La cuna internacional de “7 Cajas”

SAN SEBASTIÁN. La idea de la película “7 Cajas” nació de la imaginación de Juan Carlos Maneglia y pronto contó con el apoyo de su compañera inseparable, Tana Schémbori. Pero el filme creció en San Sebastián.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/7GRXZJAN4BGOLCIWZK5VLVXSNQ.jpg

Durante el coloquio que siguió al estreno de la película “7 Cajas” en el festival de San Sebastián, los directores Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori, junto con los actores Celso Franco y Lali González, respondieron a las preguntas del público que permaneció en sus asientos después de la proyección.

Tana se apresuró en agradecer al festival internacional de cine porque en San Sebastián nació la posibilidad de que la película tenga una repercusión internacional.

Asistente: ¿La reacción en Paraguay y en Toronto ha sido como la de hoy?

Tana: Increíble. En Paraguay marcó un antes y un después porque superó a la película más taquillera que era de 150.000 que fue Titanic en su época (risas) y nosotros estamos ya por los 250.000 (aplausos).

Asistente: El elenco se ve muy interpretado. Se nota que la gente está metida. Yo soy de Chile. Se ve muy reflejada la idiosincrasia de su pueblo… Creo que la gente que está ahí no son actores. Se nota una implicación mayor, se ve muy grata la interpretación, uno se ve muy agradecido por ello.

Tana: Son todos actores (risas) pero hicieron un trabajo de investigación en el lugar. Y el guión que escribió Juan Carlos (Maneglia), que está en español, ellos hicieron un trabajo que es traducir al ‘jopará’ que es la mezcla del guaraní y el castellano… Hicieron un trabajo de investigación en el Mercado y muchos de los actores son actores de teatro, de teatro popular. Por ejemplo, don Darío el carnicero es payaso (risas), es 'clown'. Es como que toda esa experiencia se juntó en el trabajo actoral.

Asistente: ¿Tarantino y Guy Richie os gusta no? ¿O qué?

Juan Carlos: Sí, nos gusta. A ver… es una mezcla tan rara… en realidad es una especie de homenaje al cine de Hollywood que vimos en Paraguay. Pero en vez de que sea en autos lujosos es con carretillas (risas) y con lo que tenemos. Y con nuestro sentido del humor y con nuestra manera de ser. En Toronto hubo una crítica que decía que era como “Rápido y furioso” pero con carretillas. Hay una intención de hacerlo “a lo Paraguay”.

Asistente: Bueno, me he divertido un montón con la película. Tenía ese ritmo que se echa en falta en otras películas (risas). ¿Quería deciros qué diferencias hay entre la película que el año pasado ganó aquí en San Sebastián el premio “En construcción” y la película que vimos hoy?

Juan Carlos: Primero quiero agradecer a toda la gente de “Cine en construcción” por hacer un trabajo maravilloso (aplausos). Finalizamos la película y no sabíamos cómo terminarla. Queríamos que se vea bien, que se escuche bien. Soñabamos con el 5.1, con hacer colorimetría. Estefanía Ortiz, nuestra productora, junto con Tana, nos presentamos en "Cine en construcción" y tuvimos la suerte de tener esa posibilidad de aprender muchísimo con ellos y nos permitió terminarla como soñábamos. Hay una diferencia a partir de esa experiencia. Siempre nos preguntamos qué cosa podíamos mejorar en la película. Hay cosas que por falta de oficio había algunos errores. Hemos hecho no más de 20 películas en Paraguay y estamos aprendiendo.

Asistente: Muy buenas. Felicitaros por la película, bueno, para mí, de lo que va del festival, ha sido la ovación más… no sé… más emotiva. Una pregunta: a nivel de casting habeis hecho un trabajo ‘bestia’. ¿Hay escuela de actores en Paraguay o los sacaron de la calle?

Tana: Hay escuelas en Paraguay que son bastante nuevas. La historia de la ficción en Paraguay viene del 2004 más o menos.

Asistente: Felicitaros por la película. A mí me ha encantado. El mercado es como muy especial. Quería preguntarles por el idioma… ¿cómo habéis dicho que se llamaba? No era guaraní. ¿Es idioma oficial en Paraguay? Y otra cosa… me parece bastante atrevido haberlo grabado en ese idioma para afuera.

Lali: Con respecto al idioma, el guaraní es el idioma oficial junto al castellano. El ‘jopará’ es la mezcla porque tiene un poco de español y de guaraní. Otra vez con un modismo que tiene el Mercado 4, una forma muy particular de una mezcla de otro guaraní con otro ‘jopará’, por eso hay chistes que solo en el ‘jopará’ se entienden. Y sí, creo que somos bastantes atrevidos para hacer una película en ‘jopará’.