No convencional

La belleza y estética del hogar o la oficina no solo es posible con ornamentos creados para la decoración, sino también mediante la organización del sitio y las cosas.

No convencional
No convencionalARCENIO ACUÑA

A veces, contar con la superficie requerida tampoco es suficiente para mantener organizado un lugar, por lo que unas cajas de apilamiento son la solución necesaria para ordenar espacios.

Juan Javier Lezcano (40) era propietario de una bodega, pero su estilo de vida, que fue cambiando con los años, lo empujó también a cambiar de rubro. Así fue que con Carola Flores (44) abrieron el Taller JJ, una carpintería diferente, que lejos de fabricar muebles convencionales, emplean toda su creatividad para crear artículos y piezas de madera enfocados a otros usos.

“Era propietario de una bodega, pero a principios de este año decidí cambiar de rubro luego de asimilar que ese trabajo ya no estaba acorde a mi estilo de vida. Así me puse a buscar algo que me llene. Al principio no sabía qué hacer, pero estaba convencido de querer un trabajo para el cual realmente tuviera ganas. Me gustaban las herramientas, pero carpintero no soy, así que tras muchas vueltas, analizar el panorama y aprender a trabajar en madera mirando tutoriales en YouTube, empezamos el emprendimiento”, recuerda Juan Javier, quien valoró que actualmente se pueda aprender prácticamente cualquier cosa en internet.

Sus primeros trabajos pasaron por muchas pruebas, hasta que finalmente logró crear sus primeros diseños en cajas de apilamiento, además de otras piezas con base de madera.

PUBLICIDAD

Variedad creativa

Portacelulares para escritorio, casas para mascotas, ordenadores de herramientas de pared, six pack beer o incluso deshidratadores solares para frutas y verduras son otras de las creaciones en madera del Taller JJ, ya que según explican los emprendedores, el abanico de posibilidades es ilimitado. “Las cajas apilables de almacenamiento son una opción sumamente práctica para ordenar la casa, ya que se puede usar para ordenar juguetes, herramientas, libros, prendas de vestir o todo lo que a uno se le ocurra, y como son apilables no ocupan mucho espacio”, cuenta Carola, para añadir que el deshidratador solar es un modelo único en el mercado sumamente útil y confiable, ya que para crearlo se tomaron en cuenta hasta los más más mínimos detalles.

“Generalmente, los trabajos son en serie, por lo que se puede crear sin inconveniente, incluso artículos para regalos empresariales. Toda vez que se cuente con el tiempo suficiente para lograr la entrega, estamos capacitados para realizar trabajos en lotes grandes, incluso de 10.000 unidades”, asegura el joven, que explica que su intención no es entrar a competir con talleres de carpintería convencionales, pues sus trabajos tienen otros objetivos para el hogar o la oficina.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD