Alonso con triunfo de infarto

El español Fernando Alonso ganó ayer, junto al suizo Sebastien Buemi y al japonés Kazuki Nakajima, el Mundial de Resistencia, al repetir el triunfo de hace un año en las 24 Horas de Le Mans, por delante del otro Toyota TS050 Hybrid, el del argentino José María ‘Pechito’ López, que perdió el liderato a menos de una hora para el final a causa de dos pinchazos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MIEFORPNWRCVBPZK53IKGOQ2AE.jpg

El doble campeón mundial asturiano de Fórmula 1, que había logrado hace un año la primera victoria para Toyota en la prueba de un día más importante del mundo, repitió triunfo en la mítica carrera que concluyó ayer domingo en el circuito de La Sarthe, en la que a ‘Pechito’ se le escapó el que hubiese sido uno de sus éxitos más importantes, junto al inglés Mike Conway y al nipón Kamui Kobayashi. Alonso y sus compañeros se aprovecharon del infortunio del argentino con el coche 7, que llevaba mejor ritmo que el 8 –el del asturiano– y circulaba hacia una victoria segura cuando sufrió una avería a menos de una hora para la conclusión de una carrera de 24.

El piloto de Río Tercero (Córdoba) había reconocido a Efe el jueves en La Sarthe que firmaba “ya”, con los ojos cerrados, “ganar la carrera” y cederle el Mundial al español y a sus compañeros, que afrontaban la última prueba del campeonato con 30 puntos de ventaja y la certeza de que acabar séptimos les garantizaba el título.

En una prueba cuyo banderazo de salida dio a las tres de la tarde del sábado la Princesa Charlene de Mónaco, Conway partió desde la ‘pole’ y enseguida puso en cabeza al coche 7; que prácticamente dominó la carrera, sin grandes problemas, de principio a fin.

PUBLICIDAD

A ‘Pechito’ se le escapó un triunfo que Alonso reconoció era del pleno merecimiento de los pilotos del coche 7 –a los que invitó a subirse al peldaño más elevado del podio–, pero que tomó, indicando a Efe que otras muchas veces también ha habido otras carreras y Mundiales de F1 que se le habían “escapado inexplicablemente”.

Como el Mundial de Fórmula 1 del 2007, con McLaren; o el del 2012, con Ferrari. O, más aún, el de 2010: en el que en la última carrera, en Abu Dabi, se le escapó el que hubiera sido su primer título con la ‘Scuderia’. Bloqueado, durante interminables vueltas, en la noche emiratí, por el ruso Vitaly Petrov, que ayer acabó tercero, a seis giros, las 24 Horas de Le Mans con el SMP Racing número 11 que compartió con su compatriota Mikhail Aleshin y con Stoffel Vandoorne.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD