Asperezas

La piel y el cabello sufren y se alteran durante el frío por los agresivos factores como el uso de agua caliente, los secadores y la calefacción. Su apariencia acartonada y desagradable debe combatirse con pequeños cambios. Dos expertas brindan sus consejos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Z5YXMJE5OBE3FI7OW4YNTJ4VUU.jpg

La doctora Romy Giardina, dermatóloga, dice que durante los meses de frío la piel puede llegar a resecarse, ya que se produce una vasoconstricción fisiológica de los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la piel. Los poros se cierran, la piel se oxigena menos y se seca.

“La piel seca además puede llegar a producir molestias como picazón, grietas, sensación de aspereza. Además de la temperatura, los niveles de humedad también bajan, contribuyendo más aún a una piel reseca y sin vida. Uno de los peores enemigos para la dermis reseca, en especial en invierno, es el agua caliente, pues hace que los aceites buenos se eliminen. Por este motivo es importante bañarse y lavarse el rostro siempre con agua tibia, pues de esta manera la piel conserva los aceites necesarios para mantenerla sana”, manifiesta la especialista.

También enfatiza que “es importante aplicar crema humectante todos los días, y el mejor momento es después del baño cuando la piel está ligeramente húmeda. En cuanto al rostro, hay cremas hidratantes para cada tipo de piel, ya que las pieles grasas o con tendencia acneica no quedarán exentas y también deben ser hidratadas”.

PUBLICIDAD

El cabello se apelmaza 

En tanto, la doctora Nidia Aquino, dermatóloga, menciona que el frío, el viento y los efectos de la calefacción son factores relacionados con el invierno que pueden afectar de forma negativa al cabello, dañando el estado de su capa más externa llamada “cutícula”. Se altera el correcto funcionamiento del cuero cabelludo, lo que a su vez favorece la temida caída, más frecuente en esta estación, deteriorando así su aspecto en general.

“Los cambios en la temperatura afectan inevitablemente al pelo en esta época volviéndolo quebradizo. La falta de humedad en el aire frío hace que el pelo tienda a perder su naturaleza sedosa, volviéndose rebelde. Se produce una menor dilatación de los vasos sanguíneos del cuero cabelludo, que son los que transmiten al resto del cabello los nutrientes que este necesita para lucir en buenas condiciones y asegurar que los nuevos cabellos crezcan fuertes y llenos de vitalidad”, según describe.

PUBLICIDAD

“Debido a este menor aporte a los vasos sanguíneos, los poros del cuero cabelludo se cierran favoreciendo que el cabello se reseque y aumentando el riesgo de que aparezca enrojecimiento y descamación en esta zona”, sostiene.

La calefacción

La experta acota que “la calefacción es uno de los factores que más agreden a la estructura capilar, afecta el equilibrio del pH del cuero cabelludo, y altera la hidratación. Se observa más porosa y áspera al tacto e incluso le resta brillo”.

Un mejor aspecto

La doctora Giardina dice que en las personas de piel muy seca o en alérgicos es importante utilizar sistemas de humidificación de aire, sobre todo en los dormitorios, oficinas o donde se pasa gran parte del día con calefacción.

“Es importante beber mucha agua; en el invierno la sed disminuye y tendemos a beber menos cantidad de líquidos y tomar más bebidas calientes que no son tan hidratantes. Es importante hidratar el cuerpo también desde adentro”, agrega.

La profesional dice que “durante la época de frío es importante tener una dieta con frutas y verduras que contengan mucha agua para hidratar la piel. También es fundamental incluir en la dieta alimentos con vitamina C para evitar las enfermedades. Deben contener, asimismo, omega 3, que ayuda a que las células se mantengan lubricadas, sanas y rejuvenecidas. Para incrementar la ingesta de omega 3, es importante incluir pescado, aceite de oliva, porotos, nueces y calabaza en la dieta. No está de más ingerir vitaminas y antioxidantes, como la vitamina E, C y resveratrol (antioxidante), que también disminuyen el envejecimiento de la piel”.

Necesita cuidados 

La doctora Aquino sostiene que el cabello también necesita ciertos cuidados: salir de casa siempre con el pelo seco. Es aconsejable no salir con el cabello mojado a la calle, ya que a bajas temperaturas el cabello absorbe la humedad, provocando así la rotura de las fibras capilares.

“Una vez a la semana se recomienda hidratar las puntas. Si tiene el pelo largo, aplicar mascarillas y cremas evitando la zona del cuero cabelludo para no alterar su pH. Realizar masajes suaves y circulares con las yemas de los dedos en la cabeza permite estimular la circulación”, culmina.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD