La OSCA prepara un concierto “único” con invitadas y estreno

Un concierto lleno de “primeras veces” es el que presentará hoy la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA) en el Teatro Municipal “Ignacio A. Pane” (Pdte. Franco e/ Chile y Alberdi), a las 20:00. El acceso será libre y gratuito para disfrutar de la dirección de la invitada Eleanor Núñez, de la pianista Chiara D’Odorico y del estreno de una obra de Daniel Luzko.

Eleanor Núñez, Chiara D’Odorico y Daniel Luzko llegaron hasta la redacción de ABC Color para hablar del concierto.
Eleanor Núñez, Chiara D’Odorico y Daniel Luzko llegaron hasta la redacción de ABC Color para hablar del concierto.ARCENIO ACUÑA

El repertorio está conformado por el estreno en Paraguay de la primera Sinfonía del compositor paraguayo Daniel Luzko, por el Concierto Nº 2 para piano y orquesta, en Fa Menor, de F. Chopin, que estará a cargo de la pianista paraguaya Chiara D’Odorico, y por la obertura de la ópera “Cosi fan tutte”, de Mozart y “Salut d’Amour”, de Edwar Elgar.

Lea más: Chiara graba el legado de grandes autores

“Es la primera vez que Chiara va a tocar este concierto en Paraguay, mi Sinfonía será presentada por primera vez aquí y será la primera vez de Eleanor dirigiendo en el país”, dijo el músico, docente y compositor encarnaceno Daniel Luzko, para quien esta ocasión resulta especial.

El artista reside en los Estados Unidos donde es docente en el Irvine Valley College, donde también conoció a su colega la directora y pianista española Eleanor Núñez. Fue así que la Sinfonía ya fue estrenada en los Estados Unidos, pero para nuestro país será un estreno.

Luzko explicó que pudo concluir esta obra gracias a que tuvo un año sabático en los Estados Unidos. Ese tiempo lo utilizó para asistir a la Academia Europeo-Americana de Música, donde se enseña la técnica de la pedagoga Nadia Boulanger. “Ella hizo que la música sea una forma orgánica de aprender a través del instrumento. Toda la parte teórica se tiene que basar en el sonido, porque la música es sonido. La parte de escritura es un complemento para el sonido”, manifestó.

Allí pudo aprender una técnica “muy interesante” para componer, que es basarse en obras anteriores y tomar ideas de ellas para hacerlas de uno mismo. “La sinfonía tiene tres movimientos y cada uno tiene una imagen de otra sinfonía. El primer movimiento se basa en la primera Sinfonía de Prokofiev, el segundo movimiento se basa en el concierto para orquesta de Bartók y el tercero es totalmente mío, uso elementos que tengo de obras anteriores”, dijo.

La obra, a la que consideró contemporánea, fue elogiada por Eleanor, quien recordó que cuando recibió la obra y el pedido de dirigirla en Estados Unidos no dijo sí enseguida pues ella “quería hacer el trabajo bien”. “Le pedí una semana para aprenderme la pieza y ver si de verdad el grupo y yo lo podríamos hacer bien. Realmente me encantó mucho y en el proceso nos hemos hecho buenos amigos. Es un placer viajar, tocar y trabajar con Daniel”, aseguró.

Acerca de la obra, consideró que las cosas que le conquistaron en el proceso de conocerla y estudiarla fueron “las ideas rítmicas, que me parecieron interesantes, también los cambios de tonalidad, porque esta música va a sitios donde uno no se espera, tiene escalas que no se suelen tocar”, indicó.

Lea más: Mbarakatrío abraza al alma en impecable concierto

Por otro lado, Daniel destacó que en conciertos oficiales como este se puedan sumar obras nuevas, algo que incentiva a la creatividad. “El hecho de que se pueda presentar algo nuevo motiva a mucha gente a que pueda escribir algo, esa es una de mis metas como educador. Necesitamos desarrollar la creatividad en nuestro ambiente, necesitamos nuevos compositores de todos los estilos, sobre todo en la parte clásica para estar representados en el mundo”, señaló.

El sueño cumplido de Chiara

Para la pianista Chiara D’Odorico, quien ya tiene dos discos editados, fue nominada al Premio Gardel y también ha realizado numerosas giras por el mundo, el hecho de poder tocar este Concierto Nº 2, de Chopin, es “un sueño hecho realidad”, además de que el polaco es uno de sus “compositores favoritos”.

“Siempre toco sus obras pero el concierto nunca lo había tocado todavía. Lo miraba con mucho respeto y como un sueño a cumplir, era un objetivo que no sé si me animaba tanto por el respeto que le tenía a la obra”, detalló la música.

En cuanto a la parte técnica, Chiara explicó que esta “es una obra muy difícil que requiere mucho del pianista que va y viene, hace un montón de cosas” y además “el director tiene que estar expectante”. Sobre la parte emocional, relató que “Chopin es un compositor muy romántico” y en sus obras “los sentimientos fluyen fácilmente. En su lenguaje romántico siempre hay una línea clara de melodía muy expresiva. Después está el desafío del intérprete de plasmar todo ese sentimiento”, afirmó.

Mujeres protagonistas

En otro momento, Luzko destacó el protagonismo tanto de Chiara como de Eleanor, e instó a que revisemos más la historia para ver en qué sitial se ha puesto siempre a la mujer. “Ahora tenemos a una directora mujer, algo que se ha dado poco en nuestro país, por lo que es algo importante para demostrar esa igualdad en todo ámbito laboral”, indicó el artista.

En ese sentido, Chiara añadió que las mujeres están teniendo más espacios recién “en estos últimos años en que el movimiento de la mujer está siendo más fuerte y se lucha mucho, porque (la dirección de orquesta) es un puesto como muy masculino. El pianista también siempre es un hombre… la mujer en general no tiene mucho protagonismo, no porque sea buena o mala o el hombre sea mejor, pero siempre hay más hombres y en dirección mucho más”, remarcó.

Tanto ella como Luzko citaron el caso de la pianista, compositora y profesora de piano alemana Clara Schumann, esposa del también compositor Robert Schumann. “Recién ahora se está descubriendo su habilidad” o “en el campo de la composición hoy se está dando mucho que los primeros premios se dan a mujeres porque en la historia misma la mujer nunca figuró como compositora, como las escritoras que cambiaban de nombre para poder publicar”, ejemplificó.

Un repertorio pensado y equilibrado

Finalmente, Eleanor habló del programa que se completa con las obras de Mozart y Elgar, que fue armado por ella misma pues pensó en cada momento del desarrollo del concierto. La gala abrirá con la obertura porque a ella le “encanta Mozart” y consideró que su ópera es “casi la mejor del mundo”. “Tiene sentido empezar el concierto así porque tiene un buen contraste con el concierto de Chopin” que viene después.

Tras un intervalo la orquesta volverá con “Salut d’Amour”, de Edwar Elgar. “La pieza de Elgar la quise tener por dar algo distinto a la sinfonía de Daniel. Me pasé pensando porque no puede ser una pieza que le quite algo a la sinfonía, o sea le tiene que dar. Es como un postre antes de la comida”, planteó entre risas la directora.

Acerca de este debut en Paraguay para ella y en un concierto gratuito, Núñez consideró que la ocasión “es como un regalo para la comunidad”. Observó que luego de dos años de pandemia “hay mucha energía e ilusión por juntarse” y ella tiene “un amor nuevo por la música en vivo, porque cuando se nos quitó no había nada”. Eleanor invitó a la gente a esta gala porque lo que sucederá esta noche “no se va a poder recrear otra vez, será único”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.