Estos son los siete alimentos antienvejecimiento más poderosos

Los alimentos antienvejecimiento o antiaging pueden ayudarte a prevenir algunas enfermedades relacionadas con la edad. Tomá nota.

Arándanos, poderosos alimentos antienvejecimiento.
Arándanos, poderosos alimentos antienvejecimiento.Shutterstock

Somos lo que comemos, y es por eso que se pueden sumar años de vida sana haciendo una selección correcta de los alimentos que conforman nuestra dieta diaria, en especial aquellos con conocidas propiedades antiaging, es decir, antienvejecimiento.

Hay muchas variables involucradas en el envejecimiento, pero siguiendo una vida sana, manteniéndose activo y alimentándose con una dieta bien equilibrada en nutrientes se puede colaborar enormemente en ralentizar el proceso de envejecimiento y mantenerse alejado de ciertas enfermedades relacionadas con la edad, como la diabetes, la osteoporosis y los problemas cardiovasculares.

La buena noticia es que puede empezar hoy mismo a beneficiarse con una vida más larga, simplemente incluyendo estos siete superalimentos antioxidantes en su dieta.

Cuáles son los alimentos antienvejecimiento

Aceite de oliva. Cuatro décadas atrás, los investigadores del “Estudio de siete países”, realizado en cuatro regiones del mundo durante 50 años, concluyeron que las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva eran responsables en gran parte de los bajos índices de enfermedad coronaria y cáncer en la isla griega de Creta. Ahora sabemos que también contienen polifenoles, poderosos antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad.

Yogur. En la década de 1970 se decía que el estado soviético de Georgia tenía la mayor cantidad de personas centenarias per cápita del mundo, y que el yogur, su alimento habitual, era el gran responsable de su longevidad. Aunque no se han probado aún fehacientemente sus propiedades antienvejecimiento, se sabe que el yogur es rico en calcio (que previene la osteoporosis) y en bacterias “buenas” que promueven la buena salud intestinal.

Pescado. Treinta años atrás comenzó un estudio para descubrir por qué los inuits de Alaska estaban notablemente libres de problemas cardíacos. Los científicos concluyeron que la razón es la extraordinaria cantidad de pescado en su dieta, una fuente abundante de omega 3 que previene que el colesterol se acumule en las arterias y protege contra los ritmos cardíacos anormales.

Chocolate. La población kuna de las islas San Blas, en la costa panameña, tienen una tasa de infartos nueve veces menor que el resto de los panameños. La razón parece ser que los kuna toman una bebida que contiene generosas cantidades de cacao, el cual es muy rico en flavonoides que ayudan a preservar sanas las arterias, lo cual reduce los riesgos de hipertensión, diabetes del tipo 2, enfermedades del riñón y demencia.

Nueces. Son ricas en grasas insaturadas, por lo que ofrecen beneficios similares a los del aceite de oliva. Además son una fuente concentrada de vitaminas, minerales y otros fitoquímicos, incluyendo los antioxidantes.

Vino. Beber alcohol con moderación previene los problemas cardiacos, la diabetes y la pérdida de memoria relacionada con la edad. Cualquier tipo de vino parece proveer dichos beneficios, pero el tinto ha sido el foco de la mayor cantidad de estudios al respecto. Se sabe que contiene resveratrol, un compuesto que ha logrado activar los genes que disminuyen el envejecimiento celular en estudios recientes realizados con animales.

Arándanos. Aunque no son habituales en estas latitudes, los arándanos o blueberries, unas pequeñas bayas azules, asombran cada día a los investigadores con nuevas propiedades beneficiosas. Son ricos en antocianinas, que ayudan a reparar las lesiones oculares y preservar la salud de los ojos en general, y en vitamina P, que le otorga propiedades vasodilatadoras, antihemorrágicas y fortalecedoras del aparato circulatorio y digestivo.

Fuente: www.eatingwell.com

Enlance copiado

Te puede interesar

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.