Cumbia, amores y deudas

Desde Medellín, Colombia, una fusión de sonidos se expande al sur de América con el nombre de Puerto Candelaria. Historias de amores y deudas… al ritmo de cumbia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RDN2C7CZ2RHHJHDWVUGIN3AWNE.jpg

“¿Quién no convive con el amor y las deudas?”, nos dice el saxofonista colombiano José Tobón, cuando presenta la más reciente producción de su banda Puerto Candelaria. Amor y deudas (2014) es el nombre del DVD que editó la agrupación, que ya cuenta con 15 años de vigencia en su Colombia natal.

Se trata de la primera visita del grupo al país, convocados por la Embajada de Colombia en Paraguay en el marco del aniversario número 204 de la independencia de ese país. En medio de su agenda apretada –que incluyó un concierto en el ruedo central de la Expo 2014–, sus integrantes compartieron su proyecto con ABC Color.

“Decidimos hacer un DVD porque hay mucha parte visual en la propuesta. Además de la música, bailamos, hacemos chistes, es como toda una puesta en escena”, comenta Eduardo González, vocalista de Puerto Candelaria.

Sobre el título del material, el cantante no tiene reparos en afirmar su corte autorreferencial. “¿Quién no tiene deudas? ¿Quién no tiene también un amor? Lo que proponemos, en conversación con el público, es qué pesa más: ¿el amor o las deudas? Pues, en mi teoría, el amor”, se responde.

“¡Yo estoy muy endeudado!”, bromea, entre risas, el saxofonista. “Pero, si no fuera por el amor, no podríamos sobrevivir”.

-Analizando el repertorio de las bandas, encontramos un ADN variado. ¿Cómo definen la música de Puerto Candelaria?

-Tobón: Todo está puesto al ritmo de la cumbia. Es como la identidad de Puerto Candelaria. Obviamente tocamos otros ritmos, pero la cumbia es como lo primordial. La mezcla de la cumbia con rock, con reggae, con ska, con jazz… Nuestro primer disco fue completamente de jazz, instrumental, pero sí hemos evolucionado –¡o, no sé si involucionado!– a otro concepto que sea más global, que es más asequible también, que sea más amigable con el público. Obviamente sin dejar como esa sátira y esa cosita en el aire…

-González: Lo interesante, y lo que es bonito, es que desde México hasta la Patagonia, la cumbia es como el río que atraviesa todo este continente. Es muy bonito llegar a muchas ciudades de muchos países con nuestra música, y que es también la de ustedes: se convierte es la música de todos nosotros. Cada uno la ve desde un enfoque distinto, pero hay una raíz.

-La cumbia tiene variaciones a lo largo del continente. En Argentina se desató un fenómeno con la cumbia villera...

-González: Sí, pero hay una cosa que es una constante. Hay una rítmica que es un patrón (tararea el ritmo de cumbia)… una clave, podríamos llamarla, que está en todas las cumbias, está en toda Latinoamérica. Y estamos muy felices de estar acá. Nos sentimos muy identificados porque no estamos alejados de lo que vivimos allá, en Colombia, también. Somos como muy hermanos, muy allegados.

-La fusión de géneros es algo marcado en la música colombiana…

-González: Yo creo que sí, porque es un país muy rico y además tiene costas, hay mucho del Pacífico, hay aires caribeños pero muy andinos; también hay mucha relación con los países del sur… entonces tiene mucha riqueza, no solo en nuestra música, sino que eso se refleja en toda la cultura.

-Tobón: Llegan muchas influencias, además de la música anglo: rock, pop... Los ‘80 los vivimos al máximo. También el jazz y la músicas folclóricas de Colombia nos han influenciado mucho; y la música del Caribe. Músicas insulares también han estado en parte de nuestra receta para lograr lo que es la cumbia rebelde o la cumbia underground, como la llamamos.

-En Colombia se vive un momento musical muy intenso, ¿pero cuáles fueron los artistas que influenciaron para construir el cancionero de Puerto Candelaria?

-González: Desde hace unos 15 años para acá, vivimos algo importante, los grandes artistas como Carlos Vives.

-Tobón: Sí, Carlos Vives sería como un referente, y allá ha surgido lo que llaman ahora como la nueva ola de la música colombiana: los grandes como Shakira, Juanes

-González: Pero también nos han influenciado mucho las cantadoras tradicionales, como Totó La Momposina, Petrona Martínez, como los grupos del Pacifico y de la costa, que también nos han influenciado, como Pacho Galán, Los Corraleros de Majagual, incluso Los Blanco, también han sido parte del formato que nosotros tenemos: que son, por ejemplo, trombón y saxo, que es como un formato como muy tradicional. Nos sentimos muy honrados de ser parte de esa nueva ola.

Para las 18 canciones de Amor y Deudas, la agrupación contó con la participación de artistas invitados como Catalina García, de Monsieur Periné; Jacobo Vélez, de El Callegüeso y la Mambanegra; Andrea Echeverri y Esteman. El recital fue grabado en vivo en el Teatro Pablo Tobón, de Colombia.

-¿Se sienten conformes en el under o hay planes de ‘industrializarse’?

-Tobón: Todo artista quiere que suene masivamente, que mucha gente la pueda escuchar, más que todo con la búsqueda de lo que estamos haciendo, que le estamos poniendo tanto esfuerzo, que tenga una buena acogida, pero igual hemos logrado…

-González: Además, Internet se ha vuelto mucho más grande que las grandes disqueras… entonces, de alguna manera, también estamos bien ahí, recorriendo muchas partes de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. Lo más importante es conectarnos con el público, con nuestra música y tener una identidad sonora

-Invitan a los fans a bajarse los temas…

-Tobón: Personalmente, me parece que es más positivo que pirateen y que lo escuchen… hay muchas opiniones, pero yo pienso que el disco, ahora, es como más que nada tuna carta de presentación, que nosotros vayamos a vivir de vender discos o canciones… no. Lo que queremos es que la mayor gente la pueda escuchar, y que monten canciones de nosotros. Eso ha pasado. Ya han montado muchas versiones de nosotros, en diferentes formatos, y eso para nosotros es súper positivo y nos alegra que lo hagan.

-La puesta teatral en los shows también es característico… ¿cómo surge esa veta actoral?

-González: Siempre nos ha gustado, porque de alguna manera tenemos muchos amigos, grupos de teatro en Bogotá, en Medellín… Colombia es un país donde se hace uno de los festivales más importantes de teatro, y desde un principio nos ha llamado mucho la atención la parte escénica; es un complemento y una forma de conectar más con el público. ¡Pero no somos actores! (risas).

-Por lo que pude ver, un concierto de Puerto Candelaria es una fiesta…

-Tobón: Colombia es una fiesta y es un optimismo constante, así pasen muchísimas cosas como en muchos países; pero afortunadamente tenemos ese optimismo y esa alegría, y eso lo reflejamos

-González: Yo creo que sacamos excusa a cualquier cosa para hacer fiestas. Hay bautismo, y hay fiesta; se gradúa la niña en preescolar, o en kínder, y hay fiesta. Hay divorcio… hay fiesta. Hay un concierto… y hay fiesta. ¡Todo es una fiesta!.