Salud mental. Pandemia e intervención psicomunitaria

1- El pánico si desborda afecta la capacidad de pensar, no puede el sujeto metabolizar la carga de información. El aislamiento rompe el ritmo corriente, trastorna la vida corriente y así surge o se agudizan las tensiones y los delirios de catástrofe. Este tiempo requiere, por los cambios decisivos en nuestro cotidiano, de reinvenciones en el vivir. Creo que la atención Psi que de hecho es una intervención debería orientarse por la escritura In(ter)vención; pues el paréntesis subraya que lo que existe en la intervención es lograr obtener alguna invención particular en la forma de solución que se busca. Un especial caso es la línea del personal de blanco, sector al que se le debe atender. Un dispositivo de 24 hs es lo que se vuelve urgente para esta fracción.

2- La atención Psi consiste en escuchar el planteo particular, su dificultad particular, los detalles y hacer de eso un camino de salida a su angustia. Saber escuchar, saber indagar, saber decir serían los momentos esenciales de la escucha telefónica.

3- Ante el pánico tenemos el tiempo de ver (tiempo de la sorpresa y la perplejidad), el tiempo de comprender (In(ter)vención propiamente dicha) y el tiempo de concluir (del Sujeto). La reacción en extremo está en el tiempo de ver la situación peligrosa y por eso se tiende a saltar el tiempo de comprender y se pasa directo al tiempo de concluir. Es decir al acto que por lo general puede ser destructivo.

4- Cuando la incertidumbre nos recorre es el miedo lo que se convierte en virus que recorre. Pues angustia en incertidumbre quiere decir que no se encuentra salida. Por otro lado salir de una situación, en este caso de pandemia global, no es seguro que se sepa a donde llegamos y en esto radica precisamente lo incierto.

PUBLICIDAD

5- ¿Qué aplaca la angustia? la ciencia tiene su tiempo y límites, la religión hasta cierto punto… de ahí que se abre una salida colectiva. Esta pandemia obliga a una salida colectiva solidaria o nada. Aquí no hay salida individual como antes se podría entender al modo “Ud. lo puede solo”. Este orden creo que ha cambiado abruptamente. Un cambio de paradigma se impone quizás de manera salvaje en el sentido que no hay elaboración.

6-Toda decisión que se tome hoy tendrá consecuencia a largo plazo. Se aproxima una vida, y es el nuevo orden, de vida moldeada, no modelada, moldeada política, económica y culturalmente. El sistema para todos. La vida colmenar, la vida del para todos es un menos de derecho y un más de obligaciones para todos. Una reducción del sujeto de derecho. La transformación es irreversible, es decir no se volverá más al estado anterior.

7- El aislamiento decretado como prevención deshace o afecta unas series de lazos simbólicos e imaginario de un golpe. Por eso estimo que al aislamiento social hay que darle un sentido social; un sentido de relación social. Inventar por los medios virtuales actividad a la comunidad sería una manera precisa de tratar esta interrupción abrupta. Por eso estimo que las comunidades barriales deben interactuar intra e inter barrio a través de las radios comunitarias sobre los problemas y hábitos propios. Esto es, a mi juicio, lo necesario: In(ter)vención Psicomunitaria (vale aquí este neologismo). Hay que subrayar que una irrupción de interferencia social como esta tiene peso o valor traumático colectivo y en consecuencia existe una demanda social de sentido. Una demanda (con urgencia) de recibir significaciones, de recibir explicaciones y orientación de rumbo. Este vacío de significación por lo abrupto del fenómeno y las sobre informaciones genera un estado de perplejidad.

8- En estado de urgencia los sujetos no se conducen orientados por la razón sino por las demandas subjetivas. Por eso creo que si tenemos en cuenta el lado de oportunidad que toda crisis encierra saber conducir la participación ciudadana se vuelve central pues pasa, la participación social, pasa a regulaciones de los distintos tipos de empujes destructivos que habita en los seres humanos ante estas conmociones. No existen manuales de relación o para las relaciones, hay que inventar según las características locales, sublocales, según las características sublocales. La interacción intra e interbarrial podría llegar, ante esta emergencia, en constituirse en un estilo saludable pospandemia. Hay que buscar que la palabra circule pues así las invenciones florecen y se disipa el pánico infértil.

PUBLICIDAD

5 REFLEXIONES PARA EL AISLAMIENTO

1) La muerte no está inscripta en la subjetividad, no se sabe de ella. Toda preocupación sobre la muerte obedece a la falta de paz, satisfacción o armonía consigo mismo. Puedes indagarlo y encontrarás cien formas de resolver ese temor.

2) Aislamiento del cuerpo no es igual a aislamiento subjetivo. Quiere decir que puedes participar, vincularte, conectarte con los medios que tengas a mano, en la mano no nos falta objetos precisamente… Quiere decir que cuentas con experiencias, recuerdos, etc.; es decir, con una vida social que te constituyó.

3) No te disgustes con ninguna verdad, abrir los ojos hace bien: reviven los talentos.

4) Entregarse al nuevo Rey, a la Corona, es achicarse, es vaciarse, es des-ser.

5) El trabajo de acompañamiento que puedas hacer desde el aislamiento es un trabajo de humanización, vale decir, darle sentido a la subjetividad más próxima.

(*) Psicoanalista. Miembro de Ágape Psicoanalítico Paraguayo y de la Federación Psicoanalítica Paraguaya (FPP).

genarorierah@gmail.com

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD