Bandas se alistan para una “guerra” en la frontera seca

Una verdadera “guerra” aparentemente se avecina en la frontera seca paraguayo-brasileña, según las presunciones de las autoridades de esa zona, con base en el descubrimiento de grandes arsenales y vehículos brindados durante los allanamientos efectuados en las últimas semanas en Pedro Juan Caballero y Asunción por la Senad y la Policía Nacional. La lucha por el control del tráfico de drogas y armas ha convertido a esa región del país, integrada por los departamentos de Amambay, Canindeyú, Concepción y San Pedro, en un polvorín al que, al parecer, al Estado no le interesa poner fin.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/35QK56WPJRGQNMU3AGZOBQ5NB4.jpg

Un allanamiento efectuado el pasado miércoles en una residencia del barrio Mariscal Estigarribia de la ciudad de Pedro Juan Caballero permitió el hallazgo de un poderoso arsenal consistente en varios chalecos antibalas, chalecos portaproyectiles, una buena cantidad de proyectiles antiaéreos calibre .50 y una camioneta Mitsubishi blindada, que no portaba chapa.

El procedimiento, a cargo de agentes especiales de la Senad y la fiscala Valeriana Ferreira, se efectuó ante la posibilidad de encontrar en la vivienda una banda de sicarios y drogas, ya que la información que poseían era que integrantes del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital (PCC) estaban en el lugar; pero cuando llegaron no había nadie.

Estos elementos hallados tienden a confirmar que se está preparando una verdadera guerra entre bandas rivales por el monopolio del tráfico de drogas y armas en la frontera seca entre Paraguay y Brasil, principalmente en la capital del departamento de Amambay.

PUBLICIDAD

Fuertes versiones provenientes del submundo del hampa en la frontera dan cuenta de que las gavillas se “nutrieron” de armas de grueso calibre, vehículos blindados, chalecos antibalas y una gran cantidad de municiones de diverso calibre.

Los informantes también sugieren que el Primer Comando Capital (PCC) también está conectado de alguna manera con otros grupos criminales ligados al narcotráfico y la delincuencia en general, como la “megabanda” de asaltantes dirigida por el asaltabancos Amado Ramón Benítez, entre otros.

El “supermercado”

PUBLICIDAD

La noche del 9 de marzo pasado los agentes de la Senad localizaron un depósito clandestino de armas, municiones, explosivos y detonadores, tras el allanamiento de una vivienda del barrio Villa Aurelia de Asunción, según se dijo cuando seguían las investigaciones de la aparición de un camión blindado en Pedro Juan Caballero.

Dicho arsenal pertenecía al empresario Carlos Federico León Ocampos (49), propietario de la firma “Comtecpar SA”.

De acuerdo con los investigadores, el citado blindado, que estaba equipado con un fusil calibre .50, iba a ser utilizado para atentar contra el empresario de frontera Jorge Rafaat Toumani, pero el plan fue descubierto por la agentes de patrulla en Pedro Juan Caballero, que persiguió a tiros a los sicarios hasta territorio brasileño. Allí, el rastrillaje continuó con refuerzos de sus pares brasileños hasta que los delincuentes, acorralados, se vieron obligados a abandonar el vehículo y las armas.

Por su parte, el abogado Andrés Casati, quien representa a Carlos Federico León, aseguró que no existe vinculación alguna entre el decomiso de armas y el plan de ataque que aparentemente tenía como objetivo a Toumani.

Igualmente, el letrado aseguró que ninguno de los fusiles tenía el escudo de armas de países vecinos, por lo que no se puede decir que fueron robados.

“Máximo puede calificarse como tenencia ilegal de armas”, dijo Casati, al ser consultado sobre la situación.

cazenave@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD