El tema de la semana

El Banco Nacional de Fomento (BNF) fue sometido a un sumario administrativo ordenado por el Banco Central del Paraguay (BCP) por el caso Darío Messer, vinculado al expresidente Horacio Cartes. El Directorio del BCP ordenó instruir sumario administrativo a la entidad, a sus órganos administrativos y de control y/o quienes resultaren responsables para el esclarecimiento de supuestas irregularidades denunciadas en un escrito lapidario presentado por la Superintendencia de Bancos (SIB) el 24 de agosto de 2020, según la Res. N° 11 del 29 de diciembre último y que fue divulgada recién esta semana. Ese informe de la SIB del año pasado alertaba sobre inconsistencias relacionadas a Messer, hoy preso en Brasil por el caso Lava Jato, y procesado a nivel local por lavado de dinero. Sin embargo, el sumario se da a más de dos años de iniciarse este proceso en ámbito judicial y a 5 años de emitirse las primeras alertas de operaciones sospechosas a la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad).

En cuanto a las operaciones de Messer, solo la agroganadera Chai SA, de Messer y Juan Pablo Jiménez (primo de Cartes), movió más de US$ 42 millones en transferencias internacionales sin justificar origen del dinero que enviaba o recibía del exterior. Las transferencias recibidas a la cuenta que Chai tenía en el BNF entre 2013 y 2016 fueron de US$ 41.825.048. Gran parte de este fondo fue enviado por la empresa Bizantine Investment, una de las 3.000 compañías offshore que, según el equipo Lava Jato de Brasil, Darío Messer creó como pantalla para mover dinero. El 30 de noviembre de 2015, el BNF emitió alertas de operaciones sospechosas porque las cuentas de Chai y Matrix Realty (ambas de Messer) movieron ese día US$ 10 millones. El entonces presidente del BNF y actual titular del MUVH, Carlos Pereira, responsabilizó a Seprelad de no hacer el seguimiento de los reportes que realizaron sobre dichas cuentas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD