Delincuentes se alzan con millonario botín

YGUAZÚ, Alto Paraná. Tres "piratas del asfalto", munidos de armas cortas y placas policiales, interceptaron un automóvil y tras raptar a las víctimas se alzaron con más de G. 150 millones. El vehículo que utilizaron los delincuentes fue encontrado totalmente incendiado en la ciudad de Minga Guazú.

El vehículo que utilizaron los asaltantes fue encontrado en llamas.
El vehículo que utilizaron los asaltantes fue encontrado en llamas.

El asalto ocurrió ayer sobre la ruta PY02 del distrito Yguazú, a pocos kilómetros de la zona limítrofe con la ciudad de Minga Guazú.

Las víctimas fueron identificadas como: Heriberto Cabrera Santacruz (49), de profesión abogado; su esposa Norma Estela Ayala Rotela y su hijo Luis Fernando Cabrera Ayala, domiciliados en Coronel Oviedo.

Los datos recogidos por la Policía Nacional dan cuenta de que la familia se encontraba viajando en un automóvil Toyota modelo Allión, color blanco, chapa DAT 112, cuando se detuvieron un momento al costado de la ruta PY02 para que los varones pudieran orinar. Dicha situación fue aprovechada por los delincuentes, que aparentemente ya les venían siguiendo en un automóvil Honda Fit, color gris, del cual descendieron dos sujetos con placas policiales y armados con pistolas.

Los malvivientes raptaron a las víctimas por varios minutos y, tras recorrer la zona del aeropuerto Guaraní, finalmente liberaron a la familia con su vehículo, pero sin la llave, en el barrio Santa Cecilia de Minga Guazú.

PUBLICIDAD

Los delincuentes se alzaron con US$ 15.000 (unos G. 102 millones, al cambio actual), G. 55 millones, además de tres aparatos celulares. Durante la huida incendiaron el automóvil Honda, a 4 kilómetros de donde fueron abandonadas las víctimas.

Los afectados manifestaron a los intervinientes que el dinero robado sería para comprar un camión tumba de una metalúrgica ubicada en Yguazú.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD