Hongos en manos y pies

Debido a la fuerte mezcla de calor y humedad, es muy común que en esta época del año aparezcan los temidos hongos tanto en las manos como en los pies. Las formas de prevenirlos son varias.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ODON7V3KP5AU5H6IMYMHGLOCGM.jpg

“Los hongos de las manos o tiña manum, y los hongos de los pies o tiña pedís, también denominado “pie de atleta” se produce cuando un grupo de hongos invade y se multiplica en la piel de estas zonas. Los principales factores que favorecen son el calor y la humedad” comienza explicando la dermatóloga doctora Guadalupe Barboza y agrega que los hongos se pueden contraer de una persona a otra, por mascotas o por el suelo y también por objetos contaminados con hongos.

En cuanto a los síntomas, la experta indica que se caracteriza por áreas de piel enrojecida o blanquecina, o una combinación de ambas, hay exceso de humedad, la piel se torna blanda, se descama, aparecen heridas y mal olor, frecuentemente se asocia con picazón y dolor, y en las manos suele semejar a un sarpullido de evolución crónica, y unilateral.

Para una correcta prevención, las medidas de higiene representan la mejor opción: mantener manos y pies limpios y secos, utilizar jabones que no irriten la piel, secar bien áreas de pliegues luego del baño, utilizar calzados adecuados para cada actividad del día; mantener calzados, zapatillas y medias limpios; preferir zapatos o zapatillas de cuero y medias de algodón; no permanecer todo el día con el mismo calzado ni permanecer con los pies húmedos durante un período de tiempo prolongado; además, no quedarse mucho tiempo con ropas húmedas tras realizar actividad en gimnasios, piscinas, o laborales.

PUBLICIDAD

“La tiña de las manos es menos común que la de los pies. Los principales factores que la favorecen son: realizar trabajos manuales, sudoración profusa de las manos (hiperhidrosis) o dermatitis preexistentes en las manos. Se favorece con el uso de guantes en forma prolongada, por microtraumatismos repetidos en las manos, utilización excesiva de detergentes, contacto con animales, suelo y plantas. Manipular áreas del mismo cuerpo con hongos, por ejemplo si se tiene tiña de los pies y se manipula podría contagiarse a las manos”, explica la profesional médica.

“En los meses de calor los casos de tiñas son más prevalentes, ya que solemos andar más tiempo descalzos en duchas, piscinas y gimnasios compartiendo superficies mojadas y húmedas, condiciones ideales para la propagación del hongo. Por ello debemos evitar posar los pies descalzos en el suelo, llevar siempre unas zapatillas, nuestra propia toalla y ropas de muda”, sugiere.

“En la infección que involucra los espacios interdigitales, la planta del pie y la mano los agentes etiológicos más frecuentes son los dermatofitos, principalmente Trichophyton rubrum, Epidermophyton floccosum y Trichophytun mentagrophytes” aclara y, por último, indica los derivados imidazólicos (miconazol, ketoconazol, econazol, bifonazol, y otros) o la terbinafina, en las diferentes formas farmacéuticas (crema, pasta, polvo, spray, loción) aplicados dos veces al día durante 3 a 4 semanas como tratamiento. “El tratamiento médico debe ir acompañado de las medidas de higiene tendientes a disminuir la humedad local, para evitar que la patología persista o se vuelva recidivante. Una vez resuelta la infección se recomienda el uso de polvos antimicóticos en pies y calzados”, concluye.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD