Causas, motivos y forma en que se expanden y crecen los Estados

Puente de la Amistad entre Ciudad del Este y Foz de Yguazú, en las inmediaciones de la central Itaipú.
Puente de la Amistad entre Ciudad del Este y Foz de Yguazú, en las inmediaciones de la central Itaipú.Archivo, ABC Color

-La migración brasilera se intensificó con el golpe militar de 1964 y llegó a su mayor expresión en 1967, tiempo que coincidió con el auge del pensamiento geopolítico expansionista de la Escola Superior de Guerra, basado en la obra “Geopolítica do Brasil”, del General Golbery de Couto e Silva. Fuentes de la Cancillería brasileña (Itamaratí) señalaban en 1995 que en Paraguay convivían más de 700.000 brasileños, de los cuales 460.000 se encontraban en situación irregular. Actualmente no existen estadísticas oficiales al respecto.

-La ausencia de controles efectivos a lo largo de casi 1000 km. de frontera con el Brasil, desde el fortín Galpón hasta Los Cedrales, especialmente en la denominada “Frontera Seca”, posibilita el desarrollo de actividades ilegales de mafias organizadas, delincuencia, narcotráfico, junto con la corrupción de los organismos del Estado encargados de controlarla, alentando la penetración masiva de brasileños, que se instalan en el Paraguay, como si fuera un territorio anexado al Brasil.

-De acuerdo a la investigación de Faricio Vázquez, se ha constatado que "la brasilerización de las actividades productivas conlleva también una brasilerización de la vida socioeconómica y cultural, tanto urbana como rural, con bienes, servicios y pautas típicamente brasileños (…). El proceso de territorialización de los colonos brasileños en esta región se desarrolla sobre la reproducción total del sistema del país vecino, impidiendo el proceso de integración de los mismos al sistema socioeconómico y cultural paraguayo, alterando los roles de los migrantes, quienes no solo no se integran ni aceptan el funcionamiento del país que les acoge, sino que logran imponer su idioma, sus preferencias culturales, gastronómicas y religiosas e imprimir una dinámica territorial propia. Es importante advertir que estas medidas son similares a las determinadas por imperios y superpotencias a efectos de asegurar el control de territorios conquistados o a conquistar (Fabricio Vázquez: “Territorio y población. Nuevas dinámicas regionales en el Paraguay”).

-En la región del Este, el proceso de adquisición de nuevas tierras para el cultivo de soja reconvierte no solamente el uso del suelo sino que, además y quizás más importante que eso, “brasileriza” el territorio con nuevos usos, significaciones, infraestructuras y funcionamientos culturales que, como resultado natural de la reproducción social y territorial, convierte a la región agroexportadora en un dispositivo productivo sojero brasileño en territorio paraguayo. (Fabricio Vázquez: “Territorio y población. Nuevas dinámicas regionales en el Paraguay”).

-Históricamente, el Brasil ha sustentado su geopolítica adoptando una actitud claramente expansionista sobre la base de lo que se dio en llamarse las “fronteras móviles”. Esto ha sido una constante de la política del Brasil, desde el Tratado de Tordesillas. La tesis del general Carlos De Meira Mattos, uno de sus más eminentes geopolíticos y estrategas, es la que orienta el pensamiento geopolítico brasileño vigente. De Meira Mattos establece que “las fronteras no son inamovibles. Por más que el derecho internacional se ha esforzado por establecer normas jurídicas estabilizadoras, la experiencia histórica revela que las fronteras nacionales han evolucionado en el sentido de expansión o encogimiento, de acuerdo con la voluntad y el poder político de los Estados interesados”. Cita en su apoyo a Ratzel: “La frontera es un acto de voluntad política”, y también menciona al autor brasileño Delgado De Carvalho: “Las fronteras representan un carácter temporario y pasajero”. Siguiendo este principio, todo Estado-Nación, en su afán de expandirse, y ante una resistencia débil o inexistente del país vecino, sea por desidia de sus gobernantes o debilidad de sus instituciones, desplazará sus fronteras lo más al frente como lo permita su capacidad o poder. Esta situación correspondería al caso observado en la frontera paraguayo-brasileña.

Parte VII

-El estudio de la geopolítica ha posibilitado establecer leyes que explican las causas, motivos y forma en que se producen la expansión y el crecimiento de los Estados. La situación planteada en la zona fronteriza paraguayo-brasileña permite confirmar el cumplimiento de las siguientes leyes geopolíticas:

- Ley del aumento de la cultura: el aumento de la cultura produce mayores necesidades y por tanto tiende a generar una expansión del espacio vital, lo que es relativamente fácil de conseguir si los otros Estados tienen menor nivel cultural. El mayor nivel cultural facilita también la proyección del Estado hacia el exterior.

- Ley de las áreas valiosas: cuando un Estado está en proceso de crecimiento y expansión, trata de anexarse áreas valiosas en lo político y lo económico (aún cuando en sí mismo todo territorio es valioso). Interesan particularmente las líneas de costa, cuencas de ríos, llanuras y zonas ricas en recursos. Es un corolario de esta ley, que todo Estado debe por tanto defender sus áreas valiosas en vistas del interés que producen en otros.

- Ley de los motivos económicos: la necesidad de satisfacer las necesidades de la población lleva a los Estados a buscar la expansión orientada a la búsqueda de recursos, control de vías de comunicación y acceso a los mercados. Se relaciona con la ley anterior en el sentido que es una especificación de ella.

- Ley de la anexión de unidades políticas menores: un Estado siempre anexa unidades políticas menores, entendiendo esto último, no en términos territoriales o de población, sino en poder. En una primera fase hay una simple “fusión” político administrativa, luego viene la “amalgamación” en que se intenta borrar las fronteras de todo tipo, para terminar finalmente en la “absorción” en que la unidad menor pasa a ser parte de la mayor.

- Ley de la conquista pacífica o violenta: la tendencia de un Estado en expansión es la de lograr anexiones pacíficas. Estas tienen mayores posibilidades de éxito si es que hay afinidad cultural, o si en tiempos pasados han constituido otro Estado. La anexión pacífica se dificulta si hay resistencia fuerte.

- Ley de los Estados cuñas, topes o amortiguadores: los Estados topes son aquellos pequeños y de poco poder que están ubicados entre medio de dos poderosos de modo de separarlos y evitar fricciones entre ellos. Este aprisionamiento hace poco probable su crecimiento, y para su mantención dependen del equilibrio de fuerza entre los dos grandes.

- Ley de la variación de las fronteras: la fuerza, y por tanto resistencia y persistencia en el tiempo de una frontera, es un índice del poder de un Estado.

- Ley de los enclaves étnicos y territoriales: el enclave étnico supone la existencia de población de un Estado en el territorio de otro. El enclave territorial es la posición de territorio que un Estado tiene en otro. El enclave étnico tiende a convertirse también en territorial, y este en étnico. Este fenómeno da lugar a que se los pueda considerar como puntas de crecimiento, y que por tanto todo Estado que los posea en su territorio debe tratar de extirparlo con el objeto de precaverse de problemas futuros.

- Ley de la independización de la periferia: las áreas alejadas del núcleo vital, tanto en razón de su lejanía como de su incorporación más reciente al Estado, están más débilmente ligadas a este y por tanto pueden independizarse con mayor facilidad. De allí que deban recibir mucha atención del Estado para afianzar su amalgamación y ser debidamente protegidas.

-Ley de la oportunidad de la expansión: los Estados en expansión tienden a tener periodos alternados de amistad y agresión con sus vecinos. Esto se produce porque se busca la mejor oportunidad para la expansión, la que se da en los momentos de debilidad de los vecinos.

- Ley del crecimiento lento y orgánico: sólo un crecimiento lento y orgánico es duradero en el tiempo, debido a que se realiza en consonancia con el proceso biológico del Estado. La organicidad está dada por la contigüidad territorial, afinidad étnica, etc. La lentitud del proceso favorece la amalgamación y por tanto la estabilidad del mismo.

- Ley de las pausas expansivas en las fronteras naturales: la expansión se realiza con ritmos y pausas relacionadas con la velocidad y expansión de las líneas de menor resistencia. Habitualmente los obstáculos naturales implican pausas en el crecimiento, las que pueden ser aprovechadas para favorecer la amalgamación que facilite el crecimiento orgánico.

-A modo de ejemplo histórico y relacionándolo con la cuestión fronteriza paraguayo-brasileña, el Dr. Marcial Riquelme mencionaba “la penetración de los americanos en todo lo que es el noroeste de México, donde perdieron seis Estados. Un tercio de la actual dimensión norteamericana era de México.

Se produjo así una ocupación pacífica, inclusive con permiso de los mexicanos, hasta que se dieron cuenta y ya estaban completamente penetrados y se planteó un plebiscito. Ahora no es necesario que haya guerra, no es necesaria la ocupación territorial, simplemente el concepto de fronteras móviles y de ocupación comercial es suficiente”. (“Debate con políticos del Partido Liberal Radical Auténtico”, organizado por el Ceppro).

(*) Ex ministro de Defensa

Próxima publicación: Consideraciones desde la perspectiva estratégica y de seguridad

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD