The Cure: “Vamos a permanecer en el tiempo”

Los integrantes de la veterana banda de rock The Cure se encontraron con la prensa paraguaya: hablaron de sus inicios, su presente y de la esencia de su música.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FVMMR5MW75EZZC3FKBSEWGTYHU.jpg

Están llenos de historia. Nada menos que 37 años para significar una agrupación que se impuso en la industria, fusionando géneros como el rock gótico, punk, new wave y rock alternativo. Estaban allí, en el hotel Bourbón, dispuestos a cambiar palabras con la prensa paraguaya antes del concierto previsto para la noche del martes 9 de abril, en el Jockey Club del Paraguay.

Los emblemáticos Robert Smith, Simon Gallup, Jason Cooper, Roger O'Donnell y Reeves Gabrels se encuentran en el país desde la medianoche del lunes, luego de llegar a través de un vuelo privado, procedentes de Brasil.

Visiblemente, el tiempo ha pasado para ellos. Con un tono agradable y cortés y su humor británico peculiar, respondieron las preguntas que los distintos cronistas les tenían preparadas… aunque sorprendidos por la gran dosis de informalidad de muchas preguntas.

Al inicio, Smith confesó que sabe algunas cosas del país, el año de la independencia: 1811. En un momento, se le propuso adivinar las canciones de la banda a partir de un tarareo. Los músicos lo tomaron con humor, y siguieron la temática, aunque Smith no tardó en increpar: “¿Es normal esto en una conferencia de prensa? Si sabía hubiera traído mi pijama…”.

Consultados sobre las impresiones de ser teloneados por Deliverans, una banda paraguaya que dio sus primeros pasos versionando a The Cure, Smith se limitó a mencionar que justamente son ellos mismos quienes eligen a las bandas teloneras en cada país.

En esta gira, The Cure se encarga de promocionar “¡Mi cuerpo, mis derechos!”, una campaña de Amnistía Internacional. Al respecto, Smith mencionó que ellos –como banda– no quieren politizar, simplemente estar relacionados a una buena causa. “Descubrimos que es una organización muy bien organizada; queríamos aportar y apoyar desde nuestra banda”, señaló.

Robert Smith también recordó sus inicios instrumentales: señaló que empezó a estudiar la guitarra, desde lo básico, porque “tenía dificultades en la mano derecha”.

Respecto a la utilización de las Redes Sociales, Smith consideró que son necesarias, pero que prefieren no utilizarlas para “mantener el misterio”. “Son un medio para una generación más joven. Yo voy cambiando de ideas… No estoy en contra, porque vemos a las bandas teloneras allí; pero nosotros preferimos hacerlo cara a cara. Queremos mantener el misterio de la banda”.

También expresó que, muchas veces, pueden generarse interpretaciones diferentes a lo que ellos están diciendo. “Eso me parece un fastidio”, apuntó.

Un cronista de televisión aprovechó su momento para regalarle un típico sombrero “pirí”. “Lo utilizan los obreros paraguayos, los trabajadores”, dijo a modo de presentación. Smith se fijó con cierto desconcierto, y lo rechazó… pero sin ponérselo. “¡Ponete vos!”, desafió con cierto humor, generando un momento de cierta incomodidad que no tardó en cambiar pintando una sonrisa.

Seguido a eso, se le preguntó sobre los rumores de haber sido asaltados en San Pablo, Brasil, antes de llegar a nuestro país. “No fuimos asaltados. Eso ocurrió hace muchos años…”, aclaró, agregando que esa experiencia no cambió su percepción sobre Brasil.

Acerca del repertorio esperado –de al menos 40 canciones, según datos rescatados en Internet de conciertos pasados–, el vocalista expresó que es lo que puede, “todavía”. “Ahora, con Internet, nos hacen sentir fuera de eso… No queremos decirlo, porque le quita misterio a lo que preparamos. ¡No sabemos lo que puede pasar en el escenario! Preparamos 40 canciones, más que eso ya no puedo cantar. Vamos a cantar canciones que los va a emocionar”, adelantó.

También hubo un momento para mirar hacia el futuro: Smith consideró que cada integrante tiene sus sueños propios, a nivel personal.

Acerca del legado de The Cure a la historia de la música, el británico mencionó que no podría responder, porque “el sabor del arte está en el tiempo; y en cada periodo la banda tuvo un carácter genuino en ese momento. Por ejemplo, si ahora me corto el pelo o tengo pecas, es la imagen de The Cure la que va a cambiar, es lo que caracteriza a The Cure. El arte va cambiando, pero sí sabemos que vamos a permanecer en el tiempo”, dijo, sobreactuando cierta emoción.

Hace unos 17 años que la agrupación no pisaba Latinoamérica. Sobre el regreso, Smith señaló que la siente “más lenta”, aunque prefirió no ampliar la idea.

El vocalista confesó también que le gustaría conocer la ciudad, y que le gustaría recorrer algún parque... o incluso un bar, dentro de un parque. “¡Necesitamos guías turísticas!”, soltó el rockstar, mientras empezaba a posar ante las cámaras.

En un rincón, estaba presente el cineasta inglés Tim Pope, quien se encarga de la filmación de un documental a lo largo de la gira.

Antes de despedirse, y a pedido popular, la voz de The Cure se animó a ensayar un muy discreto pero divertido: “¡Rohayhu, Paraguay!”.

The Cure se presentará por primera vez ante el público paraguayo, este martes 9 de abril, en el Jockey Club del Paraguay. Se espera que la mítica banda dé lo mejor de su repertorio durante un espacio de tres horas.