Hallan cuerpos sin vida de trabajadores atrapados

MINGA GUAZÚ. Los cuerpos de los trabajadores Antonio González Alderete (33) y Sidenei Descovi Graboski (28) fueron encontrados, tras una intensa búsqueda en un depósito de soja donde habían caído. La tragedia ocurrió esta tarde, en un silo de Minga Guazú.

Familiares acompañaron la angustiosa búsqueda de los trabajadores atrapados en el depósitos de granos.
Familiares acompañaron la angustiosa búsqueda de los trabajadores atrapados en el depósitos de granos.gentileza

Antonio González Alderete y Sidenei Descovi Graboski sufrieron esta tarde un accidente laboral, al caer en un depósito donde se almacenaban varias toneladas de granos para el secado. Ambos estaban al servicio de la empresa Ovetril, ubicada en el Km 321 (exKm 22) de Minga Guazú, sobre la ruta PY02.

Los socorristas tras una intensa tarea de búsqueda y vaciamiento del depósito lograron localizar el cuerpo sin vida de los trabajadores, según informó Arnaldo Maciel, bombero de Minga Guazú.

El angustioso operativo de búsqueda, que se prolongó alrededor de cinco horas, fue acompañado por la fiscala de turno Cinthia Leiva Cardozo y familiares de las víctimas.

Lea más: Tres bomberos mueren en un silo en el este

Personal forense del Ministerio Público igualmente se trasladó al escenario de la tragedia para la inspección de los cuerpos a fin de determinar la probable causa de muerte. Se presume que los trabajadores fallecieron por asfixia, al quedar sin oxígeno entre el voluminoso cargamento de soja.

Otra tragedia similar

El luctuoso episodio de Minga Guazú ocurrió casi siete años después de otra tragedia similar registrada en el mismo distrito.

Los bomberos Ronald Aguilera, Saturnino González y Arnaldo Riveros realizaban una tarea de enfriamiento, tras un incendio. Durante la labor cayeron en un secadero de granos y fallecieron asfixiados.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.