Altas penas para cómplices del “zar del microtráfico”

Un tribunal de sentencia aplicó altas condenas a seis personas que se dedicaban al delivery de marihuana, cocaína y crack e integraban la banda de Armando Javier Rotela Ayala, conocido como el “zar del microtráfico” que tras ser capturado en el mismo megaoperativo llevado a cabo el 29 de junio de 2011 en Bañado Sur, se escapó de una cárcel y hasta ahora permanece prófugo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/F6XJ3HU7BJHQFNJ4WSATRKNXPA.jpg

Cargando...

Las juezas Gloria Hermosa, Mesalina Fernández y Blanca Gorostiaga decidieron sentenciar por los hechos punibles de posesión de drogas y comercialización de sustancias prohibidas y asociación criminal a Andrea del Rosario Cristaldo Amarilla, de 21 años de edad y pareja sentimental de Rotela Ayala, a 16 años de pena privativa de libertad que cumple en el Buen Pastor.

La misma condena fue aplicada a José Elías Venegas Taboada (31 años), distribuidor confeso en cuya vivienda precaria fue incautada una gran cantidad de droga. Asimismo, recibieron 15 años de pena Bernarda Beatriz Bobadilla (44) y Juan Blas Noceda Ayala (53), este último custodio del considerado “zar del microtráfico” que cayó con armas de grueso calibre. Mientras que los sindicados como distribuidores de las sustancias prohibidas en locales nocturnos, Fermín David Ramírez (25) y Édgar Lorenzo Riquelme (32), recibieron una condena de 12 años de cárcel.

El tribunal consideró que la banda estaba organizada para azotar a la sociedad, para atentar contra la salud de los niños y jóvenes, ya que el grupo criminal también entregaba drogas por delivery a conocidos pubs de la capital.

A su vez, las juezas tuvieron en cuenta la flagrancia ya que las personas cayeron con tocos de crack, marihuana y cocaína, así como dinero y joyas, seis motocicletas, armas de grueso calibre, municiones y hasta granadas.

En el considerando del fallo condenatorio, el colegiado aseguró que tras una valoración conjunta y armónica, surge con alto grado de convicción, que los miembros de la banda se dedicaban a comercializar sustancias estupefacientes en una determinada zona del Bañado Sur.

Según el Ministerio Público, la denuncia fue realizada por padres de familia de la zona, preocupados por este flagelo que amenazaba a niños y jóvenes, y, sobre la existencia del grupo organizado para este efecto.

Tras la denuncia y ante las fuertes sospechas, agentes especializados del Departamento de Antinarcóticos de la Policía Nacional realizaron dos meses un trabajo de inteligencia, ya que estuvieron apostados en la zona y se infiltraron en el grupo criminal.

griselda@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...