Piden juicio oral para supuestos implicados en el secuestro de Mbaracayú

El Ministerio Público pidió que seis presuntos secuestradores que habían raptado a una colona brasileña en el distrito de Mbaracayú sean sometidos a un juicio oral y público. El plagio había ocurrido en agosto del año pasado y la víctima fue rescatada por la Policía tras varios días de cautiverio en una zona boscosa.

Sandra Cristina Maceda Rubert
Momento en que Sandra Cristina Maceda Rubert es rescatada por agentes antisecuestro de la Policía.ABC COLOR

La acusación fue presentada en el Juzgado de Garantías de San Alberto, a cargo de la magistrada Nimia Dejesús Ávalos, por los fiscales investigadores, Alberto Torres y Zunilda Ocampos pidieron que el caso sea elevado a juicio oral y público. El secuestro se había perpetrado en contra de la ciudadana brasileña Sandra Cristina Maceda Rubert, en Mbaracayú, al norte del Alto Paraná.

Los acusados son Germán Barreto Ocampos, Alan Schuster Pfeifer, Joel Andrés Gaona Ferreira, Pablo González Flores, Hernán Barreto González, Blanca González y Carlos Javier Álvarez Yegros.

Los cuatro primeros afrontan cargos por secuestro, extorsión, extorsión agravada, privación de libertad, coacción grave y asociación criminal, pues habrían participado de los hechos en forma conjunta, separada y/o en connivencia en calidad de autores.

Lea más: Secuestro en Mbaracayú: detenido revela cuánto iba a cobrar por cuidar a la víctima

Mientras que Carlos Javier Álvarez Yegros, un comerciante de Ciudad del Este es acusado por producción de documentos no auténticos, por presuntamente de manera irregular activar los chips de teléfonos celulares que posteriormente utilizaron los presuntos secuestradores para extorsionar a la familia de la víctima y comunicarse entre sí.

Según antecedentes, los supuestos criminales ejecutaron el plagio de Sandra Cristina el 14 de agosto de 2021, a las 16:30 aproximadamente, en un camino alternativo del barrio Bella Vista de la colonia General Díaz, distrito de Mbaracayú. En aquel entonces, cuatro de los presuntos implicados interceptaron a la víctima en las inmediaciones de su casa, mientras ella realizaba una caminata y luego la alzaron a la fuerza a un vehículo.

Seguidamente, la víctima fue llevada hasta una zona boscosa, en la cercanía de la reserva envolvente de la Itaipú Binacional, donde la mantuvieron en cautiverio en el monte. Desde allí, los delincuentes comenzaron a realizar las primeras llamadas extorsivas a Milton Gabriel Rubert, esposo de la víctima, pidiendo un rescate de 250 mil dólares americanos.

Más info: Cae sexto miembro de la banda de secuestradores de Mbaracayú

Al mismo tiempo, le advirtieron que no denuncie el caso ante la Policía o la Fiscalía, caso contrario amenazaban con matar a la mujer. Dos días después, específicamente el 16 de agosto, bajaron sus pretensiones a 200 mil dólares, según los datos.

Sin embargo, el marido de la víctima denunció el hecho ante las autoridades y los investigadores comenzaron a rastrear los números telefónicos utilizados por los presuntos secuestradores y de esa forma pudieron identificar a los titulares, al igual que a los usuarios de los números vinculados, quienes mantenían una fluida comunicación entre sí.

Posteriormente, el 17 de agosto, los investigadores allanaron la casa de Germán Barreto, momento en que lo detuvieron a él y también a Hernán, Blanca González y a un menor R.B.G., quien también habría sido utilizado para las comunicaciones con los familiares de la brasileña. Del sitio se incautaron varias evidencias relacionadas al caso.

En prosecución de la pesquisa, los intervinientes llegaron hasta la zona boscosa, ubicada a unos 1.500 metros de la vivienda intervenida, y pudieron rescatar con vida a la brasileña, sin que se pague el rescate, tras un enfrentamiento armado con los delincuentes.

Finalmente, fueron detenidos los otros implicados en el plagio, siendo todos ellos sometidos a procesos penales y ahora formalmente acusados por el Ministerio Público.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.