Empleo: estrategias y perspectivas ante nuevo escenario de shock pandémico

Desde que el 11 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente pandemia al coronavirus covid-19. Los países del mundo han atravesado por profundos impactos a nivel social y económico.

Empleo
EmpleoArchivo, ABC Color

Ni las economías de primer mundo como China o Estados Unidos pudieron escapar de los estragos causados por la enfermedad. Los países de América Latina y el Caribe (ALC) no fueron la excepción.

La crisis sanitaria afectó a las economías por el lado de la oferta y la demanda. Las restricciones sociales provocaron una caída significativa en sectores como el turismo, espectáculos, hoteles y restaurantes, transporte y servicios personales. El impacto fue menor en aquellos sectores considerados indispensables como alimentos, desinfectantes, artículos de limpieza, medicamentos, insumos y equipos médicos.

La situación se tradujo en el cierre de empresas y en otros casos, en la suspensión de éstas, que redujeron considerablemente los ingresos de la población. De hecho, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que más de 2,7 millones de empresas formales en la región cerrarían durante la crisis sanitaria, mientras que las actividades informales también han sido impactadas con intensidad.

En esa misma línea, hasta la primera semana de junio, datos recabados por las cámaras empresariales de los distintos países y consolidados por la Cepal, trazaban un panorama nada auspicioso. En el principal país afectado por la pandemia con altos números de casos y fallecidos, Brasil, el 76% de las empresas industriales redujeron o paralizaron su producción y el 55% ha tenido dificultades para acceder a crédito para capital de trabajo.

PUBLICIDAD

En Argentina, la situación se presenta similar o peor. El 44% de las empresas industriales no tenían liquidez para pagar el 50% de los salarios de abril. De hecho, el 12,3% no pudo pagar la nómina; el 38% incumplió con el pago de los servicios públicos; el 48% tampoco pudo responder a los compromisos con sus proveedores, y el 57% no pagó los impuestos.

En Chile, los números tampoco son alentadores. El 37,5% de las empresas redujo su personal entre abril y mayo, y el 44% se encuentra en un estado financiero malo o crítico, cifra que aumenta al 51% entre las microempresas.

Uruguay, cuya política para enfrentar la pandemia ha sido con conciencia civil y protocolos sanitarios, sin confinamientos, tampoco escapa del impacto de la crisis sanitaria. El 59,4% de las empresas de comercio y servicios han enviado a sus empleados al seguro de desempleo, y destacan entre ellas las empresas de alojamiento y servicios de comida (81,5%). Entre las empresas que enviaron empleados al seguro de desempleo, el 41,2% envió a más del 75% de la planilla.

En todo ese contexto, la Cepal refuerza sus estimaciones acerca de que la crisis afecta a todas las categorías de empresas. Sin embargo, el mayor impacto recae en las micro, pequeñas y medianas empresas, lo que se traducirá en la pérdida de empleo de miles de personas.

PUBLICIDAD

En Paraguay, la situación del empleo sigue comprometida. Pese al paulatino retorno de las actividades económicas con “la cuarentena inteligente”, los indicadores de desempleo son aún preocupantes.

En ese contexto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) - Paraguay, presentó el Informe preliminar “Impulsando la recuperación socioeconómica en Paraguay” - Estrategias de reactivación frente al covid-19.

El estudio describe y analiza los sectores económicos más afectados con la pandemia y su impacto en el mercado laboral. Además, presenta una serie de medidas que podrían ayudar a proteger el empleo en Paraguay. Éste y otros temas serán profundizados en la presente edición del suplemento económico.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD