Niños víctimas de abuso sexual, ¿cómo ayudarlos?

La violencia sexual infantil es un acto catastrófico para toda persona, ya que destruye completamente la integridad e inocencia de la víctima. En este caso es muy importante la asistencia psicológica para la víctima y sobre todo el apoyo de la familia, creerles siempre. La licenciada Blanca Villalba de Centurión, psicóloga infantojuvenil y neuropsicóloga nos brinda detalles al respecto.

Hay un niño antes de un abuso, y un niño diferente después de ello. Es un hecho que marca su vida. Minimizar esta situación que produce impacto de tal magnitud es un crimen. Por eso es tan importante conocer cuáles pueden ser las consecuencias que produce el abuso sexual en los niños y cómo abordarlo para ayudar a la víctima y a la familia de ésta.
Hay un niño antes de un abuso, y un niño diferente después de ello. Es un hecho que marca su vida. Minimizar esta situación que produce impacto de tal magnitud es un crimen. Por eso es tan importante conocer cuáles pueden ser las consecuencias que produce el abuso sexual en los niños y cómo abordarlo para ayudar a la víctima y a la familia de ésta.shutterstock.com

De acuerdo con los datos aportados por el Ministerio Público mencionado en el comunicado de prensa de UNICEF Paraguay, en el 2020, se registraron ocho denuncias por día de abuso sexual infantil. Datos alarmantes que afectan a miles de niños en nuestro país, causando serios daños a su salud, afectado su desarrollo físico, emocional, conductual y dejando secuelas realmente severas.

La violencia sexual infantil es un acto catastrófico para toda persona, ya que destruye completamente la integridad e inocencia de la víctima.

Hay un niño antes de un abuso, y un niño diferente después de ello. Es un hecho que marca su vida. Minimizar esta situación que produce impacto de tal magnitud es un crimen.

Por eso es tan importante conocer cuáles pueden ser las consecuencias que produce el abuso sexual en los niños y cómo abordarlo para ayudar a la víctima y a la familia de ésta.

Consecuencias de un abuso sexual infantil

La licenciada menciona que las consecuencias pueden ser fisiológicas, emocionales, conductuales, sociales y académicas; refiriéndonos a las consecuencias a corto plazo.

Entre las fisiológicas o funcionales podemos destacar:

  • Problemas somáticos como la enuresis y ecopresis (enuresis, en el caso de que las pérdidas sean de orina, y encopresis en el caso de que sean evacuaciones descontroladas de heces, ambas pérdidas pueden ser tanto diurnas como nocturnas).
  • También los dolores de cabeza, problemas estomacales o problemas de insomnio.

Haciendo referencia a las dificultades emocionales como resultado del abuso sexual en niños podemos destacar:

  • Ansiedad.
  • Depresión infantil.
  • Inseguridad.
  • Baja autoestima.
  • Sentimiento de culpa y los trastornos de estrés postraumático.

En cuanto a las consecuencias conductuales y sociales

En cuanto a las consecuencias conductuales podemos mencionar la irritabilidad, la conducta desafiante o la agresividad.

En relación a las consecuencias sociales; el aislamiento social, menos interacciones sociales, baja participación en actividades grupo, dificultades para comunicarse o relacionarse con sus pares, etc.

“Todo esto sin dejar de mencionar el aspecto académico que, debido a estas consecuencias antes citadas, también se ve afectada claramente, ya que presentan baja motivación para realizar tareas, ir a la escuela, estudiar o aprender” dice la psicóloga.

Consecuencias a largo plazo

Si hacemos alusión a las consecuencias a largo plazo, varias investigaciones han demostrado que las víctimas adultas de abuso sexual infantil presentan una mayor probabilidad de padecer trastornos emocionales como:

  • Depresión.
  • Ansiedad y baja autoestima.
  • Así como también dificultades en estabilidad laboral, conducta violenta, tendencia a las adicciones.
  • Problemas en las relaciones de pareja y problemas sexuales.

Es más, la depresión es uno de los síntomas más frecuentes en adultos abusados sexualmente durante la infancia, y los síntomas se agravan especialmente si no son tratadas inicialmente.

¿Qué hago para ayudarlos?

La psicoterapia infantil es una rama de la psicología que aborda el estudio profundo sobre los distintos tipos de conductas o problemas psicológicos, emocionales y del neurodesarrollo de niños y adolescentes.

La profesional del cuidado de la salud mental indica que en esta área se han desarrollado herramientas útiles validadas científicamente para ayudar a esta problemática.

Es de vital importancia buscar la intervención psicoterapéutica y evitar la idea de pensar que, porque son pequeños, no se van a acordar de lo que les sucedió o, pueden olvidar de manera progresiva hasta que crezcan y lleguen a la adultez.

Porque, como hemos visto, los efectos o las consecuencias de estos agravios cobran factura en la edad adulta, o sin ir más lejos, sino es de manera inmediata, en el transcurrir del tiempo, en la adolescencia.

No olvidemos que el cuadro se agrava cuando no existe un tipo de apoyo profesional que trabaje con este problema.

Aparte de la psicoterapia infantil son también necesarios el apoyo psiquiátrico, la intervención interdisciplinaria en sus modalidades: individual (víctima) y familiar (de la víctima), así como también las técnicas del juego como herramienta de desahogo. Es muy importante reconocer al niño(a) como un ser humano pleno y auténtico, poseedor de derechos, opiniones y sobre todo sujeto de protección.

También existen víctimas resilientes que han creído que pueden olvidar por sí solos estos actos, sin la necesidad de solicitar ayuda, aunque eso no es lo ideal. Esto no se trata solo de una reparación psicológica y mental, sino de un proceso legal y social.

Para la licenciada, como docentes y padres de familia, como adultos integrantes de una sociedad tenemos la responsabilidad inmensa de conocer las políticas públicas al respecto para actuar y defender los derechos de nuestros niños.

Si sospecho de que un niño fue o es víctima de abuso sexual, ¿qué hago?

La psicóloga señala que si sospechamos que un niño o nuestros hijos han sido víctima de abuso sexual, lo recomendable es en primer lugar investigar sobre la sintomatología del abuso sexual y buscar ayuda profesional inmediatamente.

También es fundamental mantener una conversación con el niño que demuestre una máxima confianza para tratar sobre este tema delicado. Debe sentirse acogido, contenido, protegido y de ninguna manera juzgado.

En algunas ocasiones es posible que el niño abra su corazón y confiese lo que ha sucedido o por lo que está pasando. Y lo que realmente importará en ese momento de confesión será su reacción.

Recomendaciones al momento de la confesión de un niño víctima de abuso sexual:

  • Mantener un ambiente tranquilo, y, sobre todo, el niño o niña debe sentir que sí se cree en lo que está diciendo.
  • Quizás, no sea fácil para él o ella hablar de la situación que lo está lastimando gravemente; menos, si el daño viene de un familiar, una persona allegada a la familia o conocida que incluso, le ha amenazado. Por ello, inspiremos confianza.
  • Asegúrese de hacerlo creer que el o ella es un miembro muy valioso, importante para la familia, y que lo único que busca es ayudarlo.
  • En cuanto a las acciones legales, será un rol fundamental de los padres buscar ayuda profesional

No olvidemos nunca que la solución no es minimizarlo, negarlo, pasar la página, dejar de quejarse, ni enterrarlo en el pasado. Nada de esto ayuda a superar un abuso sexual. Superarlo es un reto y un proceso que puede tomar mucho tiempo y esfuerzo. Para ello, el niño necesita de los suyos y de ayuda profesional adecuada e inmediata. Es nuestra responsabilidad como adultos el protegerlos; y es su derecho como niños, el que lo hagamos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.