EPP sigue matando a policías, pero nadie reacciona

El suboficial 2° Cirilo Díaz Escobar (29), fallecido tras un atentado con bomba del EPP, en Paso Tuja, departamento de Concepción, pasó a ser el décimo policía asesinado por los secuestradores en 17 ataques contra uniformados en el marco de una supuesta “lucha” por la gente humilde, pero que se contrapone con sus acciones criminales. Sin embargo, pese a que las estadísticas de agentes abatidos sigue sumando, el Gobierno se muestra aún tan indiferente como desde hace ocho años, cuando caía el primer efectivo.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/JY7C6KITN5DCVB35TAVCUXQRWQ.jpg

27 de agosto de 2005:

El suboficial inspector de Policía Andrés Ceferino Brítez (35), de la subcomisaría 26ª de Nueva Durango, fue emboscado y asesinado con cuatro tiros de fusil, a las 07:30, dentro de un monte del Cuarto Escuadre de la Colonia Maracaná, distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú. El citado efectivo y su jefe, el suboficial mayor Rodolfo Acuña Centurión, hacían una incursión en busca de miembros de un grupo armado, actualmente denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

7 de febrero de 2006:

El suboficial 1º de Policía Óscar Antonio Noceda Sosa (30), de la comisaría 15ª de Puentesiño, departamento de Concepción, fue acribillado con 27 balazos, a las 07:00, en un camino del asentamiento Sótano, en el mencionado distrito. Su motocicleta fue incendiada por los criminales. Noceda dirigió un día antes un operativo en que fueron capturados miembros del grupo logístico de la banda armada, quienes transportaban en una camioneta de la Organización Campesina del Norte (OCN) víveres, municiones y explosivos.

18 de abril de 2006:

Unos 20 criminales, vestidos con uniformes camuflados, tomaron por asalto desde la tarde la subcomisaría 27ª de la localidad de Hugua Ñandu, distrito de Concepción, departamento de Concepción. En el ataque resultaron heridos el suboficial inspector de Policía Leonardo Cabrera y el suboficial primero de Policía Adolfo Benítez González, tomados de rehenes durante varias horas, mientras los delincuentes destrozaban, saqueaban e incendiaban la sede policial. Los malvivientes dejaron un mensaje al Gobierno: “esto apenas empieza”.

6 de febrero de 2008:

El jefe de Policía de San Pedro, Crio. Princ. Dionicio Gines, y el fusilero de la FOPE suboficial ayudante Joel Hugo Bracho Brizuela resultaron baleados en un tempranero enfrentamiento con miembros del grupo armado, dentro de un espeso monte en la localidad de Yaguareté Forest, distrito de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro. Los policías se introdujeron en el área en la noche anterior, junto con el fiscal Rogelio Ortúzar, detrás de los pasos de los criminales, quienes notaron la presencia de la comitiva y abrieron fuego.

31 de diciembre 2008:

Unos 20 sujetos armados y a cara descubierta tomaron por asalto a últimas horas de la noche el destacamento militar situado en la entrada de la estancia “Paso Itá” de Maris Llorens, en el distrito de Tacuatí, departamento de San Pedro. Los atracadores sorprendieron al vicesargento primero del Ejército Reinaldo Arnaldo Cruz, único uniformado en el lugar, quien estaba con su esposa Nelly Rita Lugo, y se alzaron con dos fusiles M16, ocho cargadores y 90 proyectiles. Dejaron un panfleto del Ejército del Pueblo Paraguayo y quemaron el lugar.

15 de octubre de 2009:

El jefe de la subcomisaría 27ª de Hugua Ñandu, oficial 1º Hugo César Romero Sánchez, y el suboficial ayudante Víctor Manuel Martínez Ferreira, de la misma unidad, resultaron con graves heridas al estallar una granada “cazabobo” dentro de la camioneta de Fidel Zavala, abandonada a 10 kilómetros de su estancia, minutos después del plagio, en la localidad de Paso Barreto, distrito de Concepción, departamento de Concepción. El artefacto estaba sujetado por un cordón y explosionó al abrir la puerta.

21 de abril de 2010:

El suboficial ayudante de Policía Joaquín Agüero Benítez (26) fue ejecutado en horas de la mañana, al encabezar una incursión dentro del predio de la estancia “Santa Adelia”, en la localidad de Arroyito, distrito de Horqueta, departamento de Concepción. El uniformado estaba en compañía de un peón y dos capataces, que también perecieron, al seguir pistas dejadas por los criminales, quienes habían faenado varios animales. En el lugar se halló un campamento del EPP dotado hasta con un stand de tiros y una improvisada “garita” de vigilancia.

17 de junio de 2010:

Los suboficiales ayudantes de la FOPE Lilio Ramón Giménez Dávalos (23) y Carlos César Cardozo Santacruz (23) fueron ejecutados por el primer anillo del EPP dentro de un monte de la localidad de Kurusu de Hierro, distrito de Azote’y, departamento de Concepción. Los policías entraron a la zona para sorprender a los secuestradores en su guarida, que fue localizada gracias a un informante, pero los criminales detectaron la tempranera incursión, se adelantaron y los eliminaron. En el sitio se encontró un campamento del grupo armado.

16 de enero de 2011:

Los suboficiales de Policía Rufino Argüello, Juan López, Nery Rivarola y Marcial Ramón Bazán resultaron heridos al estallar una bomba colocada por el EPP en la entrada de la comisaría 3ª del distrito de Horqueta, departamento de Concepción. La explosión ocurrió en horas de la tarde, en momentos en que los agentes salían a bordo de una patrullera para intervenir en un supuesto pedido de auxilio, que fue comunicado por los mismos criminales vía telefónica justamente para motivar la salida de los uniformados.

21 de setiembre de 2011:

El primer anillo del EPP tomó por asalto en horas de la noche la subcomisaría 10ª de la localidad de Capitán Giménez, distrito de Horqueta, departamento de Concepción, y acribilló al suboficial 2º Vicente Ignacio Casco Vargas (30) frente a la oficina de guardia, luego de que pidiera socorro por radio. El suboficial 2º Salbador Fernández Fernández (28) fue capturado al intentar escapar por atrás y ejecutado de cuatro balazos boca abajo. Para cuando llegaron refuerzos, los malvivientes ya habían destrozado el lugar con bombas.

5 de octubre de 2011:

Un francotirador del EPP disparó contra un grupo de efectivos policiales que hacían barrera en horas de la tarde frente mismo a la subcomisaría 10ª de la localidad de Capitán Giménez, distrito de Horqueta, departamento de Concepción. En el ataque resultó herido en la espalda el suboficial inspector Raimundo Ismael Pereira (33). Sus camaradas reaccionaron y también dispararon sus armas, aunque no pudieron detectar al tirador, quien actuó desde un bosque situado frente a la unidad, sobre la Ruta III “Gral. Elizardo Aquino”.

24 de octubre de 2011:

Fusileros del EPP dispararon desde el monte, en horas de la tarde, contra agentes destacados en la Agrupación Táctica Regional de la localidad de Hugua Ñandu, distrito de Concepción, departamento de Concepción. En el ataque resultan heridos los suboficiales Fidel Maldonado, Silvio León y Emilio Insfrán. Los secuestradores dejaron un comunicado y un explosivo conocido como estopín, en la zona desde la cual partieron los disparos, hacia la parte posterior del destacamento.

4 de setiembre de 2012:

Francotiradores del EPP balearon a agentes de la comisaría 14ª del distrito de Azote’y, departamento de Concepción, mientras hacían una barrera frente a su unidad, sobre la Ruta III “Gral. Elizardo Aquino”. En el ataque fue herido el suboficial 2° Víctor Alexis Acosta Galeano (25), quien murió dos días después en el Hospital de Policía “Rigoberto Caballero” de Asunción, y el suboficial mayor Felipe Nery Escobar Gómez. Simultáneamente, otro grupo del EPP irrumpió en una casa situada a 600 metros de la dependencia policial.

5 de diciembre de 2012:

Agentes de la FOPE se enfrentaron a tiros con miembros del EPP en un monte del asentamiento Núcleo 6 de la localidad de Arroyito, distrito de Horqueta, departamento de Concepción, detrás de la casa de Lucio Silva, miembro de la “banda de Choré”. Los policías hacían una incursión cuando repentinamente fueron baleados por cinco sujetos vestidos de civil. Los policías respondieron al fuego y balearon en la mano a uno de los atacantes, quien quedó herido, tiró su escopeta y huyó con sus cómplices.

27 de diciembre de 2012:

El suboficial 2° Domingo Melgarejo Benítez (30), de la comisaría 20ª de Cuero Fresco, murió al estallar una bomba, cuando un contingente policial atravesaban un portón de la estancia “La Paz”, en la localidad de Cuero Fresco, distrito de Horqueta, departamento de Concepción. Además, resultaron heridos el suboficial principal Tomás Alberto Acosta Romero, el suboficial primero Édgar Efraín Cuevas Miskinik y el suboficial ayudante Isidro Torres Garay. Miembros del EPP llamaron a la comisaría para denunciar un tiroteo y prepararon la emboscada.

21 de abril de 2013:

Dos miembros del EPP dispararon desde una motocicleta contra el frente de la comisaría 21ª de la localidad de Kurusu de Hierro, distrito de Azote’y, departamento de Concepción, pero los policías reaccionaron y abatieron a Francisco Denis Almirón (53), en tanto que su presunto cómplice, Isabelino Riveros Velázquez (22), fue capturado en un retén, camino a Tacuatí. Simultáneamente, otro grupo del EPP abrió fuego contra la parte trasera del destacamento, donde se desató otro enfrentamiento, que afectó a uno de los helicópteros de la Policía.

21 de abril de 2013:

Un convoy de patrulleras fue atacado con una bomba en la localidad de Paso Tuja, distrito de Azote’y, departamento de Concepción, a ocho kilómetros de Kurusu de Hierro. En la explosión murió el suboficial 2° Cirilo Díaz Escobar (29), quien viajaba en el asiento trasero derecho del móvil Delta 1, e hirió al oficial ayudante Alfredo Guerrero, al suboficial 2° Víctor Samuel Chávez y al suboficial ayudante Edgar Fariña. Al mismo tiempo, dos francotiradores del EPP atacaron con fusiles y pistolas, y también dispararon contra los móviles.

ileguizamon@abc.com.py