“Bárbaro”: una propuesta de terror bizarra e impredecible

Repleta de sorpresas, revelaciones monstruosas y sangre a chorros, este nuevo e irreverente filme de terror trae consigo buenas dosis de entretenimiento.

Bárbaro película Georgina Campbell
"Bárbaro" está en cartelera en cines de Paraguay.20th Century Studios

Aunque Bárbaro no es precisamente el Maligno de este año, como se lo estaba queriendo vender - más que nada porque es un filme de terror mucho más tradicional, sin el giro radical que toma aquella excelente película de James Wan, a pesar de algunas similitudes en sus toques de humor negro mezclado con violencia brutal –, sí es una película enormemente entretenida que durante la mayor parte de su duración tiene al espectador con los ojos abiertos como platos, hundido en una claustrofóbica incertidumbre.

Lea más: Horarios de “Bárbaro” en cines de Paraguay

En una noche tormentosa, Tess (Georgina Campbell) llega a la casa que alquiló en un barrio en abandono de Detroit, ciudad a la que llegó para una entrevista de trabajo. Sin embargo, descubre que la casa ya está ocupada por Keith (Bill Skarsgard), quien también dice haber alquilado la casa. Con recelos, Tess decide aceptar la propuesta de Keith de compartir la casa por la noche y todo parece estar bien hasta que al día siguiente Tess encuentra un pasadizo secreto en el sótano de la vivienda, y desata una pesadilla.

O al menos esa es parte de la historia, que luego introduce a un tercer protagonista vinculado a la casa y de a poco va soltando las piezas del rompecabezas que revelan lo que de verdad está ocurriendo bajo la superficie.

En una época en la que el cine de terror ha sido deconstruido y diseccionado a un nivel tan minucioso que resulta infrecuente encontrar una película de ese género que realmente sorprenda, siempre es admirable cuando una película logra mantener al espectador con la boca semiabierta, totalmente desconcertado sobre lo que está ocurriendo o puede llegar a ocurrir por tanto tiempo como lo hace Bárbaro.

El nivel de impredecibilidad que el director y guionista Zach Cregger logra transmitir hace que armar el rompecabezas con la película sea enormemente divertido, y es muy emocionante cuando, en la recta final, el panorama completo se hace claro, solidificando al filme como un muy buen ejemplo de un subgénero muy popular del cine de terror: el que ubica sus acontecimientos de sangrientos asesinatos y monstruosos acechadores ante un trasfondo de descomposición social, con antagonistas engendrados en la gangrena del deterioro de las partes abandonadas de Estados Unidos; como una contraparte urbana del tipo de películas de carnicería rural como La masacre de Texas o Wrong Turn, entre muchas otras.

La película pierde un poco de esa electricidad en el tramo final, una vez que la verdad ha sido revelada, pero aun así termina en un memorable enfrentamiento con sus propias sorpresas tanto en el apartado de violencia como en la inesperada emotividad con la que se da cierre a la historia.

En lo visual, Cregger demuestra ideas y recursos interesantes, con una buena variedad de perspectivas de cámara - incluyendo algunas muy llamativas tomas en primera persona desde los ojos de los protagonistas – y un gran uso de la oscuridad y lo que ocurre fuera de foco en una toma para aumentar la tensión.

Georgina Campbell interpreta a una sólida heroína de terror, mezcla de miedo y determinación, y la forma en que la película emplea a Bill Skarsgard aprovechando no solo la situación inusual del principio del filme con la casa sino también la filmografía del actor – quien lógicamente tiene como uno de sus papeles más famosos el del payaso Pennywise en It – para sembrar incertidumbre y desconfianza al principio.

Pero la verdad es que el que se roba la película es Justin Long, quien aparece como el tercer protagonista y acaba siendo el personaje más fascinante en la película por motivos totalmente negativos, una punzante crítica al tipo de persona cuya posición de privilegio imprime en ellos un sentido de propiedad de todo y todos a su alrededor, en más de una forma.

Bizarra, brutal y amargamente humorística, Bárbaro es un filme de terror que no tiene desperdicio.

Calificación: 3/5

----------------------------------------------------------------------------------

BÁRBARO

Título original: Barbarian

Dirigida por Zach Cregger

Escrita por Zach Cregger

Producida por Roy Lee, J.D. Lifshitz, Raphael Margules y Aaron Milchan

Edición por Joe Murphy

Dirección de fotografía por Zach Kuperstein

Banda sonora compuesta por Anna Drubich

Elenco: Georgina Campbell, Bill Skarsgard, Justin Long, Matthew Patrick Davis, Richard Brake, Jaymes Butler, Kurt Braunohler, Sophie Sörensen, Rachel Fowler, Kate Nichols, J.R. Esposito

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.