Muerte del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia

Miembro del Cabildo de Asunción durante la colonia, prócer de la independencia del Paraguay, miembro del Triunvirato, de la Junta Superior, del Consulado, Dictador temporal, Dictador perpetuo y supremo del Paraguay.

Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia
Dr. José Gaspar Rodríguez de FranciaArchivo, ABC Color

Pocas figuras históricas de nuestro país son tan controversiales como la del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia. Su muerte, sin dudas, marca el fin de un período fundamental de la historia nacional. Hoy nos referimos a su vida y su historia.

El Dr. Francia y la Independencia del Paraguay

Sin dudas, la Independencia del Paraguay fue uno de los pilares de su gestión de gobierno. Conocedor de las ideas de la Ilustración que acompañaron a la Revolución francesa, se hace notar su pluma en las notas que desde el Paraguay se enviaban a Buenos Aires. La Junta gubernativa de esta ciudad insistía en que el Paraguay reconozca su autoridad. Sin embargo, los aires independientes flotaban por la Asunción de 1811, y la nota del 20 de julio de 1811, cuya autoría se adjudica al Dr. Francia, expresa esos deseos de independencia con una frase muy acertada «… NO CAMBIAREMOS UNAS CADENAS POR OTRAS... NI MUDAREMOS DE AMO»

El día que no murió... la conspiración del año 20

Descontentos por el modelo de gobierno adoptado por Francia y algunas medidas en especial, los que años antes fueron sus compañeros de lucha por la independencia organizaron una conspiración. En los planes estaba la muerte del Dr. Francia un Viernes Santo de 1820. Los conspiradores, entre ellos Fulgencio Yegros y Pedro Juan Caballero, planearon asesinar al Dr. Francia durante la siesta, horario en el cual acostumbraba dar un paseo a caballo. Sin embargo, unos días antes de cumplir el plan, Juan Bogarín, uno de los implicados, confesó sus planes a un sacerdote, quien reveló el plan al dictador. De inmediato, el Dr. Francia tomó severas medidas, encarcelamientos, juicios y pena de muerte por traición.

El modelo económico que hizo del Paraguay un país productor

Durante el gobierno del Dr. Francia, grandes extensiones de tierras (la mayoría pertenecientes a las órdenes religiosas) pasaron a manos del Estado paraguayo y, posteriormente, fueron divididas en pequeñas parcelas que fueron llamadas «estancias o chacras de la patria». El sistema de producción de las “estancias de la patria” se basó en el préstamo de las tierras a familias de campesinos, en calidad de préstamo, con la expresa finalidad de que las trabajen. Estos establecimientos estaban libres de impuestos. Quien tomaba posesión de una «estancia de la patria» no era propietario, aunque sí podía usar la tierra por largos años y llevarse parte de los dividendos que lograba a través de su esfuerzo.

Con la muerte del Dr. Francia se cierra un capítulo importante de la historia del Paraguay, uno en que el país logró sostener su independencia, transformarse en productor y autosuficiente, con una población altamente alfabetizada, y con reservas económicas que le permitirán a su sucesor, Carlos Antonio López, iniciar una era de cambios.