Subcomisario supuestamente era informante de la mafia

El subcomisario Nelson Darío Barrios Ávalos (39), miembro del Comando Tripartito (Paraguay, Brasil y Argentina), instalado en el Este del país, usaba datos sensibles que manejaba para extorsionar a comerciantes que actuaban al margen de la ley y al mismo tiempo operaba como “campana” de estructuras criminales instaladas en aquella zona, según la acusación del Ministerio Público.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LMZDZBEFEVFFFME6SMWOXGWEOE.jpg

Efectivamente, la semana pasada el fiscal Carlos Alcaraz imputó al subcomisario Nelson Darío Barrios por los delitos de frustración a la persecución penal, cohecho pasivo agravado y asociación criminal.

El subcomisario Barrios era el jefe del puesto de control del departamento Contra Delitos Económicos instalado en Torín, Caaguazú, cuando el pasado 28 de agosto pasado fue convocado en la comisaría de Nueva Londres para intervenir en la captura de uno de los secretario del presunto narco esteño Reinaldo Javier Cabaña Santacruz (33), alias Cucho, quien se dirigía a la capital con US$ 190.000 para pagar por una carga de cocaína. En el mismo hecho participaron el jefe de Prevención de Caaguazú, comisario principal Celso Diosnel Ortega Aguilera, a la jefa de la comisaría, la oficial primero Selva María Chaparro y cuatro suboficiales.

Tras una negociación en la que medió el disputado colorado del movimiento Añetete, Ulises Quintana, se labró un acta en la que figura que el monto hallado en poder de los enviados del presunto narco no superaba los US$ 19.000 y se liberó. Luego se supo que supuestamente cada uno de los intervinientes recibió una suma de dinero para dejar pasar al enviado.

Tras la captura del Cucho Cabaña, el 6 de setiembre último en una megaoperación efectuada por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), la Fiscalía procedió a la aprehensión de todos los involucrados en aquel procedimiento irregular, como el caso el comisario principal Ortega, la oficial Chaparro y el subcomisario Barrios.

Y fue sobre Barrios que el Ministerio Público ahondó las investigaciones y de esa forma los agentes fiscales lograron confirmar que el citado oficial utilizaba los datos sensibles que maneja para extorsionar a los comerciantes instalados en la zona de la Tres Fronteras y que operaban al margen de la ley.

Teniendo en cuenta las escuchas telefónicas efectuadas por los agentes de la Senad se puede determinar que Barrios formaba parte de una supuesta organización mafiosa integrada por al menos ocho personas, siendo José Isacio Peralta Martínez el más influyente de todos. Peralta Martínez era el que le informaba al policía qué comerciante estaba en falta para cobrarle un monto mensual o semanal. Igualmente, el subcomisario Barrios operaba como un supuesto soplón para las organizaciones criminales del Este, ya que informaba a maleantes de cualquier operativo que se iba a realizar en la zona.

brlopez@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.