Histórica extradición del asesino de Pablo

Ocho meses y 13 días pasaron hasta que Vilmar Acosta Marques (40), alias Neneco, por fin pudo pisar de nuevo suelo paraguayo, desde aquel 4 de marzo pasado cuando se anunció la captura en Brasil del supuesto mandante del crimen de nuestro compañero Pablo Medina Velázquez (53), en un atentado ocurrido el 16 de octubre de 2014. Sin embargo, la ansiada extradición, concretada el martes último, atravesó por innumerables diligencias y negociaciones entre ambas naciones. A continuación, los principales momentos del caso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/53AJR4SJBFADXCZK7INZ5F5QXU.jpg

4 de marzo:

Vilmar Acosta Marques, alias “Neneco”, cae preso frente a un supermercado en el municipio de Caarapó, estado de Mato Grosso del Sur, al ser seguido desde la localidad vecina de Dourados por cuatro policías paraguayos y un policía civil local. Inmediatamente, los uniformados trasladan al narcopolítico a la sede la Policía Federal de Naviraí, donde queda bajo custodia.

5 de marzo:

PUBLICIDAD

El exintendente de Ypejhú es transferido a la superintendencia de la Policía Federal en la ciudad de Campo Grande, la capital estadual, mientras el juez del municipio de Sete Quedas, Guilherme Henrique Berto de Almada, anula la nacionalidad brasileña de “Neneco” al comprobar que este falseó sus datos para obtener el documento.

6 de marzo:

El juez federal de Mato Grosso del Sur, Dalton Igor Kita Conrado, decreta la prisión con fines de deportación de Vilmar, en un plazo de 60 días. Al mismo tiempo, el Supremo Tribunal Federal de Brasilia también dispone su prisión con fines de extradición, trámite que tendría que haber sido ejecutado en un lapso de 90 días.

PUBLICIDAD

9 de marzo:

El entonces superintendente de la Policía Federal en Mato Grosso del Sur, Edgar Paulo Marcon, comunica al fiscal general del Estado de Paraguay, Javier Díaz Verón, que el Supremo Tribunal Federal de Brasilia denegó la deportación del jefe narco para dar trámite al otro mandato de prisión con fines de deportación, dispuesto por el mismo órgano.

13 de marzo:

El canciller brasileño, Mauro Vieira, anuncia en Asunción, tras reunirse con el presidente de la República Horacio Cartes y con el canciller compatriota Eladio Loizaga, que el Supremo Tribunal Federal de Brasilia comunicó a Itamaraty que entregará al Paraguay a Vilmar Acosta Marques pero por la vía de la extradición.

30 de marzo:

El embajador paraguayo en Brasil, Manuel María Cáceres, y el director de Asuntos Legales de la Cancillería nacional, Rubén Darío Ortiz, entregan en Itamaraty (Cancillería brasileña) el exhorto de extradición de 294 fojas, a lo que el subsecretario general Carlos Alberto Magalhaes responde que tienen la mejor predisposición para tramitar con la mayor celeridad el pedido.

7 de abril:

El Supremo Tribunal Federal de Brasil rechaza la petición planteada por la defensa de Vilmar Acosta Marques, de suspender el proceso de extradición al alegar que “Neneco” también tiene nacionalidad brasileña, ya que un juez de Sete Quedas ya había anulado en primera instancia su identidad brasileña bajo la cual pretendía escudarse el exintendente.

8 de mayo:

“Neneco” se juega sus últimas cartas ante la Justicia brasileña y en una audiencia pública ante el juez Rodrigo Capes, en Campo Grande, se declara ciudadano brasileño y niega ser paraguayo, así como también en un perfecto portugués afirma ser un perseguido político y advierte que si lo extraditan a Paraguay será hombre muerto.

20 de mayo:

El ministro del Supremo Tribunal Federal del Brasil y relator asignado para el caso Vilmar Acosta Marques, José Antonio Dias Toffoli, envía a la Procuraduría General de la República brasileña (PGR) el descargo de los abogados de “Neneco”, Herbitan Cristian Carulla y Anderson Rodríguez Carvalho, sobre la audiencia pública a la que compareció el político colorado.

8 de junio:

El procurador general de la República de Brasil, Rodrigo Janot, da trámite favorable al pedido de extradición el Gobierno de nuestro país y acepta las pruebas contra Vilmar Acosta Marques, al mencionar sus antecedentes penales y manifestar que se demostró “con creces” su nacionalidad paraguaya.

25 de agosto:

El Supremo Tribunal Federal de Brasil, finalmente y en un fallo unánime, resuelve extraditar a Paraguay a Vilmar Acosta Marques, luego de breves deliberaciones que solo duraron cinco minutos y que concluyeron con los votos a favor de los ministros José Antonio Dias Toffoli, Teori Albino Zavaski, Carmen Lucía Antunes Rocha y Gilmar Ferreira Mendes.

27 de agosto:

El exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques sufre otro revés jurídico al quedar definitivamente anulada su nacionalidad brasileña, la cual quiso hacer valer hasta último momento para evitar su extradición a nuestro país, pero el juez de Sete Quedas Guilherme Henrique Berto de Almada se ratifica en su resolución inicial y deja firme el fallo.

29 de octubre:

El Supremo Tribunal Federal del Brasil rechaza definitivamente las dos chicanas consecutivas planteadas por la defensa de Vilmar Acosta Marques para frenar su extradición, con lo que el fallo de los ministros de la Corte local queda firme y la entrega de “Neneco” al Paraguay queda exclusivamente en manos de la presidenta Dilma Rousseff.

11 de noviembre:

La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, comunica al Paraguay su decisión de entregar en carácter de extraditado al exintendente de Ypejhú Vilmar Acosta Marques, para ser juzgado en nuestro país como autor intelectual del crimen del corresponsal de ABC Color Pablo Medina Velázquez y el de su acompañante Antonia Maribel Almada Chamorro.

17 de noviembre:

A un año, un mes y un día del crimen de Pablo Medina y Antonia Almada, así como a ocho meses y 13 días de haber sido capturado en Brasil, finalmente Vilmar “Neneco” Acosta Marques llega en carácter de extraditado al Paraguay después de ser entregado a policías de Interpol de nuestro país en el aeropuerto de Campo Grande.

ileguizamon@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD