¿Quién es Víctor Núñez?

Víctor Manuel Núñez Rodríguez (72) es tal vez el ministro de la Corte Suprema de Justicia más cuestionado debido a que siempre su nombre salta cuando se hablan de expedientes en los que se mueven grandes intereses.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NY3HFGGIKNBWHNZSSXN7XDKAYM.jpg

Desde hace casi tres años Víctor Núñez viene amenazando con renunciar a su cargo en la máxima instancia judicial, ya que es inamovible. Sin embargo nunca se concreta esa situación.

Núñez hizo carrera judicial pasando por varios cargos como ser juez y camarista, y llegó a la Corte Suprema en 2003. Actualmente integra la Sala Constitucional y es responsable de las circunscripciones judiciales de los departamentos de Amambay y Canindeyú.

El nombre del Dr. Núñez Rodríguez siempre salta cuando se hablan de casos en los que existen grandes intereses, ya sean políticos o económicos. Muchos vientos de cambios ya soplaron sobre el ministro, sin embargo ninguno fue tan fuerte, ni siquiera para despeinarlo, ya que supo moverse en círculos influyentes de poder, que lo atornillaron a su sillón ministerial.

Uno de esos círculos es el que lo liga al senador Juan Carlos Galaverna y a cuyo cumpleaños acudió en reiteradas ocasiones. Sin rubor alguno Víctor Núñez, posó en fotografías en los gigantescos festejos que suele hacer el político colorado, en su natal Ypacaraí.

PUBLICIDAD

La indignación colmó el vaso y el Tribunal de Ética del Poder Judicial, para tratar de calmar las críticas decidió sancionar a Víctor Núñez en el 2007 por su exposición pública en el cumpleaños de “Cale”, sin embargo pese a lo grave del hecho la situación no pasó de un simple “estirón de orejas”.

Pese a demostrar públicamente su amistad con Galaverna, el ministro Núñez, nunca se apartó de entender en los casos en los que el político estuvo inmerso. El último caso se tiene en el amparo que promovió el senador, para que un vídeo en el que se lo ve con unas mujeres aparentemente en sesiones de sexo, no fuera difundido por los medios, llegó a la Corte y uno de los que falló a favor de “Cale” fue su amigo Núñez.

 

En el caso conocido como el robo del siglo a la Caja de Jubilados de la Binacional Itaipú (Cajubi) un expediente en el que se habla de un desvío de más de US$ 150 millones, también emerge la figura de Víctor Núñez.

PUBLICIDAD

El principal imputado y acusado es Víctor Bogado Núñez, sobrino del ministro y para que este caso pudiera ser elevado a juicio oral y público, los abogados de Cajubi tuvieron que librar una lucha titánica para ir desenredando las innumerables “chicanas” que aparecieron.

También el abogado Héctor Rodas, yerno de Núñez, defendió a uno de los procesados en este caso, pero ni con eso se pudo parar el inexorable destino del caso a juicio. Como último intento por torcer la justicia se conformó un tribunal a medida para este juicio.

Las juezas Mesalina Fernández, Gloria Hermosa y Liza Battilana fueron designadas como las que se encargarían de llevar adelante el juicio oral y público que está fijado para mayo de 2015.

Sin embargo, las primeras dudas sobre la imparcialidad del juicio se dieron cuando la jueza Gloria Hermosa no se apartó del caso, teniendo en cuenta que ella por muchos años fue funcionaria del Dr. Víctor Núñez en la Corte Suprema. Fue su secretaría y relatora, cuando uno  de los procesados es sobrino de su exjefe, debía renunciar, pero no lo hizo.

 

El ministro Núñez, aparte de estar siempre en el ruido en los casos grandes, también tiene la costumbre de acomodar a toda su parentela en el Poder Judicial.

Graciela Núñez es la hija de Víctor Núñez y es relatora de su padre, vino comisionada ya que está nombrada en la entidad Yacyretá. Otra de las hijas del ministro Cynthia Núñez, quien es Coordinadora General de la dirección de Eventos, tiene un sueldo nada despreciable de G.8 millones.

Kathia Núñez, hija de Víctor y a su vez comparte el trabajo de relatora con su hermana Graciela. Luego aparece Claudia Larissa Madelaire Albertini, hijastra del ministro, ella es funcionaria de la Defensoría de Lambaré. Liz Natalia Albertini, trabaja de relatora junto a sus medias hermanas Graciela y Kathia, en el despacho de Víctor Núñez.

Finalmente Carmen Núñez, hermana del ministro, también forma parte del Poder Judicial. Se podría decir que Víctor Núñez, trabaja como en su casa, ya que tiene a toda su parentela a su alrededor.

 

Ahora el caso más reciente es la aparente protección que Víctor Núñez le dio por mucho tiempo a grupos mafiosos que operan justamente en una de las jurisdicciones que están a cargo del ministro de Corte, la zona de Canindeyú.

Núñez llamó a una conferencia de prensa para tratar de deslindar su responsabilidad en el apañamiento de narcotraficantes que ajusticiaron al periodista Pablo Medina. El ministro de Corte se mostró muy nervioso ante las acusaciones en su contra, pero disparó contra varios sectores (prensa, políticos y otros) para tratar de deslindar su responsabilidad.

Retó a los políticos a que traten de someterlo a un juicio político y después dijo que ese era un “circo” y que no se iba a prestar al mismo. Luego apeló a un recurso que al parecer está de moda, que es volcarse al lado místico y dijo que se mantenía en el cargo, solo por un designio de Dios.

Es evidente que Víctor Núñez no va a renunciar por más presiones que reciba y por más pruebas que se exhiban en su contra. La única salida que queda es el juicio político o que por intermedio divino el ministro reciba la orden de Dios de dar un paso al costado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD