como procedimiento normal al Departamento Técnico.

A su vez, el jueves 29 de agosto, dicho Departamento Técnico informó a la ANDE y a Cammesa que a las 23:00 de este día 29 (hora paraguaya) se efectuará las secuencias de maniobras en la Central y se remitió el protocolo técnico a ambas empresas. La ANDE acusó recibo rápidamente y preparó su personal para las tareas y Cammesa no contestó. Recién dos horas antes de cumplir las maniobras, Cammesa remite a la margen izquierda de Yacyretá una nota en la que solicita aclaración sobre los riesgos posibles y piden garantía de que las tareas no afectarán a las líneas argentinas LA 1 y LA 2, además, solicitaban una reunión para el día siguiente a las 9:00 para conversar sobre los temas técnicos.

Los representantes del director paraguayo, Nicanor Duarte Frutos, los ingenieros Juan José Encina, Alejandro Takahasi y Carlos Yorg, y por instrucciones del mismo, informaron a Cammesa y a los técnicos argentinos que las maniobras se concretarán en el horario mencionado con o sin la aprobación de ella, por decisión unilateral y soberana del Paraguay, y que asumirían la total responsabilidad de posibles consecuencias negativas en la Central o en las líneas argentinas y/o paraguayas.

Se solicitó al director argentino que no participe ningún técnico de su país y que los paraguayos se harían cargo de todo. Ante esta situación, de que las maniobras se realizarían a las 23:00, se organizó al equipo técnico paraguayo para cumplir las tareas requeridas.

De esta manera, este día jueves 29 de agosto, en la sala de control de la Central Yacyretá, a las 23:15, empezaron las secuencias de maniobras en la estación eléctrica blindada a gas SF6 a cargo y bajo la responsabilidad exclusiva de los técnicos paraguayos y ante la mirada inquisidora de los ingenieros argentinos que llevaron abogados y escribanos para labrar acta, en caso de que ocurra alguna situación que afecte a la central o a las líneas de trasmisión.

Los operadores de la central informaban en tiempo real a los operadores de ANDE y Cammesa las maniobras que se iban haciendo, y representantes de la firma mayorista argentina pidieron que el tiempo destinado para las operaciones “no sea superior al esperado”. La compañía argentina tuvo que aceptar la decisión soberana paraguaya.

Las tareas terminaron a las 01:20 del día viernes 30 de agosto, dejando como resultado la des-energización de la semibarra W22, que se conectará en el futuro con la posición LP2 (que conectará con la LT 500 kV de Yacyretá a Villa Hayes), y con ello la posibilidad de acceder al 100% de la energía paraguaya de Yacyretá.

Suministro sin interrupciones

Durante todo el proceso, que duró en total dos horas y cinco minutos, el suministro de energía se hizo sin interrupciones, tanto a la ANDE como a Cammesa. Los abogados y escribanos argentinos se retiraron al final de los trabajos, sin registrar ninguna incidencia, como los profesionales paraguayos ya lo habían adelantado.

El Paraguay hizo valer su soberanía eléctrica en forma irrestricta y tuvo que recurrir a una decisión política unilateral, debido a las medidas dilatorias de Cammesa y con la total confianza en la capacidad técnica de sus profesionales.

Motivos netamente económicos

El principal motivo por el cual Cammesa obstaculizó los trabajos es eminentemente económico, puesto que si Paraguay tiene acceso y utiliza el 100% de la energía que le corresponde en Yacyretá le estaría restando 9.000 GWh por año, retirados a precios bajos, y US$ 225 millones, por lo menos.

Además, las periódicas exportaciones de energía de Yacyretá a Brasil por el convertidor de Garabi, que genera grandes ingresos a Cammesa, ya no sería un negocio rentable.

La adecuación de la barra a 500 kV permitirá a Paraguay acceder al 100% de la energía paraguaya de Yacyretá.

Trabas

La pretensión de Cammesa, que puso trabas exigiendo que primero se repare la Línea Argentina 3, hubiera llevado otros doce meses de atraso.

Dilación

A dos horas del inicio de las maniobras, la firma entregó una nota con fines dilatorios, desconociendo los protocolos consensuados.

(*) Asesor de la Dirección Paraguaya de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD