El Pandoro

Es un pan dulce originario de la ciudad de Verona, junto al panettone, es uno de los dulces navideños más típicos de Italia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KZAOXI2ZLNE77OBEZA7LWNB36A.jpg

Probablemente recibe su nombre por ese color dorado tan característico que le dan los huevos de la receta. Se cree que este pan dulce se remontaría al siglo I a. C., época en la que aparecen los primeros panes elaborados con harina refinada, huevos, manteca y aceite.

El Pandoro tiene diversos orígenes. Se lo considera heredero de la tradición confitera de la Casa de Austria. Los pasteleros vieneses tomaron el brioche como base de un nuevo producto, el croissant, originalmente llamado “pan de Viena”. La masa de este comenzó a usarse como base de la receta del Pandoro de Verona desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

Otros le atribuyen un origen más humilde, como derivado del “Nadalín”, un bizcocho con forma de estrella decorado con azúcar, piñones y anís, que las familias veronesas solían hacer por Navidad.

Un pan simple

El 14 de octubre de 1894 Domenico Melegatti obtuvo la patente mundial de un dulce caracterizado por sus relieves en forma de estrella de ocho puntas, obra del pintor impresionista Angelo Dall’Oca Bianca. Generalmente, el Pandoro no tiene ningún relleno como es el caso del panettone, sino simplemente una suave lluvia de azúcar impalpable que se le agrega justo antes de servirlo, ya que su contacto prolongado con la masa conlleva la pérdida de sus características. 

Sin embargo, actualmente es posible encontrar diversas versiones: relleno de crema pastelera, cubierto por una capa de chocolate, con chispas de chocolate y otras. Este pan italiano tradicional es toda una prueba de paciencia, pues para hacerlo en casa requiere de largas esperas y varias mezclas para lograr la masa perfecta.

Pandoro

300 g de harina

200 g de manteca blanda

120 g de azúcar

20 g de levadura

100 g de crema de leche

Ralladura de limón

5 yemas de huevo

1 huevo entero

Azúcar impalpable

1 cdita. de esencia de vainilla

1. Verter la levadura en un bol y mezclarla con 1 cda. de azúcar, 1 yema de huevo, el tercio de una taza de harina y el agua suficiente para hacer una masa suave. 

2. Cubrir el bol y dejarlo reposar durante 2 h para que suba la masa.

3. Esparcir la mitad de la harina que queda sobre la superficie donde vaya a trabajar la masa y añadir la mitad del azúcar. Trabajar ambos ingredientes junto a la masa anterior, para después incorporar 3 yemas y 3 cdas. de manteca. Amasar bien y darle forma de bola. Poner la masa en un bol ligeramente espolvoreado con harina y cubrir con un paño.

4. Después de 2 h, mezclar la harina y el azúcar que queda con la masa anterior, y trabajarlo todo con el huevo entero y la yema restante. Amasar hasta dejar una pasta homogénea y proceder, como en la vez anterior, a dejarla reposar en un bol levemente enharinado y tapado con un paño durante 2 h.

5. Enharinar la superficie de trabajo e incorporar a la masa el limón y la vainilla. Ahora amasarla con la crema de leche hasta que esta se haya absorbido. Estirar la masa con un rodillo hasta hacer un rectángulo, cortar la manteca en trocitos y esparcirlos alrededor del centro de la masa. Plegar el rectángulo en tercios y volver a pasar el rodillo. Dejar que descanse media hora y repetir la operación dos veces más. 

6. La masa se debe colocar en el molde enmantecado y enharinado, llenándolo hasta la mitad. Cubrir con un paño y dejarlo en un lugar templado para que suba, hasta que la masa llegue al borde del molde (unos 20 min).

7. Mientras, precalentar el horno a 200 ºC. Hornear el Pandoro media hora, luego reducir la potencia a 180 ºC y hornear media hora más. Desmoldar y dejar enfriar. Antes de servirlo, esparcir generosamente azúcar glasé por la superficie.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.