Expolicía confiesa crimen de joven

Luis Alberto Rojas Mariño, un expolicía de 53 años, se adjudicó el asesinato a tiros de la supuesta prostituta Sonia Patricia Amarilla Ortiz, ocurrido el 19 de abril en Presidente Franco.

El expolicía relató en sede fiscal que fue él quien recogió en la tarde del miércoles 18 de abril a la jovencita en una estación de servicios de Ciudad del Este y que después la mató con un revólver que tiró a un río. Supuestamente, la mujer quiso drogarlo con una pastilla que puso en su bebida. En el caso también están imputados el hijo del expolicía y dueño del vehículo donde se subió la víctima, Luis Alberto Rojas Aguirre, y el ahijado, Enrique Gabriel Fernández Benítez, desde cuyo teléfono celular pactó el encuentro con la joven.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD