El alcohol

El consumo excesivo de alcohol es una conducta de riesgo nociva asociada a lesiones graves y múltiples enfermedades.

Consumo excesivo de alcohol es una conducta de riesgo
nociva
Consumo excesivo de alcohol es una conducta de riesgo nocivaABC COLOR

Existe evidencia fehaciente de que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas se asocia con varios problemas de salud entre las que se mencionan:

- Lesiones no intencionales como accidentes automovilísticos, caídas, quemaduras e intoxicación por alcohol.

- Violencia que incluye homicidio, suicidio, violencia de pareja íntima y agresión sexual.

- Enfermedades de transmisión sexual.

- Embarazo no deseado y malos resultados del embarazo, incluidos el aborto espontáneo y la muerte fetal.

- Trastornos del espectro alcohólico fetal.

- Síndrome de muerte súbita infantil.

- Enfermedades crónicas como presión arterial alta, accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y enfermedad hepática.

- Cáncer de mama (entre mujeres), hígado, colon, recto, boca, faringe, laringe y esófago.

- Problemas de memoria y aprendizaje.

En el Paraguay, el consumo de bebidas con alcohol está ampliamente extendido en todo el territorio, en ambos sexos y en todas las edades a partir de la adolescencia. El consumo nocivo en el país se debe a la intensidad más que a la frecuencia o a la cantidad absoluta. Otras prácticas nocivas extendidas en el país son la alta frecuencia de consumo en lugares públicos y el hábito de beber sin acompañar con comidas.

Según MSP y BS, entre el 2010 y el 2014 se atribuyen 6557 muertes por consumo de bebidas alcohólicas, debido a enfermedades agudas y crónicas relacionadas. El 81, 6 % de estas muertes corresponden a la población masculina. Entre el total de casos, 1708 corresponde a accidentes de tránsito.

Causas que confluyen en el consumo de alcohol

- La personalidad.

- El contexto social y familiar de la persona.

- El ambiente social y cultural.

- La presencia cotidiana del alcohol en las relaciones interpersonales.

- La accesibilidad y permisividad que normaliza su consumo, lo que hace que incluso se deje de percibir como una droga.

- La publicidad, que siempre asocia el consumo de alcohol a la felicidad.

- La situación laboral, entre otras.

El incremento de impuestos a drogas socialmente aceptadas como el tabaco y a bebidas con alcohol y a otros productos que dañan la salud pueden tener un impacto positivo de salud pública y a la vez recaudar más dinero para financiar políticas sociales, incluidas las de salud, educación y la Política Nacional sobre Drogas.

Fuente: https://bit.ly/3NmoHmh, https://bit.ly/37Xwist

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.