Reinspeccionan escena del crimen de jueza

Agentes de Criminalística se constituyeron esta mañana en el edificio donde funciona la sede judicial de Hernandarias para inspeccionar nuevamente la escena del crimen de la jueza Diana Evelina Mereles Duarte.

La comitiva fiscal-policial deslacrará el edificio para la reanudación de las actividades judiciales.
La comitiva fiscal-policial deslacrará el edificio para la reanudación de las actividades judiciales.Abc

Los investigadores pretenden determinar con precisión el último trayecto recorrido por la jueza Mereles Duarte dentro del edificio antes de su asesinato.

La desafortunada magistrada se desempañaba como titular del juzgado civil y comercial de Hernandarias, hasta que fue encontrada muerta desangrada tras sufrir en la cabeza un golpe con un objeto contundente. Su cuerpo fue encontrado la tarde del sábado pasado, en un pasillo de la planta baja del edificio.

El guardia Wilson Miguel Scappini Villalba (28) fue detenido y había confesado ser el autor confeso del crimen, según el reporte de la Policía. El día del crimen, Scappini Villalba estaba a cargo de la custodia de la sede judicial.

Lea más: Guardia que mató con saña a jueza

PUBLICIDAD

Sobre el trasfondo del crimen, aún sigue en investigación. Los policías informaron que Scappini Villalba dijo que estaba drogado y que “una fuerza mayor” le pidió cometer el crimen, aunque la hipótesis más fuerte es que la magistrada descubrió al guardia cuando se drogaba y emborrachaba en su puesto de trabajo y le habría advertido con delatarlo.

La comitiva fiscal-policial encabezada por Natalia Montanía había lacrado todo el edificio, donde también funcionan las oficinas de la Defensoría Pública. Tras el crimen, las puertas de dos despachos de la Defensoría Pública fueron encontradas abiertas, al igual que la camioneta de la jueza.

La comitiva procederá a deslacrar el edificio para permitir la reanudación de las actividades en el predio.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD