Detienen a varios agentes policiales por secuestro y extorsión a turistas

CIUDAD DEL ESTE. Al menos cuatro policías que supuestamente secuestraron a una pareja de turistas brasileños fueron detenidos y son investigados por la fiscala Estela Mary Ramírez. El rapto se habría producido en la localidad de Torín, departamento de Caaguazú, y en esta capital departamental se había pactado el pago.

La fiscal Estela Mary Ramírez (centro) durante el allanamiento de la sede policial.
La fiscal Estela Mary Ramírez (centro) durante el allanamiento de la sede policial.

Acorde a los datos preliminares, los agentes detenidos son los suboficiales Eladio Giménez, Gustavo Toledo, Osmar Paredes y Julio Díaz.

Según los datos, la pareja de extranjeros fueron interceptados ayer por los policías sobre la ruta PY02 cuando viajaban en dirección al este para regresar a su país a bordo de una camioneta Jeep.

Los agentes habían pedido documentaciones personales a las víctimas. Los afectados tenían solo en formato digital uno de los documentos requeridos y esa situación fue aprovechada supuestamente por los efectivos para exigir inicialmente 50.000 reales, unos G. 65 millones al cambio actual. Los policías incluso amenazaron con incriminar a los extranjeros con el narcotráfico si no entregaban el dinero, según la denuncia.

Como las víctimas no tenían dinero quedaron privadas de su libertad y pasaron la noche en la comisaría 21ª, sin que se comunique al Ministerio Público.

La pareja contactó vía telefónica con sus familiares para pedir dinero y logró juntar 25.000 reales. Pero la plata solo se podía extraer de un banco brasileño. Entonces, este martes los secuestrados fueron conducidos por sus captores hasta Ciudad del Este para que uno de ellos cruce la frontera para sacar el dinero.

La mujer fue alzada a un taxi para ser trasladada hasta un banco de Foz de Yguazú, mientras que su pareja quedó en poder de los policías.

La joven tuvo un inconveniente para extraer el dinero de la caja y ante el desespero cayó en llantos y reveló a los guardias que su novio estaba secuestrado por lo que necesitaba el dinero para pagar el rescate.

Los guardias informaron el caso a los policías brasileños que a su vez comunicaron al Comando Tripartito para que finalmente la denuncia llegué a la oficina de la fiscala Estela Mary Ramírez. La agente se encuentra en estos momentos en una intervención de la comisaría de los agentes indagados.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD