Ecléctica

Es una residencia contemporánea en cuanto a su diseño en espacios integrados, abiertos, con los techos muy altos y una deco distinguida.

Ecléctica
EclécticaCELSO RIOS

El buen gusto con que fue creada la ambientación a doble altura sorprende y hace que se multiplique la espacialidad que alcanza una doble altura de ocho metros. Al abrir la puerta desde el hall ya se ve el patio, la sala integrada a la cocina que no tiene dispersión de olores ni humo porque posee un extractor industrial. Intercomunicada con el comedor para recibir a la mayor cantidad de gente posible. El gran sofá en forma de U de Le Galion da a la pared principal, donde está empotrada una chimenea a alcohol, que calienta la atmósfera y le da calidez; toda el área tiene pisos de madera laminada. La base es granito flamado, asentado sobre un banco de madera de reforestación de casi siete metros de largo. La cocina es compacta, posee un toque clásico muy práctico con pisos de granito negro y vetas blancas.

La casa posee un estilo ecléctico nos dice la arquitecta Ana Talavera, creadora de este interiorismo, convencida de que la casa es un reflejo de la historia de sus moradores, donde los objetos se relacionan con sus recuerdos de otras épocas. Las puertas ventanas de tres metros de altura empotradas en la pared conectan con la galería cerrada más informal, allí una cama se adaptó al lugar.

Las alfombras antiguas son turcas, algunas traídas de viajes; el espacio para el comedor es pequeño, pero contiene la mesa para 12 personas, acompañada de un espejo pintado por Patricia Silva, y una pared vidriada que deja pasar la luz.

PUBLICIDAD

Los artistas dejan aquí sus huellas: Carlos Colombino, Ricardo Migliorisi y una escultura del arquitecto Sebastián Guggiari denominada “puerta al cielo”, que da inicio desde el portal a este trabajo en el que sobresalen los muebles paraguayos y la jerarquía de sus artistas.

Galería cerrada

La mesa para 14 comensales tiene una terminación con decapé rústica, tablonada; no necesita el mantel formal, solo el cuidado de colocar en el centro unas flores gipsófilas, velas, el colorido de las cerámicas, individuales y camineros. Una mezcla que se une a la belleza de la pared verde grisácea, que llama la atención por los tonos claros que abundan en esta galería cerrada. Los sillones son de mimbre pintado en beige suave.

mirtha@abc.com.py

Fotos Celso Ríos

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD