Regalar la mejor sonrisa

La sonrisa es un signo de amabilidad y empatía, y si de mejorar la nuestra se trata, hoy existe un aliado cuyo protocolo consiste en aportar al rostro un aspecto favorable mejorando la forma, el tono y el tamaño de los dientes.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JB2F7S4MQVDRTP4ANKSBSNP3J4.jpg

Todas soñamos con poder acceder a todo tipo de oportunidades al dibujar en nuestros rostros ese tipo de sonrisa que es capaz de despertar el interés hacia nosotras y encender corazones. Una de las tantas alternativas estéticas existentes en el mercado nacional es el Diseño de Sonrisa, un procedimiento por el que últimamente optan varias personas para armonizar su aspecto bucal y embellecer este rasgo facial con un gesto, sobre todo natural.

No se trata de obtener estereotipos de sonrisas prefabricadas, sino de mejorar, la nuestra mediante recursos tecnológicos y la ayuda de conocimientos odontológicos.

El profesor doctor Marcos Margraf, a cargo de la clínica odontológica Margraf Dental Center, introdujo en el país una regla de proporción dental basada en los principios idealizados por el polímata y artista italiano renacentista Leonardo Da Vinci, también llamado “el genio universal”, y en los números de la arquitectura engendrados por el filósofo y matemático griego Pitágoras de Samos, considerado el primer matemático puro. Acerca del tema que hoy abordamos, el facultativo explica: “Transformamos estos datos en ciencia dentro del ámbito odontológico y conseguimos establecer la proporcionalidad, lograr el tamaño óptimo entre los dientes y rehabilitar la sonrisa. Este instrumento forma parte de una de nuestras cuatro patentes y se utiliza en más de 48 países”. Acota que la información obtenida con las mediciones que se hacen al paciente es transferida a un software a fin de generar una imagen digital que permite visualizar cuál será el resultado final y conocer la opinión de la persona. “Asimismo, fotografiamos la dentadura y colocamos un modelo de yeso dental, para luego presentar su estado actual y cómo quedará. Visualizar el antes y después es una de las principales motivaciones para acceder al cambio inmediato. Desarrollamos el diseño, para lo que se tiene en cuenta el rostro, la edad y el gusto del paciente, a quien se le dan las indicaciones correspondientes”.

PUBLICIDAD

Este tratamiento, prosigue el especialista, es conocido como Diseño de Sonrisa y se lleva a cabo a través de lentes de contacto dentales. Comenta que el nombre obedece a que, del mismo modo en que el lente de contacto puede cambiar el color de los ojos sin intervención de un procedimiento invasivo, los lentes de contacto dentales brindan un efecto del cambio. “Solo que, además, de mejorar el tono, puede restablecer el formato”. El profesional sostiene que estos elementos pueden ser elaborados a base de porcelanas o en resinas fotocuradas. “La diferencia es que la primera opción es más sofisticada y cuenta con una durabilidad de 20 años (comprobados) y la segunda alternativa mantiene su curso intacto hasta por más de cinco años. Desde el punto de vista ‘tiempo’, ambas se ejecutan mediante un formato exprés; es decir, en 24 o 48 h. Se logra cambiar el tamaño, color, forma, imagen y, además, mejora el funcionamiento de la masticación”.

Finalmente, expresa de que se trata de un proceso no invasivo y que no recurre a la anestesia ni produce desgaste dental alguno. Por otro lado, en atención a que cada persona presenta características individuales, Margraf sostiene que el Diseño de Sonrisa no es sistematizado, sino personalizado.

Así que, si anhelamos regalar lo mejor de nosotras en términos de expresión facial, hoy disponemos de esta posibilidad. De todas maneras, es fundamental destacar que, como cualquier procedimiento estético, este también requiere de muchos cuidados para mantenerlo sano.

PUBLICIDAD

dbattilana@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD