En Itaipú Binacional Paraguay paga el costo de la procrastinación

Algunos dicen que en orden de importancia los activos más relevantes para el ser humano son la salud, trabajo, bienestar, etc., diferentes escalas, pero en conjunto siempre lo mismo; desde mi perspectiva el patrimonio personal más importante, en secuencia, son el tiempo y la mente, la primera es vital porque el tiempo es vida, sin ella no tenemos existencia y luego la mente porque es donde se proyecta la visión a donde cada individuo pretende llegar en su vida.

“Es una marca que ganó espacio en la consideración mundial”
“Es una marca que ganó espacio en la consideración mundial”GENTILEZA

El tiempo no tiene recarga y es la misma proporción diaria que tenemos de saldo, sin embargo, existen quienes lo optimizan y llegan a sus propósitos, otros esperan a la casualidad y en este caso nunca son realizados.

El perdedor procrastina, pospone sus compromisos, es lo que aconteció con el negocio de la Itaipu Binacional, la procrastinación nos llevó al estado de lamento de lo que pudimos haber logrado en este proyecto.

Hasta la fecha ningún autoespecialista, instituciones públicas ni privadas dependientes y/o independientes han esbozado una propuesta categórica para sugerir a las esferas que tienen la responsabilidad de negociar el mayor patrimonio de la historia del Paraguay, la Itaipú Binacional, una empresa que no tiene reparos desde que entró en operación la central, un diseño perfecto hasta nuestros días, no tiene competencia en el mundo, si no tuvimos visión, conocimiento y pasión por esta industria ya es una cuestión de incompetencia, la responsabilidad siempre es compartida, por un lado por falta de acción adecuada de los que tienen la atribución y por otro lado la omisión y complicidad de nuestra parte.

Una muestra reciente de adelanto de mano de nuestro socio se evidenció en un encuentro de las altas autoridades del vecino país en el complejo generador de energía más grande del mundo, mientras seguimos evaluando la conveniencia de la aplicación de una tarifa baja, media o alta del producto que genera, los socios condóminos apuntan a una inversión más en el complejo, extender la vida útil de la hidroeléctrica mediante la actualización tecnológica de los equipos electromecánicos, son US$ 660 millones en juego y puedo vaticinar que apenas es el comienzo, incluso sostengo que la actualización de la tecnología debería aplicarse a toda la central hidroeléctrica, área civil, zona del embalse y hasta en el círculo de influencia de la entidad, hablaríamos de muchos millones de dólares más en inversión.

El 29 de abril pasado, en un acto protocolar en la central, se celebró la firma de la orden de inicio de los trabajos de Plan de Actualización Tecnológica de los equipos electromecánicos del complejo generador, que implica el suministro de equipos y servicios con alto grado de tecnología de punta, el Estado brasileño se hizo presente con la participación de tres ministros; de Relaciones Exteriores, de Minas y Energía y de la secretaria de Gobierno. Sus pares paraguayos no participaron, razones no las comprendo, lo cierto es que el conjunto de lotes se cotizó en US$ 660 millones, tres lotes fueron, la primera de US$ 425 millones para una firma brasileña y las dos restantes para compañías paraguayas, que sumaron US$ 235 millones, en una proporción aproximada de 65% contra 35% a favor del socio, e inclusive me atrevo a sospechar que algunos componentes tecnológicos de los que no disponemos se importarán del mismo vecino. Lo predije, lo único que seduce a la contraparte son los negocios asociados con activos, no son gastos sociales, ni tarifa, ni regalías ni solidaridad.

Es incipiente pero activa la movida del sector político nacional, se iniciaron las campañas internas de partidos tradicionales principalmente, los de menor masa son administrados por grupos reducidos o por una única persona que frecuentemente se hace escuchar por los medios, es oportuno sintonizar y evaluar atentamente las ideas o no ideas de los candidatos presidenciales principalmente, si la retórica es la de siempre ya sabemos nuestro destino, la procrastinación. La elección está en nuestras manos otra vez, si no seleccionamos con tino, serán cinco años más de clamo.

Desde el punto de vista de un ecosistema social, la Itaipú como persona jurídica sui géneris demostró el manejo de los cinco componentes sabios para el éxito: el carácter, visión, marca, relaciones y detalles.

Carácter para soportar las embestidas de constantes agravios y reclamos de la sociedad, principalmente de los desconocedores del negocio, que algunas administraciones sucesivas pasadas no hayan estado a la altura requerida es otro costal muy diferente; Visión, para definir con precisión lo que se desea en la vida, y así lo logró, ser una Entidad binacional moderna, colaborativa y comprometida con la integración regional, reconocida por la excelencia en la generación de energía limpia y renovable y por su contribución al desarrollo sostenible del Paraguay y del Brasil; la marca, de más está decir que la Itaipú Binacional es una marca que ganó espacio en la consideración mundial, es por la evidencia de una capacidad notable de cumplir su promesa; las relaciones, sus contactos son altas partes de cada país, comercializadoras de alto estándar; los detalles, la entidad es una industria con alto padrón de calidad, eso se consigue cuidando minuciosamente cada detalle que si no se atiende hoy será el tormento del mañana.

Las herramientas, materias primas, infraestructura, recursos humanos, recursos financieros, relaciones, mercado, organización, otros, existen, no saber explotarlas es una aberración social que no podemos cargar a la empresa ni a terceros, ser grandes no es una cuestión de suerte, es la congruencia entre la oportunidad y la preparación, está a nuestro alcance, es un asunto de decisión.

Lamento

Aconteció con el negocio de la Itaipú Binacional, la procrastinación nos llevó al estado de lamento de lo que pudimos haber logrado en este proyecto.

(*) Itaipú Binacional. Exsuperintendente - UC.GP

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.