Transferencias sociales evitaron mayor incremento de la pobreza

Las distintas vías de transferencias monetarias estatales como Pytyvõ, Tekoporã, Adulto Mayor y otras ayudaron a evitar un mayor deterioro de los ingresos en el año de la peor crisis de los últimos tiempos y a la vez frenaron una mayor escalada de la pobreza, esto según los datos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) difundió esta semana.

IMPACTO DE LAS TRANSFERENCIAS
Archivo, ABC Color

En el 2020, la tasa de pobreza total se incrementó 3,4 puntos porcentuales (p.p.) hasta 26,9%. Esto significa que 1.921.721 paraguayos no cubren una canasta básica de bienes. Así, el pasado año, 264.590 personas habrían sido incluidas en este grupo, de las cuales 93,5% corresponde a la zona urbana.

En tanto que la tasa de pobreza extrema ha sido de 3,9%, reduciéndose 0,1 puntos en comparación con el 2019.

Según la estimación del Instituto Nacional de Estadística (INE) ambas tasas se habrían incrementado a 30,1% y 6,4%, respectivamente, si no se hubiesen implementado los subsidios. En términos absolutos, dichos programas habrían evitado que otras 233.000 personas cayeran bajo la línea de pobreza y también que 184.000 personas ingresaran a la pobreza extrema.

De esta manera, en un año marcado por la reducción de actividad económica con una caída del PIB en -0,6%, las transferencias monetarias a través de Tekoporã, Adultos Mayores y Pytyvõ han ayudado a atenuar los índices de pobreza total y extrema en Paraguay, verificando la importancia de las políticas sociales para asistir a la población más vulnerable, resaltan al respecto expertos de la consultora Mentu.

Si bien las transferencias sociales cumplieron un rol importante en el 2020 para la población vulnerable, con lo cual se frenó una mayor escalada de la pobreza, hay que considerar que para este año ya no están previstas muchas de estas ayudas como el Pytyvõ. De acuerdo con datos del INE, solo el Pytyvõ tendría una contribución de aproximadamente dos puntos porcentuales.

Buen año agrícola también ayudó

Además de las transferencias sociales, el buen año agrícola en el 2020 también ayudó en compensar en parte y frenar así un mayor incremento de los ratios de pobreza en zona rural, explicó a su vez el economista y miembro del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), Humberto Colmán.

Señaló además que la pobreza total y moderada aumentó, especialmente en las zonas urbanas, resultado que merece atención con políticas públicas focalizadas de manera que el efecto de la pandemia sea más transitorio que permanente. “Y debemos avanzar hacia una medición multidimensional”, indicó el miembro del directorio.

A su vez, el economista y extitular del BCP, Carlos Fernández, advirtió que los indicadores de pobreza tienen un aumento (3,4%) no visto desde el 2005 y es un reflejo de que la macro no está llegando a las bases. “El Gobierno debería dejar el discurso de ‘haber sido la economía que menos cayó’. La gente está mal y los números micro lo muestran. No es momento para la complacencia”, señaló Fernández.

Por su parte, el economista y exministro de Hacienda Manuel Ferreira también se refirió a las cifras de pobreza publicadas por el INE y comentó en la redes sociales que el incremento de pobreza es un riesgo latente ante el fuerte impacto de la pandemia en las economías de todo el mundo.

“Esta pandemia horrorosa afectó sobre todo a aquellos que estaban empezando a mejorar, empezando a salir de la pobreza y sobre todo en las ciudades. La pandemia obligó a cerrar comercios y servicios, dejando 233 mil empobrecidos”, expresó.

El campo fue refugio de muchos pobres

Algo que llamó mucho la atención, según el experto, es que la pobreza rural casi no subió. Esto se debe a que el campo actuó de refugio de los más pobres, considerando que el 37,2% de los paraguayos vive en el campo. “Al mozo se le cerró su restaurante, desalquiló su pieza y volvió a su ‘valle’. Quien más quien menos tenemos parientes en el campo dónde refugiarnos”, indicó el economista.

Agregó que este vínculo rural del paraguayo actuó de “seguro social” en esta pandemia: donde no estuvo el Estado, estuvo el campo. Además de considerar que el 2020 fue un buen año para el sector agrícola.

Otra situación llamativa para el economista es cómo obtienen ingresos los paraguayos. Ante los datos del INE resaltó que el 86% del ingreso de los paraguayos es laboral: “La gente trae el pan a su casa. Esto es muy valioso para la autoestima y el orgullo del individuo”, afirmó.

26,9%

La pobreza total en Paraguay alcanzó al 26,9% de la población, Esto significa que 1.921.721 paraguayos no cubren una canasta básica de bienes.

3,9%

La pobreza extrema alcanzó al 3,9% de la población en el 2020. Son en total 279.609 personas que están en situación muy vulnerable.

3,2%

Es la contribución de las transferencias sociales y/o ayudas monetarias para evitar una mayor escalada de las cifras de la pobreza total en el 2020.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.