Fiscal destaca fallo y abogada critica

El fiscal de la Unidad Antidrogas Marcelo Pecci destacó el comiso de bienes a favor del Estado, mientras que la defensora de Jarvis Chimenes Pavão, Laura Casuso, indicó que su defendido ya no confiaba en la justicia, porque ya no se juzgaba un “hecho punible”, sino “el nombre y apellido de una persona”.

Pecci señaló que es “trascendente” que se haya podido definir el comiso de los bienes y el dinero que se logró incautar de los procesados en esta causa, a favor del Estado paraguayo.

“El comiso de los bienes de las organizaciones criminales implica también el ingreso al patrimonio del Estado nacional de bienes que podrán ser utilizados para el bien común”.

Durante los allanamientos realizados en esta investigación, se logró incautar cerca de 92 millones de guaraníes, además de cuatro rodados, tres motos, dos cuaciclones, ocho armas de fuego y además, se logró identificar tres fincas que formaban parte de la estancia 4 Filhos, que consta de 400 hectáreas.

El investigador también indicó que en los últimos años tuvieron que luchar contra las chicanas presentadas por los abogados defensores con el afán de dilatar la prosecución del juicio y que es un logro importante para la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico, las sentencias condenatorias.

Por su parte, la abogada Casuso criticó duramente el desarrollo del juicio oral. Primeramente, indicó que la jueza María Luz Martínez no se apartó pese a ser recusada tras el escándalo derivado del hallazgo de archivos en la computadora de su esposo Delio Vera, acerca del supuesto pago a la Corte para favorecer a su defendido. “Se perdieron crediblidad, objetividad y garantía jurídica. Acá no se juzga hecho punible, sino el nombre y apellido de una persona”, sentenció la profesional.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.