Senadores modifican proyecto y en lugar de proteger bosque expropian tierras para invasores del lago Yrendy

Un proyecto de ley que buscaba declarar “Área Silvestre Protegida” a unas 16 hectáreas del bosque que bordea el lago Yrendy fue modificado y se incluyó la expropiación de 5 hectáreas del predio. La senadora Georgia Arrúa (PQ), quien había presentado el proyecto fustigó contra sus colegas por la descabellada aprobación.  

La Cámara de Senadores aprobó expropiar cinco hectáreas del bosque de la reserva del lago Yrendy.
La Cámara de Senadores aprobó expropiar cinco hectáreas del bosque de la reserva del lago Yrendy.

El lago natural Yrendy de Ciudad del Este está ubicado dentro de una zona boscosa de 16 hectáreas, propiedad del Instituto Forestal Nacional (INFONA). Allí funciona un Centro de Formación de Técnico Superior Forestal que cuenta con aulas, dormitorios para estudiantes, además de villas técnica y obrera.

Para preservar el lugar se había presentado un proyecto que lo declara Área Silvestre Protegida, estableciendo una categoría que permitiera seguir utilizando el lugar para fines científicos y a la vez habilitarlo para visitas turísticas dentro de un régimen que no dañe ni altere su estado natural. También se había recurrido a la Senatur para crear un plan que promocione el lago Yrendy y brinde apoyo a quienes quieran desarrollar espacios gastronómicos y posadas en los alrededores.

El proyecto se trató ayer y al parecer no había ninguna oposición para aprobar el loable plan pero el senador Sixto Pereira, quien preside la Comisión de Energía planteó una modificación, disponiendo la expropiación de 5 hectáreas del bosque nativo.

Supuestamente es para darle solución habitacional a cinco familias, quienes habrían invadido cinco casas de la villa obrera que habían sido construidas por la institución para dar vivienda a los funcionarios que trabajan en el lugar. Hace más de un año que el INFONA busca recuperar esas casas y hay litigios judiciales abiertos al respecto.

La senadora Georgia Arrúa afirmó que se cometieron una serie de irregularidades al aprobar el proyecto modificado. “Esto es despojar no sólo al Estado, sino sobretodo a la comunidad de CDE al robarnos 5 hectáreas de la última parte que queda de nuestro Bosque Atlántico. Además no se ha cumplido con ninguno de los requisitos exigidos por ley para una expropiación, no hay planos georeferenciados, no hay listado de ocupantes, no se determina la dimensión de cada lote, no se indemniza al propietario y se ignoró por completo el parecer de la institución afectada. Es inconstitucional e ilegal”, lamentó la parlamentaria.

Lea más: Limpieza en reserva del lago Yrendy para combatir el dengue

También lanzó una dura crítica a sus colegas por permitir la aprobación que se decidió mediante voto nominal. “Lo más triste es que algunos colegas en los que aún confiaba apoyaron este despojo y otros a la hora de votar se borraron. Tengo la esperanza de que en Diputados se corrija lo sancionado en el Senado devolviendo su espíritu y finalidad al proyecto inicial”, añadió.

Con esta media sanción el proyecto pasa ahora a la Cámara de Diputados para su aprobación, modificación o rechazo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD