Cigarrillos: Impuesto más bajo de Sudamérica

Si el Gobierno aprueba el proyecto de ley que aumenta el impuesto al tabaco tal cual está, la tasa seguirá siendo la más baja de Sudamérica. El proyecto actualmente estipula una tasa máxima de 20%, mientras que en otros países alcanza hasta un 68%.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/UVDZRABLONCHPBO3XESVZXYI6I.jpg

Está claro que la lucha contra el Tabaquismo en nuestro país no es una prioridad para el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, considerando la falta de un dictamen por parte de la cartera sanitaria para el proyecto de ley que aumenta el impuesto al tabaco (actualmente de 13%) a una tasa máxima del 20%.

Mientras que en nuestro país la lucha porque se llegue a una tasa del 20% es aún incierta -el proyecto aún debe definirse en el Congreso- otros países de la región como Brasil gravan a los empresarios tabacaleros un 58%, Uruguay en un 66% y Argentina hasta un 68%.

Según datos recabados, el sector tabacalero aporta sólo el 2,7% de las recaudaciones totales, e incurre en una evasión fiscal que llega hasta aproximadamente un 35%. Con estos datos a la vista, es evidente que el Gobierno necesita aumentar las recaudaciones provenientes del sector, sin embargo, ha mostrado escaso o nulo interés al respecto, según expresaba a ABC Color la exministra de Salud, Esperanza Martínez. De hecho, el Ministerio de Hacienda estaría buscando dejar dicha tasa en nada más que un 15%.

La normativa busca prevenir el consumo del tabaco ya que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó en 2004 el humo de tabaco ambiental como carcinógeno de primer orden.

Las cifras son alarmantes: el tabaquismo causa 5 millones de muertes prematuras al año. En nuestro país tres de cada cinco personas fallecen por patologías asociadas al tabaco: varios tipos de cánceres, especialmente broncopulmonar; enfermedades cardiovasculares: muerte prematura por Infarto Agudo de Miocardio (IAM), Accidentes Cerebrovasculares (ACV); y enfermedades respiratorias (EPOC: Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), principalmente. (Datos del 2014).

Para enfrentar los problemas de salud, los cálculos arrojan que se necesita presupuestar aproximadamente US$ 100 millones de dólares para tratar a los enfermos. El Estado solamente recauda alrededor de US$ 55 millones anualmente. Mientras, Brasil recauda 3.000 millones, Argentina, 2.000 y Uruguay -con la mitad de nuestra población- registra ingresos por 300 millones de dólares.

Si bien la adicción mermó principalmente en menores de 15 años, entre el 2003 y el 2008 el porcentaje de consumidores que era de 19%, disminuyó en un 10%, según los últimos datos de Salud. Pese a esto, Mitha Ramallo, vicedirectora del Ineram, indicó que mensuamente unas 10 personas acuden pidiendo ayuda. Dijo que hay un porcentaje menor de fumadores que asisten sin ningún tipo de enfermedad, siendo mayor el porcentaje de los que acuden ya con un tipo de lesión o enfermedad relacionada al tabaquismo. Agregó que mensualmente el promedio de personas que acuden al centro es de aproximadamente 100.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y Ambientales (Ineram), Dr. Felipe González, subrayó que además del impuesto al tabaco como primera medida, habría que atender otros fenómenos como la deforestación a la hora de prevenir enfermedades de esta índole. "Debería preocuparnos la deforestación masiva. Estamos contaminando nuestros cauces hídricos y estamos matando nuestros bosques, principal fuente de oxígeno. Nosotros mismos nos estamos autoflagelando", reflexionó en diálogo con ABC Color.