Un motochorro es juzgado por crimen

Un motochorro que cuando era menor de edad asesinó a Liz Teresita Arzamendia es juzgado actualmente por homicidio doloso, a puertas cerradas. Solo se expone a una pena máxima de 8 años de cárcel.

El hecho ocurrió cuando la víctima retornaba a su hogar del trabajo, el 17 de junio de 2014, en el barrio Vista Alegre de Asunción. El tribunal de sentencia integrado por los jueces Víctor Alfieri, Elio Rubén Ovelar y María Luz Martínez ya escuchó a los testigos del Ministerio Público. Declaró Lucio Martínez, quien es la persona que auxilió a Liz Teresita cuando estaba ensangrentada, producto de una estocada en el abdomen. A su vez, declararon la madre de la víctima, Norma Ferreira de Arzamendia, y la hermana, Lorena Arzamendia. También la testigo Lilian Falcón relató los instantes en que la mujer se arrastraba para llegar a su casa y además reconoció las prendas de los autores del hecho. También es juzgada, pero por reducción, otra menor de edad que utilizó uno de los celulares robados a Liz, que dejó huérfana a una hija.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05