Airbag: humor, música, videojuegos y consciencia digital

El compartir con sus seguidores el humor, videojuegos, su cotidianidad y su pasión por la música es lo que Airbag, trío argentino que navega entre el hard rock y el rock pop, encontró para hacer como escape dentro de la cuarentena. Guido Sardelli, baterista, guitarrista y una de las voces, habló con ABC Color sobre esta experiencia y su participación en el Festival Online del Cosquín Rock, donde actuarán hoy.

Gastón, Patricio y Guido Sardelli.
Gastón, Patricio y Guido Sardelli.Gentileza

Tres hermanos (Gastón, Patricio y Guido) en su transición entre la adolescencia y la juventud encontraron en la música un refugio y una forma de expresarse hace más de veinte años. Con un recorrido donde fueron siempre fieles a sus convicciones sonoras y emocionales, cultivaron una carrera en ascenso con la que cosecharon seis discos de estudio en los cuales su personalidad compositiva se fue afianzando cada vez más.

Tras haber presentado temas como “Über Puber” y “Perdido”, que formarán parte de su próximo disco, el cual sigue en proceso, decidieron dedicarle el tiempo en cuarentena a interactuar con sus seguidores y hablar de mucho más que música. Sobre este panorama y otros temas más conversó Guido Sardelli.

¿Cómo están atravesando todo esto que está pasando?

–La verdad que bien, asumiendo que estoy es algo inevitable a esta altura. Si bien como banda o como persona uno tenía un montón de planes que obviamente se han visto afectados, pero la verdad es que ya a esta altura uno hizo todo el proceso y entiende que la prioridad obviamente es salir de esta situación. Sabemos también que para los conciertos en vivo vamos a tener que esperar un poquito, pero tenemos otras alternativas y tendremos que aprender a disfrutarlas. Esto va a sacar a relucir otras posibilidades que capaz antes no valorábamos tanto pero vamos a tener que agarrarnos de ahí un poquito. Por ejemplo hoy en día podemos hacer un show en nuestro estudio o podemos hacer un concierto desde un lugar muy emblemático como La Trastienda, para el Cosquín Rock, y nos pueden ver de todos lados. Eso lo veo un poco como positivo aunque siempre es mejor vernos en persona. También estamos haciendo una especie de show sin música pero hablando un poquito más, y mediante este show con nuestros seguidores nos hemos conocido bastante y está bueno.

PUBLICIDAD

Ese Airbag Live Show que comentas es como una extensión de como ustedes son con sus fans.

–Sí, nosotros siempre nos vemos con nuestra gente a la salida de los conciertos y demás, pero esto nos permite estar tres horas hablando de cualquier cosa que no tiene que ver con la música. A veces nos vamos por las ramas, los podemos leer a ellos, entonces es como que abre una puerta nueva a la identidad de todos. Pero sí, somos una banda que se formó cuando éramos pibes, ahora ya estamos grandes obviamente, y la música nos ha llevado por todos lados pero somos las mismas personas de siempre, no es que nos ha pasado por arriba nada.

El show tiene mucho humor, que así como el arte es algo necesario hoy en día.

–Sí, totalmente. De hecho el otro día lo hablábamos. El humor es clave a veces inclusive en situaciones difíciles o de stress. Capaz una broma, un chiste o algo anecdótico te saca de un lugar de bajón, es como que ayuda a atravesar situaciones así, y a veces siento que un poco eso se ha perdido, no sé si por las redes sociales o porqué, pero estamos todos como un poco demasiado susceptibles. Por eso está bueno a veces romper un poco y descomprimir.

PUBLICIDAD

Ahora tenemos además algo nos sirve excusa para poder hablar que es el Cosquín Rock ¿Cómo se están preparando para eso?

–Es el primer show que haremos juntos después de tanto encierro así que estamos muy expectantes. Aunque por lo general nosotros cuando tenemos un festival o un concierto de este tipo subimos al escenario sin saber bien qué vamos a tocar, porque vamos sintiéndolo ahí y tenemos como la vibra del momento que es lo que nos va guiando y dictando. Acá va a ser extraño porque sí nos va a estar viendo muchísima gente pero vamos a estar nosotros solos en un teatro. Va a ser una experiencia distinta y nosotros lo tomamos como tal, no es ni mejor ni peor, es una experiencia nueva sabiendo que del otro lado van a estar viéndonos desde Paraguay y muchos otros lados.

De hecho ustedes ya se llevan bien con el streaming e incluso ahora están transmitiendo por Twitch.

–Sí, sí, sí. Es como otra cosa que trajo la pandemia, porque dijimos: “Bueno, abramos un canal de Twitch y boludeemos un rato”, como decimos acá. Pero tenemos que ver cómo se da la química entre nosotros en ese contexto del show. Yo creo que va a estar buenísimo porque nosotros nos perdemos con la música en dos minutos. Aunque le falta la sal y la pimienta de la gente ahí, pero musicalmente vamos a darlo todo.

Siendo fan de los videojuegos ¿cómo vivís toda esta explosión de nuevas propuestas?

–Yo creo que con los videojuegos es algo muy extraño lo que está sucediendo, porque por un lado están los chicos más chicos que crecen con la posibilidad de hacer dinero, por ejemplo el Fortnite ha hecho que chicos de 13 años ganen 1 millón de dólares, algo impensado en nuestra generación. Después también tenés otra rama de los juegos que capaz son como ambientados para gente más adulta porque tiene un lado más cinematográfico. Creo que es hacia donde va a virar capaz el mercado de juegos más para adultos, va a girar más por el lado de como si fuese una película que la vas desencadenando vos con lo que vas haciendo, como más narrativo. Es interesante porque también el cine está un poco en crisis y a veces vas a ver una película y no sabés si estás viendo una película para chicos o si estás viendo una película que te tiene que gustar a vos, y me parece que esto hay un par de autores de juegos que están como viendo que hay como una veta ahí que la están explotando y es interesante.

¿Cuál es tu juego favorito? Personalmente una de las propuestas más interesantes me parece “The last of us” que aparte tiene el soundtrack compuesto por Gustavo Santaolalla.

–Ufff sí, eso me parece fantástico también, por ejemplo que los productores de juegos estén invirtiendo en lo artístico. Hace poco jugué un juego muy interesante que mezcla una historia muy buena con realidad virtual, no es muy conocido pero se llama “The Forest”. Es como de terror y aventura, es muy divertido. Es una experiencia para decir: bueno este fin de semana juego este juego y es como que te vas a meter del todo. Te lo recomiendo aunque te vas a asustar un poco, pero te lo recomiendo (risas).

¿Es un juego independiente o de una compañía grande?

–Es un juego, me parece, de una productora chica, no es que sea de E-Sports o de una gran compañía, pero te juega con tus nervios a un nivel muy interesante, está muy bien logrado.

Claro, hay productoras independientes que proponen cosas interesantes, y eso me hace pensar de nuevo en el plano musical en lo que les pasó a ustedes, que dejaron de trabajar con Warner para hacer un camino más independiente.

–Sí, la posta es que los tiempos para nosotros empezaron a ser diferentes. Warner no es que nos imponía nada ni teníamos una mala relación pero empezamos a sentir otras cosas, queríamos disfrutar la espontaneidad y capaz en una compañía grande hay protocolos y cosas que capaz sentís que te atrasan. Nosotros estábamos vibrando en otra.

Pero bueno después de todo salieron muchos discos más muy buenos y ahora publicaron varios adelantos del nuevo ¿En qué estado quedó lo de lanzarlo completo?

–Esto de la pandemia nos ha revolucionado todo. La idea era estrenar este año el disco, y como Patricio y yo estamos también en un estudio seguimos grabando cosas, mezclando. También esta situación trae cosas nuevas que uno empieza a sumar. Entonces estamos en grabación y esperando que esto de alguna manera vuelva en sí y podamos sacarlo entero. También queremos sacar un disco físico, no queremos que sea 100% digital.

Siempre fans de los discos físicos entonces.

–¡Sí! Yo quiero tener el material físico a la vieja escuela. Me encanta, porque por más de que después lo escuche en iTunes o en Spotify, el disco tiene como una magia para mí.

Totalmente, además en plataformas como Spotify no tenés la información completa de toda la gente que trabajó en un disco, en cambio en el librito del álbum sí.

–Sí, totalmente, aparte eso es como un ritual donde tenés el disco y vas desvelando misterios a medida que vas leyendo. Y sí, para mí también eso está buenísimo.

Ya que hablamos de todo esto que pasa con esta era digital pienso en uno de los últimos temas que sacaron que es “Über Puber” que cuenta sobre todo esto ¿Cómo te llevas con el contexto virtual en general?

–Para mí es todo un tema porque lo digital es algo que no está regulado, no tiene límites, me parece que tendría que tenerlos.

–Como esto de los términos y condiciones que aceptamos sin leer.

–Exactamente, y yo siempre tengo discusiones con amigos de que algunos piensan que ellos pueden elegir, que pueden aceptar no elegir los términos y condiciones de WhatsApp, pero la verdad es que no. Además cuando vas a buscar un trabajo y decís: “Yo no uso WhatsApp ni mail”, te van a decir: “Bueno amigo, anda busca trabajo a otro lado, porque en mi empresa necesito que uses eso sí o sí”, entonces es como que el sistema está armado para que vos tengas que aceptar esos términos y condiciones y vos no sabés ni qué hacen con tu información, no tenés ni idea de la llegada que tienen a tu vida, eso es bestial. Nosotros nos horrorizamos a veces en la historia porque hubo policías de gobierno que investigaban a civiles y con fines nefastos, y hoy en día estamos regalando nuestra privacidad, algo que sería el sueño de esos capaz dictadores, de esa gente, de tener toda la agenda, todos los datos, los amigos, los miedos, intereses, pasiones, todo. Es todo muy real, por eso también las compañías en medio de la pandemia han ganado más dinero como cualquier otra compañía, porque los datos valen mucho. Y mi preocupación no es tanto por mí o la gente de generaciones anteriores, sino por las nuevas que nacen con esa maquinaria andando. Yo no es que estoy en contra de la tecnología ni digo que hay que destruir los celulares, pero hay que regularlos y por lo menos legalmente tienen que tener un límite.

Claro, y así como te preocupa eso, a la banda siempre le preocupó los temas sociales.

–Sí, totalmente. Uno no vive en una burbuja donde no suceden cosas sino todo lo contrario, a veces uno tiene la posibilidad de también alzar la voz y ser más escuchado que otras personas por una cuestión capaz de exposición. En eso siempre estamos donde se nos necesite.

Entonces de este contexto social que vivimos ahora o de cómo venía el mundo, después de que pase todo ¿qué cosas te gustarían que cambien?

–¿Qué cosas me gustaría que cambien? Ufff, demasiadas (risas). Pero mirá, yo ahora con que volvamos a un concierto con nuestra gente y seamos todos felices aunque sea dos horas, ya estaría feliz de la vida. Después bueno, también sería genial que haya un poco más de empatía, que empecemos a pensar un poquito más en lo que le pasa al otro y porqué el otro capaz a veces hace cosas que no nos gustan, no para aceptarlas así como aceptarlas y ya, sino como para poder entender para bien o para mal qué es lo que está sucediendo. Pasa que si no te ponés en la perspectiva del otro vas a vivir en guerra por todo. A veces estamos muy enfrentados y las redes sociales tienden a potenciar eso pero muchísimo. A veces veo gente que tienen opiniones válidas y discuten pero se terminan enfrentando y peleando, y digo bueno un poco de razón tiene él y un poco el otro ¿por qué no ven eso? Bueno, esas cosas estarían buenas que cambien.

Sí, ojalá también suceda eso y vuelvan los shows. Justo ustedes tenían que tocar aquí en el Asunciónico, y fue para eso donde su club de fans oficial se movió muchísimo, para que vuelvan.

–Sí, son unos genios. La verdad se hicieron sentir mucho y para mí esto de la pandemia es una de las peores cosas, me hace decir: ¡Uy no vamos a ir a Paraguay después de tanto tiempo! Y ellos nos estaban pidiendo hace un montón y haciendo un montón de fuerzas, pero se hará esperar un poquito más. Les agradezco al club de fans, de corazón, el aguante que han tenido todo este tiempo, son geniales, de verdad. Así que les mando un beso a ellos y a todo Paraguay.

victoria.martinez@abc.com.py

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD