Por primera vez, una mujer lidera la Comisión Europea

ESTRASBURGO, Francia. El pleno del Parlamento Europeo confirmó hoy a la conservadora alemana Ursula von der Leyen (60) como presidenta de la Comisión Europea (CE) para los próximos cinco años. Actual ministra de Defensa de Alemania, se convierte así en la primera mujer en dirigir el organismo tras doce presidentes hombres desde 1958.

Europeos renuevan autoridades.
Comisión Europea estrena presidencia. La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, asume el liderazgo de la unión.PATRICK SEEGER

En una breve declaración tras anunciarse la confirmación de su voto, Von der Leyen agradeció la confianza depositada y dijo que es una confianza que depositan en Europa, “unida y fuerte de Oriente a Occidente y de Norte a Sur, dispuesta a luchar por el futuro en lugar de los unos contra los otros".

La alemana prometió que Europa “afrontará los grandes desafíos de nuestro tiempo de manera común” y declaró que su trabajo “empieza ahora”.

Cercana a Angela Merkel, la conservadora alemana Ursula von der Leyen, elegida a la presidencia de la Comisión Europea, llega a Bruselas con un controvertido balance en el ministerio de Defensa de su país, pero con una imagen de europea convencida.

PUBLICIDAD

Apoyada por el presidente francés Emmanuel Macron, con el que mostró buen entendimiento en el salón internacional aeronáutico de Bourget en junio, esta francófila es apreciada por el gobierno francés, especialmente por la buena cooperación en asuntos franco-alemanes.

Jefa de las fuerzas armadas alemanas desde hace seis años, esta mujer enérgica de 60 años fue un tiempo considerada como la segura sucesora de la canciller, quien la nombró ministra en cada uno de sus cuatro gobiernos (2005-2019).

Además del alemán, la funcionaria habla el francés e inglés. Perfeccionó el inglés en California, donde su esposo fue profesor durante varios años en la prestigiosa universidad de Stanford.

La carrera política de “Röschen” (pequeña rosa) , su apodo familiar, es espectacular, incluso para la hija de un barón de la política regional alemana, Ernst Albrecht.

Solo en 2002, después de vivir en Estados Unidos, se lanzó para ser elegida a un mandato local en la región de Hánover. Tres años más tarde ya era ministra de Trabajo.

Mujer enérgica y tenaz, algunos dirán cortante, su carácter pasaba mal en el mundo muy masculino del ejército.

También se ganó la malquerencia de la jerarquía militar por denunciar las “debilidades” y el “espíritu de cuerpo” no pertinente tras la detención en 2017 de un oficial sospechoso de preparar un atentado contra extranjeros.

La ministra también fue sospechosa un tiempo en 2015 del plagio de su doctorado, tema muy sensible en Alemania que ha causado la caída de varios responsables políticos.

Es médica de formación y madre de siete hijos. En un país donde sigue siendo difícil para una mujer conciliar carrera profesional y niños, apareció con frecuencia en las primeras planas de los diarios con ellos hasta el punto de que se le acusó de instrumentalizar a su prole.

En un país afectado por el envejecimiento de la población y donde la natalidad está en fuerte descenso, Ursula von der Leyen es también la “madre” del salario parental del que se pueden beneficiar los alemanes durante los 14 meses después de un nacimiento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD