Discapacidad en la pandemia: el sector más vulnerable

La pandemia a causa de covid-19 afecta en gran manera a las personas con discapacidad, no sólo en el ámbito laboral, donde alrededor del 40 % quedó desempleado en nuestro país, constituyéndose esto en el gran clamor del sector, sino que en la salud misma, teniendo en cuenta los problemas en el acceso a la información y, por ende, un mayor riesgo de contagio.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/ERFZHXZ3SRFRJPRIBU3KFSNNE4.jpg
www.radionuevomundo.cl

Cuando se trata de leer los labios, el barbijo lo impide; para quienes padecen de discapacidad visual, el tacto es imprescindible y esto los expone sobremanera; mientras que aquellos que necesitan movilizarse en una silla de ruedas, a su vez, tienen mayor contacto con el suelo y otras superficies.

Pero estas son sólo algunas de las dificultades más comunes con las que deben lidiar día tras día.

Un punto importante es que la información sobre la enfermedad que puede abarcar origen, la prevención o los cuidados, muchas veces no llega de forma comprensible y, mucho menos, se puede acceder de manera inmediata.

Teo Urbieta, activista por los derechos de las personas con discapacidad, abogado de profesión con máster en políticas públicas, señala que si bien el Ministerio de Salud y la Senadis están implementando varias estrategias, como el lenguaje de señas en las conferencias de prensa, aún falta mucho por hacer.

PUBLICIDAD

“Los textos no cuentan con el sistema Braille; el acceso a las páginas web no está adecuado a las personas con discapacidad visual; y para que a las personas con discapacidad intelectual les llegue el mensaje, son muy importantes las ilustraciones, los colores, los términos adecuados para que cualquiera pueda comprender. Se debería explicar, por ejemplo, qué es un virus”, manifestó.

Su experiencia

En el caso de Teo Urbieta, el contacto con el suelo es casi permanente, por el uso de la silla de ruedas, por lo que la posibilidad de contagio es mayor.

“Tengo que insistir con el lavado de manos, mucho más que los demás. El uso de guante no sería la solución porque genera una falsa situación de limpieza”, explica.

PUBLICIDAD

Otro de los momentos en el que tiene mayor contacto con otras personas es para subir y bajar la silla de ruedas de un automóvil o cuando debe utilizar escaleras. "La silla está pegada a mi cuerpo", grafica.

Uno de los aspectos que más preocupa al activista es el ámbito educativo, pues considera que la educación inclusiva se encuentra en riesgo con esta situación de pandemia. “Si para los niños es un desafío, imagínate para las personas con discapacidad”, reflexionó.

Senadis

César Martínez, ministro secretario de la Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad, indicó que la institución utiliza mayormente las redes sociales para difundir los protocolos de bioseguridad y toda la información que sea necesaria para los diferentes tipos de discapacidades.

“Desde la Senadis instruimos a las personas con discapacidad visual a que aumenten la frecuencia de lavado de manos con agua y jabón y colocación de alcohol en gel; a no sacar el barbijo en ninguna ocasión ya que el mismo evita partículas emitidas durante el contacto con otras personas y también evita que el mismo lleve la mano en la boca, ojos o nariz, y así se evita el contagio del virus”, ejemplificó.

Utilizan videos, flayers y audios, entre otros recursos, para llegar a la mayor cantidad de personas con discapacidad -y quienes constituyen el entorno-, sin que necesiten moverse de sus casas.

Respecto a la educación, el titular de la mencionada institución comentó que cuentan con un equipo multidisciplinario que durante esta pandemia tuvo que adaptarse a las necesidades.

“Las atenciones médicas y de psicología se realizan vía telefónica, llamando a la central de la institución y agendando un turno con los profesionales. En caso de no ser usuario de la Senadis, tenemos la admisión online, que se realiza vía correo electrónico. El equipo de rehabilitación física, de estimulación temprana y terapia ocupacional, está haciendo lo que llamamos tele-rehabilitación, con video llamadas personalizadas y también informaciones en forma generalizada en las redes sociales”, sostuvo.

Finalmente, comentó que la expedición de certificados y constancia de discapacidad ya se realiza vía correo electrónico y que para fin de año se prevé realizar el trámite desde una plataforma amigable y accesible, lo que permitirá que las personas con discapacidad no necesiten acercarse hasta la sede de la Senadis, ubicada en la ciudad de Fernando de la Mora, zona Norte, para acceder a ese documento.

Internet es la gran herramienta

De alguna u otra manera, todos han sabido comprobar que el acceso a internet en Paraguay es un problema. No obstante, esta pandemia ha demostrado que la red se constituyó en la gran herramienta de comunicación y, especialmente, acceso a la información, sin que el sector de las personas con discapacidad sea una excepción.

Las diversas instituciones se esmeran por llegar a la mayor cantidad de personas en este tiempo, adaptándose a las normas de bioseguridad, distanciamiento social y otras cuestiones. Sin embargo y, a pesar del esfuerzo, resta mucho por mejorar y adecuar en nombre de la verdadera inclusión social.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD