El tema de la semana

La promulgación esta semana de la Ley Nº 6739 “que expropia a favor del Estado, Ministerio de Desarrollo Social (MDS), varios inmuebles para la creación de núcleos de desarrollo y su posterior transferencia a título oneroso a favor de sus actuales ocupantes”. Se trata de las 4.305 hectáreas de la reserva Campos Morombí, a repartir entre dos asentamientos, en pleno periodo electoral.

De esta manera, el presidente Mario Abdo Benítez, en pleno año político, borró con el codo lo que firmó cuando era senador, y promulgó la referida ley. Destina al MDS una fracción de 3.129 hectáreas, de la finca Nº 1352, padrón 2.269, en Hernandarias, Dpto. de Alto Paraná, y la totalidad de 1.176 hectáreas de la finca Nº 259, padrón 321, de Curuguaty, Dpto. de Canindeyú, sumando en total 4.305 hectáreas. Estas tierras serán distribuidas entre los ocupantes que son del asentamiento 6 de Enero y León Herido.

Abdo y el vicepresidente Hugo Velázquez, en 2015, cuando eran titulares de las cámaras de Senadores y Diputados, respectivamente, firmaron la Ley Nº 5530, que declaró la zona conocida como Marina Cue, finca Nº 30, padrón Nº 61, como área silvestre protegida, bajo dominio público a perpetuidad, con la categoría de manejo de reserva forestal y científica Yvera. La organización ambientalista WWF Paraguay y la Unión de Gremios de la Producción rechazaron la idea de la expropiación. También desde la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS) se emitió un comunicado en el que se manifestó preocupación por la referida promulgación y se la calificó como carta blanca para invadir. El gremio considera que este tipo de decisiones no favorece el normal desarrollo del campo, pues crea zozobra y dudas en el interés de los productores de invertir en sus campos y de seguir manteniendo sus reservas boscosas, ya que en Paraguay la mayor cantidad de reserva de bosques está en manos del sector privado.