Iván Leguizamón: “Nadie nace sabiendo ser padre. Uno aprende día a día”

El periodista Iván Leguizamón está casado con Rocío y es papá de un ángel, Iván Alexander, y una princesa, Sofía Magalí. En la previa del Día del Padre quisimos saber cómo vive ese rol y al preguntarle si cuando está en la casa prepara biberones, cambia pañales, baña a su hija, juega con ella, expresó feliz: “Es mi deber y una de mis obligaciones más placenteras”.

Una postal llena de amor. "La princesa Sofi sabe que tiene un hermano mayor en el cielo. Hasta aprendió a quererlo a través de sus fotos", nos contó papá Iván Leguizamón.
Una postal llena de amor. "La princesa Sofi sabe que tiene un hermano mayor en el cielo. Hasta aprendió a quererlo a través de sus fotos", nos contó papá Iván Leguizamón.Gentileza/Iván Leguizamón

Estamos a una semana de la celebración del Día del Padre y quisimos conocer un poco más en su rol de papá al periodista Iván Leguizamón, uno de los conductores del programa Crimen y Castigo, de ABC TV, y de Momento Justo, de ABC Cardinal.

Iván Leguizamón se presenta en su cuenta de Instagram como “papá de un ángel y una princesa” y en esta nota nos contó porqué. “Mi esposa se llama Rocío. Estamos juntos desde la época de la facultad. Ella es locutora. Es el amor de mi vida. Nuestro hijo mayor se llamaba Iván Alexander, pero le decíamos Ivancito. Lastimosamente él regresó al cielo hace seis años, cuando estaba por cumplir un añito. Es el peor dolor que puede sufrir un ser humano. Nuestra segunda hija se llama Sofía Magalí. Está por cumplir dos años. Es nuestra vida, nuestro todo. La que nos devolvió la sonrisa”, comenzó expresando Iván Leguizamón.

“Como todo padre doy incluso más de lo que puedo por mi familia”

Al consultarle cómo se definiría como padre, Iván Leguizamón aseguró: “Trato de ser lo mejor que puedo. Obviamente, seguro tengo algunos defectos, pero como todo padre doy incluso más de lo que puedo por mi familia, para que nada les falte. Nadie nace sabiendo ser padre. Uno aprende día a día, y esa etapa es la mejor de la vida”.

Y sobre lo que más le gusta hacer con su princesa Sofía Magalí dijo: “El simple hecho de estar con mi hija, con mi esposa y con el resto de la familia es lo más sagrado para mí. Me encanta darle de comer a mi princesa. Y a ella le gusta que le haga masajes y que le rasque la espalda. Eso es lo máximo. Siempre pide más”.

¿Qué tiempo dedicás a tu familia? Porque siempre estás entre la radio, la tevé y el diario, fue nuestro siguiente requerimiento y el periodista Iván Leguizamón señaló: “Sí, a veces el tiempo que compartimos entre semana es breve, por los trabajos de su mamá y el mío. Pero tratamos al menos de desayunar juntos y después hablamos por videollamada, cuando estoy en el diario o cuando salgo de la tevé y me preparo para entrar a la radio. Por eso, el tiempo libre con ellas es sagrado. Aunque somos conscientes de que trabajar también es una bendición y siempre damos lo mejor de nosotros para que nada le falte a la nena”.

Sofía Magalí, la niña de sus ojos

A Iván Leguizamón le cambia la mirada cuando habla de Sofía Magalí, su compañerita junto a su esposa Rocío. ¿Sos un papá que cuando está en la casa prepara biberones, cambia pañales, baña, juega? “Por supuesto. Es mi deber y una de mis obligaciones más placenteras. Mientras mi esposa se prepara, yo le cambio los pañales a la princesa, le visto y le hago el desayuno, que cada día variamos el menú, para que no se aburra. Luego me preparo yo y nos sentamos a la mesa. También soy el ‘encargado’ de asegurarle en su sillita del vehículo, antes de salir de casa. La hora del baño es muy especial para mi hija. Podría quedarse horas jugando en su bañera tibia. Disfrutamos verle emocionada. Ahora también se las da de cantante, entonces le estimulamos y cantamos con ella. Es una rutina fascinante”, sostuvo papá Iván Leguizamón.

La “cicloncita”

En otro momento de la entrevista, preguntamos al comunicador, que es conocido por ser fanático del Club Cerro Porteño, si Sofía Magalí también ya es una “cicloncita”. Rápidamente, Iván Leguizamón respondió: “Mi hija Sofi puede elegir el club de fútbol que más le guste. Solo que si no es Cerro Porteño tendría que buscar un lugar donde vivir (risas). Claro que es cerrista, así como lo era su hermano. Tiene su camiseta y hasta ya reconoce el escudo del club y sus colores. Es una cicloncita. Suele ver conmigo los partidos”.

Y con respecto al futuro que como papá sueña para su pequeña traviesa aseveró: “Sueño con que se convierta en lo que ella quiera ser. Sueño que viva y se desarrolle en un país mejor, con mayores oportunidades para su generación. Que sea una hija obediente y que crezca orgullosa de sus padres y su familia”.

“Los hijos son el regalo más hermoso de Dios”

Antes de finalizar la entrevista, pedimos a Iván Leguizamón que deje un mensaje a los papás en su mes y esto fue lo que nos dijo: “Ser padre es una bendición, una dicha. Es la realización de todo hombre. Siempre tratemos de ser buenos seres humanos, buenos ciudadanos, para educar con el ejemplo a nuestros hijos. Que ellos aprendan a ser también buenas personas. Este país va a necesitar de nuestros hijos muy pronto y somos nosotros, los padres, los que tenemos que prepararlos a ellos para cuando les toque afrontar esa responsabilidad y así nos llenen de orgullo alguna vez”.

Los hijos son el regalo más hermoso de Dios. Esforcémonos día a día para honrar ese privilegio. Acompañemos a ellos en su vida y disfrutemos cada etapa de ella, porque los buenos momentos se convierten en recuerdos que perduran por siempre”, destacó Iván Leguizamón al despedirse.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.