El presidente brasileño Bolsonaro pasará por una nueva cirugía

SÃO PAULO. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pasará en los próximos días por una cirugía de corrección de hernia incisional, la cuarta desde que fue apuñalado hace casi un año, informó este domingo la asesoría del Palacio de Planalto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pasará en los próximos días por una cirugía de corrección de hernia incisional,  la cuarta desde que fue apuñalado hace casi un año. (Imagen de archivo AFP)
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pasará en los próximos días por una cirugía de corrección de hernia incisional, la cuarta desde que fue apuñalado hace casi un año. (Imagen de archivo AFP)EVARISTO SA

El mandatario “fue evaluado clínicamente y será sometido a una cirugía de corrección de hernia incisional, que surgió en consecuencia de las intervenciones quirúrgicas previamente realizadas”, indicó un comunicado difundido por la asesoría. Planalto no informó cuándo se realizará el procedimiento, pero el portal de noticias G1 afirma que será el 8 de septiembre. “Ahora en São Paulo con los doctores Macedo y Leandro. Todo indica que ’disfrutaré’ de unos 10 días de vacaciones con ellos en breve”, tuiteó Bolsonaro junto a una foto en la que aparece flanqueado por los médicos.

Bolsonaro fue apuñalado en el abdomen el 6 de septiembre del año pasado en Juiz de Fora (Minas Gerais, sureste) durante su campaña electoral. Fue atendido en el lugar y al día siguiente fue transferido al hospital Albert Einstein de Sao Paulo. A causa de la herida ha sido intervenido quirúrgicamente tres veces. Bolsonaro fue evaluado en Sao Paulo este domingo por el doctor Antonio Luiz Macedo, quien declaró que la nueva cirugía es de mediana complejidad y será realizada en el Hospital Vila Nova Star. El procedimiento, agregó en declaraciones citadas por el poral G1, se debe a que la zona “se debilitó” por haber sido abierta tres veces.

PUBLICIDAD

Agenda sin cambios “hasta el momento”

Planalto informó que la agenda internacional de Bolsonaro se mantiene “hasta el momento” inalterada. Bolsonaro debe participar el próximo viernes en la cumbre con los presidentes de los países con territorio amazónico en Leticia (triple frontera entre Colombia, Perú y Brasil), para discutir la crisis ambiental y diplomática provocada por los incendios en la mayor selva tropical del mundo. También tiene en agenda viajar a Nueva York para participar el 24 de septiembre en la Asamblea General de la ONU, donde Brasil tradicionalmente tiene el discurso de apertura. Debe ser la primera intervención en ese foro de Bolsonaro, en el poder desde enero.

Bendición evangélica

PUBLICIDAD

Después de la evaluación médica, Bolsonaro visitó en Sao Paulo el Templo de Salomón, de la Iglesia Universal, donde fue aplaudido por los miles de presentes en el enorme recinto. El obispo Edir Macedo, fundador de esta Iglesia evangélica, bendijo al presidente que llegó al poder con un fuerte apoyo del electorado neopentecostal por su apoyo a los valores conservadores en asuntos sociales y familiares. “El señor escogió a este hombre para liderar a los más de 210 millones de personas en este país”, dijo Macedo mientras Bolsonaro permanecía frente a él de rodillas. Macedo colocó un aceite en la cabeza del presidente y “en nombre del Señor” pidió “al espíritu santo, darle sabiduría”.

Bolsonaro es católico, pero se acercó a las Iglesias evangélicas antes de la elección presidencial, lo que aumentó su capital político. Ya en la presidencia, el ultraderechista participa en eventos del culto e incluso afirma que quiere aumentar la presencia de representantes evangélicos en las instituciones estatales y de gobierno.

El atentado

El ataque de 2018 obligó a Bolsonaro a realizar una campaña electoral virtual. No participó en los debates a partir de ese momento y se concentró en alocuciones y mensajes difundidos en sus redes sociales. El autor del atentado, Adélio Bispo de Oliveira, de 41 años, fue detenido en el acto y declaró haber actuado solo, por motivos político-religiosos. De Oliveira padece trastorno delirante, según informes médicos oficiales, y la justicia ordenó su internación por tiempo indeterminado en la unidad psiquiátrica de la prisión de máxima seguridad donde se encuentra detenido. Bolsonaro no recurrió esa decisión, aunque durante mucho tiempo sostuvo que el ataque fue una trama con otros implicados.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD