Imputan a 9 personas por extorsión desde la cárcel

CIUDAD DEL ESTE. La fiscala Zunilda Ocampos procesó a reclusos, agentes penitenciarios y supuestos contactos, vinculados a un esquema de extorsión que operaba desde la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este. La investigación se había iniciado tras la denuncia de un colono brasileño, a quien exigieron la suma de 100.000 dólares para no atentar contra la vida de su hijo.

De una farmacia de Hernandarias se incautó G. 18.000.000 que fueron girados a nombre de un reo.
De una farmacia de Hernandarias se incautaron G. 18.000.000 que es parte del dinero girado a nombre del reo Edgar Ferreira.

Los imputados son los presidiarios Ángel Gabriel Colmán (33), Edgar Ferreira Vera (35) y Marcio Quadra Caetano (31), además de Jonás de Amaral Bentos (18), quien era el capataz de la víctima. Asimismo, están enjuiciados los guardiacárceles Fredy Antonio González (24) y Adolfo Paredes (44), al igual que Gloria Estela Cantero Domínguez (33), Liza Graciela Gutiérrez Alarcón (36) y Emilce Alarcón de Gutiérrez (55), quienes presuntamente operaban en la organización desde sus locales comerciales. Todos ellos soportan cargos por coacción grave, extorsión agravada y asociación criminal.

CDE: desbaratan red que extorsionaba desde la cárcel

Según los datos, el 10 de mayo de 2021, el colono brasileño comenzó a recibir mensajes y audios extorsivos a través de WhatsApp. Además recibió una llamada de un hombre quien amenazó con secuestrar o matar a su hijo si no accedía a girar a varios números telefónicos el equivalente a 10.000 dólares.

Esquema de extorsión de la cárcel era integrado por guardiacárceles, reo y civiles

La víctima realizó dos envíos totalizando la suma de G. 20.290.000, a los números telefónicos registrados a nombre del interno Edgar Ferreira y una mujer identificada como Gloria Estela Cantero Domínguez.

Posteriormente, el 7 de junio, la víctima recepcionó en su teléfono audios, mensajes y video, donde desconocidos, con acento brasileño, le amenazaban con matar a su hijo en caso de no acceder al pago de 100.000 dólares americanos, supuestamente por no cumplir con su palabra. En la imagen también se visualiza a personas portando armas de fuego.

La víctima finalmente decidió denunciar el hecho que permitió identificar a los titulares de las líneas telefónicas-billeteras que recibían los montos de dinero, además de los lugares de depósito y los puntos de cobranzas de dichas transacciones.

Los giros eran efectivizados por Liza Gutiérrez Alarcón, propietaria de la farmacia Astral de la ciudad de Hernandarias. La mujer es conocida del interno y en ocasiones utilizaba el nombre de su madre Emilce Alarcón para realizar las transacciones.

Igualmente, el número usado por el interno Ángel Gabriel Colmán recibió una importante carga de dinero, que fue retirada por Gloria Estela Cantero Domínguez.

Los números telefónicos utilizados por los supuestos extorsionadores fueron habilitados presumiblemente por los guardiacárceles Fredy González y Adolfo Paredes. Además, estos agentes penitenciarios se encargaban de entregar el dinero a los internos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD