Servicios financieros y la gran apuesta tecnológica

La digitalización genera externalidades positivas en materia social y económica. Está vinculada con el proceso de inclusión financiera, social así como académica y del sistema sanitario en general. El último estudio sobre el impacto del covid-19 en la relación entre la tecnología, las organizaciones y las personas elaborado por Economist Intelligence Unit (EIU) bajo el pedido de Microsoft revela importantes resultados, conclusiones y consideraciones. Los datos fueron proporcionados por distintos actores de países del mundo. La crisis sanitaria terminó por evidenciar las debilidades.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/LDHKHKX7RVB4REYFWC76ATKAFM.jpg
GENTILEZA

La premisa se basa en que cada sector funciona de manera diferente y la crisis sanitaria terminó por sobre evidenciar las debilidades digitales. A continuación, se extraen los principales puntos del trabajo -antes de ahondar en el tema de la presente edición sobre banca digital- que se convierten en una pieza fundamental para el diseño de estrategias de mejor y mayor focalización.

El sector del automóvil coincide en señalar al cambio climático como uno de los principales beneficiados por la transformación digital. Esta industria invierte en la automatización, la eficiencia de los procesos y la mejora de las competencias digitales de los trabajadores.

En tanto que, para los encuestados del sector educativo, el aporte digital se vinculó con el desarrollo de capacidades y la inclusión. Sin embargo, señalaron que la falta de herramientas puede impedir el progreso digital, así como la aplicación fragmentada de la tecnología en los distintos departamentos.

El sector público contó con la importante ventaja del financiamiento para el proceso de digitalización. A pesar de priorizar las herramientas que facilitaron el trabajo remoto y la colaboración, la estructura chocó con las deficiencias en términos de formación y habilidades, así como la percepción negativa asociada al despliegue de nuevas tecnologías, que se han convertido en obstáculos para la transformación digital.

Otros resultados que se desprenden del estudio de Economist Intelligence Unit (EIU) refieren que el sector industrial ha sido uno de los segmentos que en la precrisis se encontraba en pleno proceso de capacitación con el fin de reducir el déficit registrado. A este desafío se suman la diversidad y la inclusión, el desarrollo de competencias y el cambio climático basando sus expectativas de reversión en la transformación digital.

Por su parte, el sector retail y de bienes de consumo ha expresado su optimismo en cuanto a que la transformación digital mejorará las perspectivas de empleo. Además, es el sector más orientado a los beneficios sociales que aporta el cambio hacia modelos de trabajo descentralizados y a distancia.

El sector sanitario, que depende en gran medida de la atención presencial, es el que más se ha transformado con la llegada de la pandemia, especialmente en lo que se refiere a la interacción a distancia, tanto para profesionales como para pacientes. A la vez que se mantenía el estricto cumplimiento de la normativa sobre privacidad, los gestores y el personal sanitario ampliaron y adoptaron con rapidez capacidades virtuales. Todo ello a medida que la presión impuesta por el propia covid-19 obligaba a aumentar las inversiones, resalta el documento.

Finalmente, el informe destaca a los servicios financieros como los más preparados digitalmente para enfrentar los desafíos de cierres territoriales y las interrupciones en las cadenas de suministro. Los encuestados fueron los más propensos a estar de acuerdo en que la pandemia demostró la ventaja competitiva de las empresas avanzadas digitalmente.

¿Qué dicen los números sobre el importante avance en pandemia?

En el marco de lo expuesto anteriormente, el sistema financiero de los países de América Latina y el Caribe ha venido experimentando un proceso de transformación tecnológica en los últimos años.

La llegada de la crisis sanitaria inyectó impulso al proceso originado con la presencia de los conocidos como fintechs o empresas de tecnología financiera que brindan servicios bancarios digitales de bajo costo. Como consecuencia de esta innovación, las entidades financieras tradicionales se vieron obligadas a realizar importantes inversiones en canales digitales y en asociaciones con los mismos bajo la consigna de posicionarse a las nuevas demandas (La banca digital en América Latina: mejores prácticas y el giro hacia la banca como servicio-Americas Market Intelligence/MasterCard).

Datos recabados por el mencionado estudio muestran una penetración del 55% en cuentas bancarias en Latinoamérica, así como del 19% en tarjetas de crédito y de aproximadamente 70% en smartphones. Aunque estos números distan aún de las estadísticas que presentan las naciones que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), muchos países de la región se han destacado por sus avances en el uso de los canales de banca digital como es el caso de Brasil, donde la adopción del sistema representa a más del 50% del total de transacciones bancarias. Esto es por el considerable interés de parte de los consumidores en la explotación de la banca en línea y móvil.

Al respecto, la encuesta de Deloitte presenta datos e informaciones de gran trascendencia en el desarrollo de la banca digital del presente. La respuesta de los bancos en la encuesta digital durante la pandemia había revelado que el 60% de los bancos cerraron algunas sucursales o redujeron el horario de atención.

Además, los resultados mostraron las principales limitaciones de las entidades que no habían avanzado en la implementación de la digitalización. La situación se tradujo en que el 11% de los bancos habían desactivado algunos procesos de apertura de cuentas y el 6% procedieron a la suspensión de la activación de cuentas nuevas y los accesos a algunos productos.

Los bancos con sistemas avanzados fueron perfeccionando sus servicios. En tal sentido, la encuesta reveló que el 41% incrementó los límites en pagos sin contacto y el 34% habilitó la apertura de cuentas en un 100% digital. Otras nuevas funcionalidades experimentadas por los bancos se vieron en que el 25% había implementado procesos de citas para atención en sucursal, 24% dio vía libre a donaciones para ONGs, acción social y caridad. De la misma manera, el 23% introdujo nodos de identificación y verificación biométricos y el 18% de los bancos lanzó métodos de pagos sin contacto.

El estudio vinculado a la madurez digital mostró que el 81% de los líderes en el desarrollo digital eran bancos tradicionales y que se habían abocado en la experiencia del cliente, lo que llevó a una relación expandida en los diferentes productos y servicios.

¿Cuál ha sido el proceso en Paraguay?

De acuerdo con resultados de las Encuestas telefónicas de alta frecuencia en Latinoamérica, Fase II del Banco Mundial, se observa un aumento en el uso de servicios y transacciones digitales desde el inicio de la pandemia.

Así, el promedio de aumento en América Latina y el Caribe en el uso de banca móvil para transacciones se ubicó en 49% y 52% en el uso de aplicaciones/página web para transacciones.

Para el caso de Paraguay a diferencia de otros países de la región como Perú, Chile, Brasil, el mayor uso se ha dado a través de la banca móvil con aproximadamente el 50% de crecimiento frente al casi 30% de aumento mediante las aplicaciones y páginas web.

De acuerdo con el último Informe de Estabilidad Financiera del Banco Central del Paraguay (BCP), las operaciones efectuadas a través del sistema de pagos se incrementaron significativamente, principalmente, desde el inicio de la pandemia ante la mayor demanda por instrumentos de pago que facilitan la realización de transacciones digitales. Desde la banca adelantaron que para el 23 de mayo de 2022 se prevé el funcionamiento del módulo “Sistema de Pagos Instantáneos (SPI)”, un sistema que permitirá realizar transacciones interbancarias instantáneas a través del Sistema de Pagos del Paraguay (SIPAP) las 24 horas del día y los 7 días a la semana (SPI 24/7). Con este avance en la digitalización de los servicios financieros se apunta a que familias y empresas paraguayas realicen pagos o transferencias con acreditaciones inmediatas en cuenta durante cualquier momento del día a lo largo del año.

De 5.400 a 83.000 operaciones

En el mismo sentido, datos del BCP muestran que el total de transferencias entre entidades financieras ha pasado de más de 5.400 operaciones en 2013 a aproximadamente 83.000 al cierre de 2021.

En cuanto al volumen transaccionado el crecimiento fue más que importante. Esto al considerar que de G. 3 billones en el año 2013 las operaciones treparon a alrededor de 79 billones durante el 2021. Mientras que, en moneda extranjera, el importe inicial de US$ 88 millones aumentó a un poco más de US$ 8.173 millones al año pasado.

Las transferencias entre clientes de entidades financieras en la Liquidación Bruta en Tiempo Real (LBTR) también revela un importante incremento desde el 2013 al cierre de 2021. De hecho, las operaciones pasaron de alrededor de 5.000 transacciones a más de 22 millones. Las mayores transacciones se han realizado históricamente en moneda local.

Finalmente, la digitalización de los servicios financieros en Paraguay ha sido fundamental durante la crisis sanitaria. La apuesta realizada por las entidades financieras forma parte del avance que se ha traducido en incontables facilidades para el cliente. De hecho, la banca digital ha permitido inyectar tanto transparencia como mayor seguridad a las operaciones financieras realizadas, reducir los costos y avanzar hacia una mayor inclusión financiera.

Público

Sector público contó con la ventaja del financiamiento para el proceso digital pero chocó con deficiencias en formación y habilidades.

Móvil

Promedio de aumento en América Latina en el uso de banca móvil para transacciones se ubicó en 49% y 52% en el uso de aplicaciones para transacciones.

Progreso

En educación la falta de herramientas puede impedir el progreso digital, así como la aplicación fragmentada de tecnología en distintos departamentos.

Servicio

Bancos con sistemas avanzados fueron perfeccionando sus servicios. En Paraguay el mayor uso se ha dado a través de la banca móvil.

83.000

Según el BCP, el total de transferencias entre entidades financieras pasó de más de 5.400 operaciones en 2013 a unas 83.000 al cierre de 2021.

Clientes

Las transferencias entre clientes de entidades financieras también revela un importante incremento desde el 2013 al cierre de 2021.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.