Competir con calidad

Son muy pocos aquellos que toman el desafío de ejecutar una idea, sobre todo si se trata de algo nuevo en el campo empresarial. Este pensamiento lo tuvo Jimmy Kim (30), quien superó barreras para dar impulso en Paraguay a la primera fábrica de toallas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5HIM5BZHKFFOLORSHJIVUKZKDQ.jpg

A veces, en el quehacer cotidiano, nos olvidamos de prestar atención a cosas que forman parte de nuestra rutina diaria. Más de uno habrá dejado tirada la toalla en la cama, en el estante del baño o extendida en algún rincón de la casa. La demanda existente y otros factores fueron suficientes para que Jimmy Kim promoviera en el 2015 la primera manufactura especializada en la fabricación de toallas del país.

Kim´s Towel (las toallas de los Kim) se denomina el emprendimiento. Tras su lanzamiento sorprendió a muchos jugadores del empresariado local —que veían lejana la operación de una planta industrial y exclusiva de este producto—. Sin embargo, en la actualidad, se encuentra compitiendo con reconocidas marcas importadas.

El proyecto, explica Jimmy, se concretó con ayuda de un socio comercial de Corea, quien también lleva el apellido Kim (de ahí el nombre de la empresa). Previo asesoramiento, definieron de manera conjunta un plan que, meses después, permitió el nacimiento del negocio instalado en la ciudad de Ñemby.

PUBLICIDAD

Jimmy relata que su experiencia en el rubro textil data de hace años, cuando junto con sus padres arribaron al Paraguay y se dedicaron a la venta de jeans. Ya cuando cumplió 20 años de edad, decidió probar otro ambiente laboral e ingresó a una importadora de telas y accesorios de prendas de vestir de Asunción.

Su pasión por emprender algo más lo llevó a brindar otros servicios, como el de bróker (intermediario) de vehículos de origen coreano. Pero eso no lo llenaba y el deseo de sembrar algo innovador aumentaba en él. “Estudié el mercado y vi la oportunidad de confeccionar toallas 100% nacional y de algodón”, afirma.

Con un capital de USD 800.000 adquirió las maquinarias del exterior y logró montar la fábrica, construida en menos de tres meses con materiales prefabricados. La misma ocupa 1.000 m² de los 2.200 m² que dispone la propiedad donde está asentada. “Como existe un auge de obras en el país y los costos están encarecidos, optamos por edificar diferente”, resalta.

Cuando parecía que todo estaba listo para arrancar, tropezó con la falta de personal capacitado para el manejo de los equipos. En eso, contrató un experto del extranjero con el objetivo de entrenar a los propios obreros que construyeron la fábrica, cuya preparación llevó varias semanas.

“Al principio me preocupé porque la producción no era la esperada, pero a la vez sabía que era algo nuevo para ellos y era una cuestión de tiempo para que tuvieran habilidad en la operación de las maquinarias”, cuenta. “El proceso sirvió para sacar al mercado toallas de alta calidad”, refiere.

A un año de la apertura, Kim´s Towel está presente en las principales multitiendas y proyecta sus primeras exportaciones. “La toalla es algo a la que no damos importancia, sin embargo, la necesitamos diariamente”, reflexiona. Concluye que el posicionamiento de su marca se dio gracias al apoyo que recibió de la UIP-Joven.

emilse.rolon@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD